Crema hidratante corporal: cómo elegir la apropiada para tu piel

Elegir la crema hidratante repercutirá directamente en la salud de tu piel. Por ello, te damos algunos consejos para acertar con la crema hidratante corporal.

por , il - Última actualización

    Crema hidratante corporal: cómo elegir la apropiada para tu piel

    Crema hidratante corporal: cómo elegir la apropiada para tu piel. La hidratación es uno de los pasos más importantes si queremos tener una piel sana y cuidada. Una piel bien hidratada es una piel saludable, bonita y luminosa. Además, si tenemos cuidado con la hidratación en todo momento, nuestra piel estará preparada para hacer frente a todos los factores externos que la amenazan en el día a día y por los que sufre mucho. Para lograr todos estos objetivos, es fundamental saber elegir correctamente una crema hidratante adecuada a las necesidades de nuestro cuerpo y que se adapte perfectamente a las características de nuestra piel. Si no sabes cómo hacerlo, aquí te damos una serie de consejos para que hagas la elección perfecta.

    La crema hidratante corporal, al igual que la crema del rostro, es una elección muy importante si queremos presumir de una piel lisa, tersa y muy cuidada. Es un producto que usarás todos los días, por lo que tienes que estar muy segura de sus ingredientes y los beneficios que aporta.

    Consejos para elegir la crema hidratante

    Aunque probablemente el verano es la estación donde más presentes tenemos los cuidados de la piel, lo cierto es que hay que estar pendientes de sus atenciones durante todo el año, ya que no deja de ser un órgano y, por lo tanto, su estado influye directamente en nuestra salud.

    • Crema hidratante corporal para pieles grasas: la mejor opción es que elijas aquellas cremas que regulan la piel y no las que la hidratan, ya que tu piel de por sí ya produce suficiente grasa. Pero tampoco puedes elegir una crema que seque la piel, ya que no solucionaría el problema, sino que lo agravará. Cremas ligeras y más fluidas de lo habitual serán tus mejores aliadas.
    • Crema hidratante corporal para pieles normales: hay mayor libertad de elección, aunque se recomienda que no se abuse de las leches demasiado espesas, ya que la textura de la piel no quedará agradable.
    • Crema hidratante corporal para pieles muy secas y sensibles: lo mejor son los aceites o cremas basadas en aceites como esta crema casera de manteca de karité y aceite de coco. Ayudan a evitar los picores que se producen en este tipo de pieles y luchan contra las arrugas. El aloe vera es otro de los compuestos que ayuda a hidratar las pieles sensibles. Las leches perfumadas no son una buena idea, ya que, en vez de hidratarte la piel, la resecarán.
    • Cremas hidratantes corporales para pieles sensibles: si tienes una piel muy sensible y que presenta alergias a menudo, lo mejor es que optes por los productos ecológicos y bio, sin toxinas ni químicos que puedan alterar tu piel.
    • Además, hay nuevas opciones en el mercado, como las cremas con bacterias prebióticas y probióticas que ayudan a regenerar el microbioma natural de la piel, por lo que son aconsejadas para personas con alta resequedad, pieles sensibles y alérgicas y cualquier tipo de piel que necesite restauración.
    • Y si eres amante de lo tradicional, no debes olvidar que los dermatólogos en su mayoría siguen recomendando un clásico como es la crema hidratante Nivea Caja Azul.

    Si sigues todos estos consejos, conseguirás elegir una crema que adecúe justo a lo que tú necesitas y que te permita tener una piel espectacular a la que no le faltará ningún nutriente. Además, si combinas su aplicación con algunos cuidados extras como una exfoliación en las zonas más conflictivas, lograrás que la salud de tu piel siempre sea perfecta.

    También te puede interesar: Tipo de piel: Cómo saber si tengo la piel mixta, grasa o seca y Cremas autobronceadoras, las novedades y cómo aplicarlas [FOTOS]

    Viajes y vacaciones