Cómo hacer rastas: Dreads paso a paso

¿Pensando en hacerte rastas? Aprende cómo hacer dreads paso a paso y los cuidados que requieren. ¡Nunca hacer rastas en casa fue tan sencillo!

por , il

    Cómo hacer rastas: Dreads paso a paso

    Las rastas son uno de los peinados más socorridos por la historia de la cultura étnica y, contrariamente a lo que se pueda pensar, no tiene por qué dar una imagen dejada de la persona que las lleva. Si estás buscando cómo hacer rastas, no te pierdas este tutorial de dreads paso a paso.

    Lo que debes saber antes de hacerte rastas

    Las rastas o dreads son un peinado que trae consigo decenas de mitos, pero si uno es cierto es que para eliminarlas hay que rapar la cabeza. Sí, como lo oyes. O eso o dejar crecer tu pelo hasta el punto de que cortarlo no te suponga un problema estético. Por ello, es fundamental que pienses muy bien si quieres hacértelas y solo después pasar a la acción.

    Cómo hacer rastas o dreads paso a paso

    Hacer rastas es un proceso largo y laborioso, pero te aseguramos que vale la pena. En este caso vamos a mostrarte cómo realizarlas siguiendo el método más común y simple, el denominado “backcombing”. No obstante, te animamos encarecidamente a que solicites la ayuda de un amigo o familiar para que el efecto final sea el mejor posible.

    Materiales

    • Cera para rastas.
    • Champú libre de residuos.
    • Peine metálico.
    • Aguja metálica grande u horquilla.
    • Gomas para el pelo.

    Paso a paso

    1. Lava tu pelo. Lo primero que vas a tener que hacer es asegurarte de que tu pelo está completamente limpio y libre de impurezas. Para ello, utiliza un buen champú y, cuando acabes, deja que tu melena se seque al aire.
    2. Separa el cabello. Para ello, toma secciones de unos 2,5 cm y ve separándolas entre sí con ayuda de las gomas para el pelo.
    3. Realiza el “backcombing”. Suelta una de las secciones de la parte inferior y péinala con el peine metálico en sentido contrario a lo habitual, de modo que el cabello comience a enredarse y unirse entre sí. Lo ideal es comenzar a hacerlo en el cuero cabelludo y avanzar poco a poco hasta llegar a las puntas. Además, puedes ayudarte de una aguja metálica ancha o una horquilla para darle la forma deseada.
    4. Aplica cera. Cuando lo tengas, echa en tu mano un poco de cera y masajea cada una de las secciones. En este paso tendrás que asegurarte de darle la forma correcta y compactar cada uno de los mechones. ¡Y listo! Ya tendrás tus dreads listas para salir a la calle.

    Cuidados de las rastas

    Aunque pueda parecer que las rastas no requieren grandes sacrificios, lo cierto es que deberás aplicar ciertos cuidados si no quieres que se acaben juntando entre sí.

    • Lávalo dos veces a la semana. Las rastas aguantan sin lavar más tiempo que el cabello normal, por lo que hacerlo durante una o dos veces a la semana es suficiente. De hecho, lavarlo muy a menudo puede provocar que el interior de la rasta se acabe pudriendo. Eso sí, ten mucho cuidado y no fuerces la zona de la raíz, ya que podrías acabar sensibilizando el cuero cabelludo.
    • No utilices acondicionador. Si las rastas son una maraña de pelo enredado, ¿por qué ibas a echar algo que las deshiciera?
    • Péinalas a diario. Está claro que si utilizamos un peine se nos va a quedar enganchado, pero es indispensable que te encargues de echar a diario una pequeña cantidad de cera en cada una de las rastas para compactarlas, de modo que poco a poco vayan adoptando la consistencia adecuada.
    • Enrasta las raíces. ¿Quién dijo que lo único que dejaba raíces era el tinte? Según vaya creciendo el cabello deberás enrastar de nuevo las raíces para que el peinado te dure intacto mucho más tiempo.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a cómo teñir el pelo de rosa sin errores.