Navidad 2016

Biodermogénesis: Tratamiento no invasivo para las estrías

Biodermogénesis: Tratamiento no invasivo para las estrías

Tras años en proceso de experimentación, parece que por fin la encontramos en el mercado. La biodermogénesis es una nueva técnica no invasiva para el tratamiento de las estrías que promete resultados de regeneración del 85%.

por en Belleza de Mujer, Estrías
Última actualización:
    Biodermogénesis: Tratamiento no invasivo para las estrías

    Las estrías son marcas que aparecen debido a la rotura de las fibras de la piel por diferentes motivos, como el embarazo, las etapas de crecimiento corporal o la pérdida excesiva de peso en poco tiempo. Hoy sabemos que podemos intentar prevenirlas o mejorarlas con cremas especiales, una alimentación enfocada en la salud de la piel o remedios naturales.

    Pero una vez que las estrías son blanquecinas o plateadas significa que el riego sanguíneo no llega a esa zona, por lo que es casi imposible recuperarlas. Recientemente, se ha presentado un nuevo tratamiento que ha estado durante varios años en experimentación y que promete la regeneración de las estrías hasta en un 85% según un estudio realizado por la Escuela de Dermatología de la Universidad de Pisa: es la biodermogénesis.

    La biodermogénesis se presenta como el primer tratamiento que no recurre a la regeneración de la estría derivada del daño controlado como lo hacen otros tratamientos no invasivos, sino que a partir de procesos que ya se utilizan en la Medicina Deportiva se estimula directamente la regeneración cutánea y la reactivación de la microcirculación de manera progresiva sin necesidad de recurrir a tratamientos invasivos como la cirugía.

    Este tratamiento revolucionario se realiza con un aparato denominado Bi-one a lo largo de cuatro fases:

    • Primera fase: se trata de una exfoliación de la zona a tratar, es decir, un peeling que mejora la transpiración cutánea.
    • Segunda fase: consiste en la aplicación de unos principios activos específicos para reactivar la circulación linfática cutánea mediante la estimulación eléctrica de onda cuadrada de baja intensidad.
    • Tercera fase: constituye la fase principal del tratamiento. Se trata de estabilizar la temperatura de la dermis afectada entre los 39-40ºC, mediante la combinación de un tratamiento de vacío y unos campos magnéticos biocompatibles que incrementan el bombeo del sodio y el potasio y reoxigena el tejido afectado.

      De esta manera, se favorece la capilarización de la estría y, por tanto, su regenaración.

    • Cuarta fase: se trata de restablecer la piel mediante la estimulación eléctrica con un cosmético determinado que restablece la barrera hidrolipídica normal y el pH fisiológico, es decir, se eliminan los residuos ocasionados por el tratamiento y se aplica un producto para restablecer el equilibrio de la piel.

    La biodermogénesis mejora visiblemente la estría, tanto en su color rojo como en el blanquecino o plateado, que se produce cuando la estría está en su fase más avanzada de distensión. Generalmente, la terapia se aplica en al menos 15 o 20 sesiones y está indicada para estrías en zonas localizadas como muslos, senos, glúteos y parte baja de la espalda.

    También te puede interesar Tipos de estrías: Causas y tratamientos para cada uno y Estrías: Vitaminas C y E para librarte de ellas

    592

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerEstrías

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares