8 curiosidades sobre las pestañas que desconocías

¿Creías que la función de las pestañas era una de las curiosidades más impactantes? Pues atenta a estas 8 que desconocías. ¡Te quedarás impresionada!

por , il

    ¿Qué haríamos sin nuestras pestañas? Lo primero es que dejaríamos al ojo desprotegido frente a las moléculas de polvo del ambiente, y lo segundo es que perderíamos uno de los factores más llamativos de nuestro rostro en cuanto a belleza se refiere. Pero, a pesar de ser las más conocidas, estas no son todas sus peculiaridades. Te contamos 8 curiosidades sobre las pestañas que desconocías.

    Te recomendamos que también eches un vistazo a estos trucos caseros para conseguir unas pestañas largas y bonitas.

    1. Exclusivas de los mamíferos

    A diferencia de los reptiles o las aves, los mamíferos tenemos la capacidad genética de detectar cambios en el ambiente gracias a las pestañas. Estas nos ayudan a advertir, por ejemplo, cuando nuestro entorno está más contaminado o más seco.

    2. Están llenas de ácaros

    Nuestras pestañas están llenas de ácaros, pero se trata de un caso excepcional en el que podríamos llegar a decir que son nuestros amigos. Son los encargados de limpiar el contorno de los párpados de células muertas, protegiendo los folículos y evitando que lleguen a darse infecciones.

    3. El color es genético

    Si te has preguntado por qué algunas personas tienen las pestañas rubias, la respuesta es la genética. Se trata del mismo motivo por el cual el cabello de una persona crece siendo rubio, castaño, moreno o pelirrojo, y es que nuestro ADN prima sobre todo lo demás.

    4. Crecimiento más rápido

    Aunque a veces las comparemos con nuestro cabello, lo cierto es que la velocidad de su crecimiento es mucho mayor. Si tenemos en cuenta su facilidad para desarrollarse y su corta longitud, no es de extrañar que apenas necesiten 3 meses desde que nacen hasta que se caen.

    5. No hay dos iguales

    Las pestañas son totalmente diferentes entre sí tanto en tamaño como en grosor. Es por esto por lo que podemos percibir un aspecto más despuntado y suave en lugar de algo completamente uniforme. De hecho, la densidad de las pestañas del párpado superior y la del inferior también son diferentes.

    6. Sólo viven entre 4 y 8 semanas

    Seguro que cada dos por tres descubres que una pestaña se ha desprendido del resto, y es que a diario perdemos entre 1 y 5. Esto sucede porque su ciclo de vida es muy corto, llegando a vivir entre 1 y 2 meses como máximo. La alimentación y la edad influyen directamente en su longevidad, y es que a mejor nutrición y fortaleza, más durabilidad tendrán.

    7. Siempre las hemos cuidado

    El cuidado que se le da a las pestañas no es algo actual sino que se lleva haciendo desde el antiguo Egipto, algo más allá del año 4.000 a.C. Pero no sólo engloba tratamientos para preservarlas, sino también maquillaje para alargar y densificar.

    8. El récord mundial es de casi 7 cm

    Un hombre posee el récord Guinness de tener las pestañas más largas del mundo. Con 6,9 cm de longitud, dista mucho de la media que se encuentra en torno a 1,2 cm. ¡Para que luego digan que las mujeres tenemos las pestañas más largas!