Cómo volverse rubia poco a poco: Consejos paso a paso

Pasar de morena a rubia en pocos días puede dañar mucho tu cabello. Apunta estos consejos y este paso a paso sobre cómo volverse rubia poco a poco.

por , il

    Cómo volverse rubia poco a poco: Consejos paso a paso

    De todas las tonalidades naturales de cabello, el rubio es, probablemente el más luminoso y favorecedor. Pero no solo consigue dar luz al rostro, sino que también atenúa los rasgos más afilados y disimula una gran cantidad de imperfecciones. Tantas son las ventajas del rubio que incluso Katy Perry se ha lanzado con el cambio de look. Si estás pensando en teñir tu cabello, te contamos cómo volverte rubia poco a poco. ¡Atenta a nuestros consejos para conseguirlo paso a paso!

    Consejos para volverse rubia paso a paso

    1. Cuenta con un profesional Sentimos decirte que si quieres volverte rubia poco a poco lo mejor es que cuentes con la ayuda de un profesional. No es que no creamos que seas incapaz de hacerlo tú sola, pero el resultado será indudablemente mejor al tener un dominio superior en las mezclas y la aplicación del tinte.
    2. Conoce tu cabello ¿Alguna vez has probado a pintar un cuadro? Mezclar los tintes es idéntico a mezclar pinturas diferentes, por lo que deberás tener muy en cuenta el círculo cromático. Lo primero que debes saber es que las mujeres de cabello negro y castaño oscuro tienen el rojo como color base, mientras que aquellas con una melena castaño claro o rubio oscuro tienen el naranja. Sabiendo esto, podrás comenzar a mezclar colores para obtener el resultado idóneo.
    3. Hazlo poco a poco Sabemos que te gustaría volverte rubia de un día para otro, y de hecho puedes hacerlo, pero tu cabello sufrirá las consecuencias negativas de dicha decisión. Si de verdad quieres conseguir un resultado bonito y una melena envidiable, comienza con un tinte que sea dos o tres tonos más claro que tu color natural.
    4. Tíñete cada dos meses Cada vez que te tiñas deberás esperar dos meses antes de acudir de nuevo a la peluquería, ya que si no dejamos espacio entre tinte y tinte nuestro pelo puede acabar dañándose y volviéndose quebradizo. Puede que tardes un poco más, pero tu melena no sufrirá ningún daño.
    5. No utilices remedios naturales Hay muchos remedios naturales que ayudan a aclarar el cabello, como el champú con camomila, pero si lo estás haciendo en la peluquería te recomendamos no utilizarlos a la vez, ya que el tono que adquieras puede variar y, por lo tanto, complicar la tarea de nuestro peluquero. Si quieres hacerlo con las soluciones de la naturaleza, deja a un lado los tintes y quédate solo con ellas.
    6. Protege tu cabello Por último, es importante decir que deberás esforzarte por cuidar tu cabello y mantener el tono que está adquiriendo poco a poco. Para ello, aléjate del sol para evitar adquirir un tono demasiado claro, utilizar un champú adecuado y, por supuesto, utiliza mascarillas hidratantes para mantenerlo impecable. Cuando vayas a darte cuenta, tendrás el tono que siempre habías deseado y con la tranquilidad de que tu pelo no ha sufrido ningún daño.

    Viajes y vacaciones