7 trucos para una depilación con cuchilla perfecta

Si eres de las que deja depilarse para el último momento y acabas haciéndolo rápido. Lee estos siete trucos para una depilación con cuchilla perfecta. ¡Notarás la diferencia!

por , il

    Reconócelo. Un plan de playa improvisado y ¡tu sin depilar! Coges la cuchilla y rápidamente estas lista. ¿Pero más tarde? la piel enrojecida,deshidratada, puntos negros y lo peor, tu vello nace después mucho más fuerte. Por esos planes improvisados que exigen unas piernas perfectas y para que disfrutes como nunca, hoy te damos ¡7 trucos para una depilación con cuchilla perfecta!

    Una buena maquinilla

    Hazte con una maquinilla de calidad. No importa si te cuesta un poco más, es una inversión de futuro. Puedes adquirir una que tenga gel en los bordes para que no sea tan agresiva para la piel y además que tenga varias cuchillas para no tener que repetir la operación en las zonas que se te resistan.

    Cambia las cuchillas

    Es muy importante que cuando tu cuchilla empiece a fallar, utilices un recambio.De lo contrario corres el riesgo de que se oxide el metal e incluso te produzcas heridas en piel.Además es más facil que termines teniendo pelos enquistados.

    Dúchate primero

    O también depílate en la ducha. Este consejo es básico si quieres lucir unas piernas de infarto. Al ducharte es mucho más sencillo depilarte y tu piel quedará lisa y tersa.Hasta la seda resbalará en ella.Es conveniente que te jabones bien en las zonas en donde vas a depilarte para quitar restos de cremas o desodorantes.

    Hidrata tu piel

    Después de depilarte hidrata tu piel, es muy importante tenerla hidratada para que la misma sea luminosa y sin arrugas. Nutrir la piel es fundamental.

    Exfolia la piel

    Utiliza un exfoliante de forma permananete, al menos una o dos veces por semana, para retirar los restos de piel muerta y los puntos negros.

    Date agua fría

    Después de rasurarte aplícate un poco de agua fría y así conseguirás que los poros de tu piel se cierren.

    Ojo con las axilas

    La piel de las axilas es muy delicada y es conveniente que siempre tengas más cuidado cuando la depiles. Hazlo con mayor suavidad y nunca, bajo ningún concepto, te apliques justo después el desodorante. Aunque no contenga alcohol te escocerá e irritará tu piel.