Cómo reducir nuestra huella de carbono con la rutina de belleza

El cuidado por el medio ambiente y el consumo responsable afortunadamente están cada vez más de actualidad. Te proponemos unos hábitos en tu rutina de belleza para que contribuyas a reducir tu huella de carbono.

por , il

    Cómo reducir nuestra huella de carbono con la rutina de belleza

    La huella de carbono es la medida utilizada para calcular o evaluar el impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente, es decir, la cantidad de gases de efecto invernadero que emitimos en nuestras actividades diarias: productos químicos, emisiones de gases producidas por los coches… Las empresas de cosméticos cada vez están más concienciadas en el cuidado del medio ambiente y en la creación de productos que respeten el medio ambiente. Algunas de ellas, empezaron la andadura en el respeto por el medio ambiente reduciendo su huella en los envases de sus productos: mejoraron el proceso productivo y añadieron la utilización de productos reciclados.

    Empresas como L´Oreal o Klorane están trabajando para reducir la huella de carbono de manera muy activa, de hecho, Klorane lleva 50 años comprometida con la protección y valoración del patrimonio vegetal siendo la primera marca cosmética en conseguir el certificado ECOCERT 2600, basado en la responsabilidad social corporativa de las organizaciones. L´Oreal, por su parte, ha anunciado que va a implementar las medidas oportunas para equilibrar la huella de carbono para 2020.

    Cómo reducir la huella de carbono en nuestra rutina de belleza

    Estamos cada vez más concienciados con el respeto por el medio ambiente y el consumo responsable y las fanáticas de los cosméticos estamos de suerte porque afortunadamente contamos con numerosas marcas de belleza eco-friendly. Contribuir en la reducción de la huella de carbono es posible modificando o adquiriendo pequeños hábitos en nuestra rutina diaria, en este caso, nuestra rutina de belleza. Te proponemos unos sencillos pasos que no te costarán nada y con los que estarás aportando tu granito de arena en el respeto por el medio ambiente.

    1. Desenchufa los aparatos eléctricos: Es muy importante que después de utilizar el secador de pelo, la plancha o las tenacillas desenchufemos los aparatos, no basta con apagar el interruptor, seguimos provocando un impacto contra el medio ambiente. Aunque no lo creas, los aparatos que permanecen enchufados también están consumiendo energía por lo que este sencillo gesto te ahorrará un dinerito al año en tu factura de la luz.
    2. Utiliza bombillas de bajo consumo: Si tienes un tocador de maquillaje con bombillas incorporadas cámbialas por unas de bajo consumo, es un gesto que no requiere ningún esfuerzo por tu parte y suma esfuerzos en la lucha por el medio ambiente. Esto también es extensible al resto de bombillas de tu hogar, en el cuarto de baño, tu zona de maquillaje, zona de lectura…
    3. Consume marcas ecofriendly: Adquirir cosméticos ecológicos y bio es una de las mejoras aportaciones que puedes incluir a tu rutina ecológica de reducción de la huella de carbono. Existen numerosas marcas españolas certificadas como bio: Ajedrea, Bioxan, Amapola Bio Cosmetics…
    4. Cosmética natural: Elaborando cosméticos naturales caseros, además de no estar dañando la capa de ozono, lucirás una piel perfecta y te beneficiarás de la propiedades de productos naturales como el aceite de argán, la manteca de karité, el aceite de jojoba etc.
    5. Ya has visto que es muy sencillo adquirir unos pequeños hábitos en tu rutina diaria de belleza con los que contribuirás de forma activa en la lucha por la conservación del medio ambiente y, sobre todo, estarás reduciendo tu huella de carbono.