Cómo maquillarte cuando estás morena para que no sea excesivo

¿Sabes maquillarte cuando estás morena? Os contamos cómo maquillar tu rostro bronceado y resaltar el moreno de tu piel, de una manera fácil y sencilla.

por , il

    Cómo maquillarte cuando estás morena para que no sea excesivo. En verano el tono de la piel cambia debido a los rayos solares. Si tomas el sol tu piel tendrá un tono diferente, mucho más oscuro, dorado, rojizo… Por lo que el maquillaje que utilizas normalmente no será válido para tu “nuevo” tono de piel. Debes utilizar productos diferentes, en otros tonos, texturas, acabados etc. En EllaHoy os contamos cómo maquillarte cuando estás morena.

    1. Base de maquillaje

    La base de maquillaje es lo más importante en un maquillaje. Antes de empezar, aplica una base primer así la base te durará más y el maquillaje no se verá alterado por el sudor. La base que utilizas durante el resto del año no te sirve en verano, tendrás que utilizar una base con el color que tenga ahora tu rostro (bronceado). Evita usar bases más claras o muy oscuras, lo único que conseguirás es un “efecto máscara” poco favorecedor. Utiliza una base ligera, liquida, fluida o en mousse, en verano este tipo de texturas son mucho más cómodas y naturales.

    2. Polvos bronceadores

    En vez de utilizar un iluminador apuesta por los polvos bronceadores. Los polvos bronceadores te ayudarán a resaltar tu bronceado, además aportan brillo y dan luz al rostro. Debes adquirir un tono favorecedor y que se parezca a tu tono de piel bronceada. Si utilizas polvos de sol puedes no aplicar colorete. Los bronceadores ya te proporcionan color donde lo necesitas.

    3. Sombra de ojos azules o metalizadas

    Una sombra de ojos que queda ideal con la piel bronceada es la azul. Puedes utilizar una sombra mate o con destellos. Si las sombras azules no son lo tuyo, puedes optar por una sombra en tonos dorados, cobres, metalizados, marrones o nude. En verano, utiliza sombras de ojos en crema o con efecto mojado, así le darás al maquillaje de ojos un aspecto fresco y muy natural.

    4. Eyeliner

    Una vez tengas los ojso ya maquillados con los sombras le toca el turno al eye-liner. Utiliza un eye-liner negro y líquido para que dure más. Sino tienes buen pulso puedes utilizar un lápiz de ojos negro o un eye-liner rotulador. Si lo prefieres también puedes utilizar eye-liner con color y con textura crema. Por ejemplo: un eye-liner en azul turquesa o verde.

    5. Labios llenos de color

    Para la piel bronceada, es importante que los labios vayan en un color vivo y vibrante. Por ejemplo: en rojo, coral, naranja, cereza, fucsia… Apuesta por barras de labios con acabado brillante. Otra alternativa son los gloss con color. Tus labios deben parecer jugosos, frescos y carnosos. Si solo tienes barras de labios en mate, aplica el pintalabios y a continuación añade una capa de vaselina o gloss transparente, y ya tienes unos labios con brillo.