Alergia a los cosméticos: Señales para detectarla

La alergia a los cosméticos puede causar estragos en nuestra piel. Descubre cuáles son las señales para detectarla y aprende cómo afrontarla.

por , il - Última actualización

    Alergia a los cosméticos: Señales para detectarla

    El maquillaje se ha convertido en un complemento fundamental para las ocasiones especiales, como pueden ser una cita, una entrevista de trabajo o un evento. Tanto es así que lo extraño es acudir sin maquillar, incluso sabiendo que lo natural está de moda. No obstante, muchas mujeres cuentan con un problema que les obliga a mantenerse lejos de estos productos y de todos sus beneficios: la alergia a los cosméticos. Si crees que puedes estar sufriéndola, no te pierdas las señales para detectarla y algunos consejos para afrontarla.

    Señales para detectar la alergia a los cosméticos

    Cada cuerpo es un mundo, por lo que la alergia a los cosméticos puede manifestarse de diversas formas. Algunas de las señales más comunes son las siguientes:

    • Enrojecimiento e inflamación. Estos dos síntomas son unos de los primeros que delatan una alergia a los cosméticos, y es que muestra una reacción a pequeña escala que puede prever una mucho mayor. Suele darse tras utilizar perfumes, pero puede darse tras cualquier otro producto cosmético.
    • Irritación de piel y ojos. La irritación de piel es importante, pero la que se produce en los ojos tras utilizar lápiz de ojos, eyeliner o máscara de pestañas puede ser muy peligrosa. Presenta un escozor fuerte, ojos rojos y lagrimeo.
    • Aparición de granos. Este síntoma suele darse cuando el problema ha sido la base de maquillaje o una crema. A pesar de que pueda parecer un brote de acné, lo cierto es que los granitos son diferentes: mucho más pequeños, en mayor cantidad y con escozor al rozarnos con la mano.
    • Descamación, costras y picor. Estas tres señales suelen aparecer juntas y determinan que, efectivamente, la alergia a un producto nos ha originado una dermatitis. En este caso tendrás que acudir a tu médico de cabecera para que te recete un tratamiento para curar tu piel.
    • Quemaduras. Las quemaduras suelen presentarse con menor frecuencia, pero surgen especialmente en verano al empeorarse una leve irritación tras ser expuesta al sol.
    • Malestar. A veces no se presentan ninguno de los síntomas anteriores, pero un simple malestar, incomodidad, picor o sequedad de ojos puede determinar que está causando un problema en nuestra piel.

    Consejos para afrontar la alergia a los cosméticos

    • Échate agua fría y deja descansar la piel. Si notas alguno de los síntomas anteriores, échate agua fría varias veces al día y no utilices ningún otro productos antes de saber lo que realmente lo ha originado. Si ves que ha sido más grave, acude a tu médico de cabecera.
    • Deja de utilizar los productos que te hayan hecho reacción. Este es el primer paso: eliminar y ver los componentes de los productos que te hayan dado alergia. Esto te ayudará a descubrir a qué tienes alergia exactamente.
    • Reclama a la marca. En el envase siempre aparece un número de teléfono para este tipo de problemas. Llama de inmediato y coméntales tu problema, seguro que incluso te ofrecen cambiar el producto por otro más adecuado para tu piel.
    • Huye de las marcas poco conocidas. Si las marcas que conocemos pueden causar estragos en tu piel, ¿qué no hará una que casi nadie utiliza?
    • Utiliza productos hipoalergénicos. Estos productos están fabricados de modo que las sustancias irritantes y los alérgenos conocidos han sido eliminados de su composición. Algunas de las marcas con productos hipoalergénicos son Clinique, Biotherm, La roche posay, Vichy y Eucerín.
    • Aplica maquillaje solo cuando sea necesario. Los productos hipoalergénicos presentan una tasa muy baja de reacciones alérgicas pero eso no quiere decir que desaparezcan por completo, ya que la reacción puede provenir de cualquiera de los componentes restantes, incluso de los inofensivos. Por ello, lo mejor que puedes hacer es evitarla al máximo para sortear posibles complicaciones.
    • Consúltalo con un dermatólogo. Si tu problema no se soluciona utilizando productos especiales, acudir al dermatólogo va a ser lo mejor. Él no solo podrá ayudarte a enfrentarte y saber más sobre tu problema, sino que en ciertas ocasiones incluso podrá recetarte un producto de laboratorio creado especialmente para ti.

    Viajes y vacaciones