Cabello frágil y quebradizo: 10 malos hábitos que lo explican

Hay diferentes hábitos de nuestra vida que hacen que nuestro cabello sea más frágil, débil y quebradizo. Os contamos los 10 hábitos que debes evitar para lucir un cabello sano y con brillo.

por , il

    ¿Quieres un cabello fuerte y saludable? Muchos aspectos de nuestra forma de vida pueden hacer que tengamos un cabello frágil y quebradizo. Desde la alimentación al tabaco, pasando por los secadores de pelo y la contaminación… Si quieres tener un pelo más grueso lo ideal es que sigas unas sencillas instrucciones que te damos a continuación. El primer truco es tratar el pelo suavemente y con los mejores productos. A continuación te explicamos cuáles son los hábitos que tienden a arruinar el pelo y a los que deberías renunciar.

    También te puede interesar: Cuidados para el cabello con mechas o rayitos y Uso del secador: consejos para no dañar tanto nuestro pelo

    1. El agua es demasiado caliente

    El agua demasiado caliente puede arruinar tu cabello al dañar las fibras más superficiales de tu pelo. Tampoco el hecho de acercar la “alcachofa” para poder aclararlo bien ayuda. Reduce la temperatura con un poco de agua fría, y en la medida de lo posible, utiliza agua templada para lavarte el cabello. De hecho, ducharse con agua templada o fría es una de las soluciones para pelo encrespado. Hazlo, la salud de tu pelo se notará muy pronto.

    2. Secarse el pelo a la máxima potencia

    Presta mucha atención a la potencia del secador, ya que puede dañar la cutícula de protección del cabello, volviéndolo más propenso a la rotura. Restringe el uso del secador a tres veces a la semana. Alterna secado caliente con frío y aplica una protección térmica aerosol para crear una barrera en el cabello. Aquí tienes más consejos para usar el secador sin dañar el pelo. Además, otras fuentes de calor también pueden volver más frágil y quebradizo tu cabello, por eso es importante que tengas mucho cuidado con el sol, usando protectores de calor para el pelo o remedios naturales para proteger el cabello del sol.

    3. Dieta equivocada

    Una mala dieta obliga al cuerpo a canalizar su energía hacia la protección de las funciones vitales como el corazón y el cerebro, en detrimento de la energía no esencial, como hacer que tu cabello sea más fuerte. Sigue una dieta saludable rica en proteínas, vitaminas y minerales. Regularmente debes consumir pescado, pollo, lentejas y frijoles. La dieta variada será tu mejor aliada. Además, a una dieta equilibrada, puedes añadir suplementos naturales de belleza que te ayuden a mejorar un cabello frágil y quebradizo.

    4. Cepillado vigoroso

    El cabello es más propenso a la rotura cuando está mojado porque el agua hincha la cutícula. Ten cuidado cuando utilices el cepillo después de la ducha. No cepilles el cabello de manera fuerte sino suavemente y con cuidado. Y si es posible usa un cepillo con cerdas naturales, como madera o bambú de madera. También puedes optar por cepillos y peines enriquecidos, que cuidan tu cabello mientras lo peinas. Notarás pronto la diferencia.

    5. Frotar el cabello

    Frotar la toalla contra tu cabello puede arruinar el pelo volviéndolo frágil y quebradizo, así que mejor hacerlo con pequeños toques suaves y rítmicos. Como alternativa, te proponemos que enrosques la toalla a tu cabeza para que vaya poco a poco absorbiendo la humedad sin necesidad de dañar tu pelo frotando. Además, si tienes tendencia al cabello encrespado, puedes conseguir una toalla para el pelo con efecto anti-frizz.

    6. Estirarse el cabello

    Si te gusta hacerte una cola de caballo, una trenza o un moño, presta mucha atención porque estos peinados tienden a crear tensión en los folículos del pelo, dañándolos y creando cicatrices que los destruyen de forma permanente. Trata de aflojar un poco el peinado para que no vaya tan estirado. Además, evitarás posibles dolores de cabeza. También, tata de usar gomas del pelo que no contengan elementos de metal que puedan dañar o cortar el cabello. .

    7. Productos fuertes de peinado

    El uso de productos muy fuertes para el cabello que garantizan una larga duración, tienden a hacer que el cabello sea más seco y quebradizo. Por lo que utiliza mejor productos suaves y que no dañen el pelo, como champús sin sulfatos ni siliconas, preferiblemente de marcas de cosmética ecológica y bio. Sobre todo si tienes el pelo muy fino o especialmente sensible, ya que conseguirás que pierda vida y se parta.

    8. La píldora anticonceptiva

    Si tomas píldoras anticonceptivas para remediar los cambios hormonales, hay que tener cuidado en tomar las adecuadas y el número que nos prescribe el médico. No hacerlo puede causar fragilidad en el pelo. Es más, si notaras cambios importantes en tu cabello al tomarlas, deberás consultar a tu médico.

    9. La exposición prolongada al sol

    La exposición prolongada a los rayos UV va debilitan las capas de la cutícula, y conduce a la rotura. Utiliza productos específicos para proteger el cabello del sol. Ganarás en brillo e hidratación. Lo mejor, utilizar sombreros o gorras que nos protejan de los rayos ultravioletas.

    10. Rascarse la cabeza con el peine o cepillo

    Rascarse la cabeza con el peine puede ser perjudicial para el cabello, ya que hace que pierda mucho brillo y se vuelva frágil y quebradizo. Todas hemos sentido esa necesidad irrefrenable cuando el picor es insoportable, pero utilizar tu cepillo para rascarte es un error enorme, puesto que levantarás la capa protectora del cuero cabelludo y, además, podrías provocarte caspa. O lo que es peor, heridas y posibles infecciones en el cuero cabelludo.