Aceite de oliva: Usos cosméticos principales

Saca el aceite de oliva de la cocina y colócalo en tu cajón de cosméticos. Te mostramos los usos cosméticos principales del aceite de oliva.

por , il

    Aceite de oliva: Usos cosméticos principales

    El aceite de oliva es algo que no puede faltar en ninguna casa. Pero, ¿crees que nos estamos refiriendo únicamente a la cocina? Si es así, te equivocas. Te mostramos los usos cosméticos principales del aceite de oliva.

    Usos cosméticos del aceite de oliva

    1. Hidratante de cabello. Mantener un cabello hidratado y con vida es fundamental para disfrutar de una melena perfecta, y los aceites son los productos más efectivos para combatir la sequedad. En concreto, puedes hacer tu propia mascarilla mezclando una convencional y agregando dos o tres cucharadas de aceite de oliva. Aplícala una vez por semana y pronto notarás la diferencia.
    2. Melena brillante. Además de hidratar el cabello, el aceite de oliva también es capaz de otorgar un brillo. Tan solo tendrás que aplicar la mascarilla del punto anterior y colocarte una toalla caliente para que se filtren mejor los nutrientes.
    3. Hidratante de rostro. Si tu piel es seca, nada le vendrá mejor que aplicarte un par de gotas a diario y darte un masaje. Una vez absorbido por la piel, el aceite de oliva se encargará de suavizar y rejuvenecer la piel en apenas unos minutos.
    4. Desmaquillante. Ya te hemos hablado en otras ocasiones de la necesidad imperiosa de desmaquillarnos antes de irnos a dormir, pero claro está que este proceso será mucho más fructífero para nosotras si en el proceso utilizamos productos que ayuden a nuestra piel. Si no quieres gastar mucho dinero en cosméticos costosos, echa un poco de aceite de oliva en un algodón de maquillaje y pásalo por tu rostro. Cuando finalices, enjuaga tu rostro.
    5. Estilizar la figura. Para estilizar la figura y acabar con problemas tales como la celulitis puedes acudir a ciertos masajes específicos que van a ayudarte. Si a esos procesos añadimos un poco de aceite de oliva, ten por seguro que el resultado será mucho mejor al aportar nutrientes y propiedades alisadoras.
    6. Post-depilación. Cuando nos depilamos nuestra piel se encuentra débil y ligeramente seca. Así que, ¿por qué no darle un pequeño empujón con el aceite de oliva? Echa unas gotas en tus manos y frótalas sobre la zona recién depilada. ¡La notarás muchísimo más suave!