Consejos para cuidar tus labios en invierno

El frío, el viento o la calefacción son los principales factores por los que los labios se agrietan y se estropean. Te contamos los mejores consejos para cuidar tus labios en invierno.

por , il

    Consejos para cuidar tus labios en invierno

    ¿Llega el invierno y tus labios se transforman en un monstruo seco, descamado y deshidratado? Es natural, pues el frío, el viento y la calefacción hacen de las suyas en nuestra piel, también en los labios. Por eso debes cuidarlos en extremo esta época del año. Te contamos los mejores consejos para cuidar tus labios en invierno.

    ¿Por qué se estropean los labios en invierno?

    Antes que nada, tienes que conocer por qué tus labios son mucho más frágiles en invierno, para que puedas aprender a evitar ciertas situaciones y ayudes a que siempre se vean carnosos, hidratados y saludables.

    • El frío y el viento: las bajas temperaturas del invierno son demasiado fuertes para la piel sensible de los labios. Además, el viento no ayuda mucho, pues produce descamación en los labios, secándolos y contribuyendo a la aparición de esas pielecitas tan antiestéticas.
    • El sol: aunque pensemos que no es así, el sol quema tanto en invierno como en verano, por lo que la delicada piel de los labios también sufre y se quema, generando una apariencia en los labios reseca y perjudicial para la salud de la piel.
    • Deshidratación: el frío del invierno hace que disminuya nuestra sensación de sed y nos hidratemos menos de lo debido, lo que tiene consecuencias en tu salud, tu piel y, por supuesto, tus labios.
    • La calefacción: en concreto la calefacción no estropea tus labios, pero sí los cambios de temperatura a los que los sometes cada vez que sales y entras de un lado a otro. Ten en cuenta que tus labios poseen una piel muy suave y estos cambios de temperatura le afectan mucho.

    Cómo cuidar tus labios en invierno

    Ahora sí, seguro que ya has empezado a imaginarte cuáles son los mejores consejos para cuidar tus labios:

    1. Mantener una correcta rutina de hidratación de tus labios

    Por supuesto, necesitas un buen bálsamo labial que necesitas llevar contigo siempre. Si mantienes una buena rutina de hidratación de labios todo el año, seguramente no necesitarás usar el bálsamo más de dos veces al día, en la mañana y en la noche. Pero todo depende de lo delicada que sea tu piel, lo hidratada que esté, etc. Por lo que lo ideal es que siempre lo lleves contigo. Además, necesitas exfoliar adecuadamente tus labios todas las noches antes de dormir. Puedes hacerlo muy suavemente con un preparado de azúcar y miel. Cuando termines, aplícate una gruesa capa de bálsamo para que se hidraten durante toda la noche.

    2. Usar un bálsamo labial con proección solar

    Esto es lo ideal. Así te aseguras de protegerte de los rayos del sol y sus consecuencias negativas en tu piel.

    3. Beber mucha agua

    Ya que en invierno tienes menos sed, lo ideal es mantener una dieta hidratante los meses de invierno, además de tomar de 1,5 a 2 litros de agua al día.

    4. Protege tus labios antes de salir

    Para que el cambio de temperatura no te afecte en extremo, lo mejor es protegerlos antes de salir. Ponte un poco de protector labial y trata de taparlos con tu bufanda o pañuelo antes de salir, para que se vayan acostumbrando poco a poco al frío y tus labios se puedan adaptar mucho mejor.

    5. No los pintes de una tonalidad oscura

    En el caso de que tus labios estén deshidratados o todavía no consigas mantenerlos cuidados, te recomendamos que dejes a un lado los pintalabios oscuros y potencies otras partes en tu maquillaje, como las cejas y los ojos.

    También te puede interesar: Las mejores cremas de manos para el frío y 10 formas para proteger tu pelo del frío

    Viajes y vacaciones