Cómo pintarse pecas: Guía para maquillar pecas falsas

Las pecas son uno de los rasgos más deseados de este año. Si no las tienes, aprende a maquillar pecas falsas para presumir de cara inocente y juvenil.

por , il

    Cómo pintarse pecas: Guía para maquillar pecas falsas

    No cabe duda de que el pelirrojo está de moda este año, pero con esto no solo nos referimos únicamente al color del cabello, sino también a uno de los rasgos más característicos de las personas que poseen este tono de pelo natural: las pecas. Aunque durante algún tiempo fueron vistas como imperfecciones, lo cierto es que son uno de los toques más dulces para crear un rostro inocente, fresco y juvenil. Si no tienes pecas y no sabes cómo pintártelas, no te pierdas esta guía para maquillar pecas falsas.

    Guía para maquillar pecas falsas

    1. Limpia a fondo tu piel

    Antes de comenzar, deberás asegurarte de limpiar muy bien tu rostro para eliminar toda la suciedad, los restos de maquillaje que puedas tener y los aceites que cubran tu piel, ya que en el caso de no quitarlos nuestro maquillaje apenas tendrá duración. Para ello, una de las mejores opciones es el agua micelar, ya que trae consigo grandes beneficios.

    2. Hidrátate

    Tenemos aprendido que una piel hidratada es una piel bonita, por lo que una vez tengas el rostro limpio deberás hidratarlo con crema hidratante facial. Cuando acabes, déjala durante unos minutos hasta que se absorba y elimina cualquier residuo que haya podido quedar con un pañuelo de papel.

    3. No cubras demasiado las imperfecciones

    Está claro que hay imperfecciones que debemos ocultar sí o sí, como pueden ser las ojeras, pero en este caso lo mejor es buscar un rostro lo más natural posible. Para ello, rechaza las bases demasiado espesas y aplícate una base natural que no cubra demasiado y deje a la vista algunas de tus imperfecciones. Con esto conseguirás refrescar tu rostro sin llegar a convertirlo en algo irreal. Eso sí, es importante que añadas un poco de maquillaje en polvo en zonas conflictivas para eliminar brillos que puedan arruinar nuestro trabajo.

    4. Dibuja las pecas

    Para conseguir tus ansiadas pecas deberás recurrir a lápices de cejas de varias tonalidades, siendo tres tonos diferentes lo ideal. Ve agregando pequeños puntos en el puente de la nariz y las mejillas de forma más o menos densa. Cuando lo tengas, añade algún puntito azaroso en la frente, los párpados, sobre los labios y la barbilla para dar un efecto más real.

    5. Difumina

    Una vez hayas dibujado las pecas te darás cuenta de que resaltan más de lo debido, por lo que deberás difuminarlas para conseguir un efecto más suave. Para ello, da pequeños toquecitos con la yema de los dedos o una esponja sobre ellas.

    6. Añade polvo

    Por último, añade polvo compacto translúcido para matificar. En caso de querer dar un poco más de vitalidad al rostro también puedes optar por un bronceador, el cual te ayudará a conseguir un resultado más natural y profesional.