Críticas sobre el físico femenino: Cómo afrontarlas

¿Has recibido burlas sobre tu físico? Te mostramos cómo afrontar las críticas sobre el físico femenino y acabar queriéndote tal y como eres.

por , il

    Críticas sobre el físico femenino: Cómo afrontarlas

    ¿A quién no han ridiculizado alguna vez en su vida por cuestiones de físico? Lamentablemente la respuesta es nadie, y es que todas hemos sufrido alguna vez en nuestras propias carnes el golpe a la autoestima que supone un insulto o una burla hacia nuestro cuerpo. Si te ha pasado recientemente y no sabes qué hacer, te contamos cómo afrontar las críticas sobre el físico femenino.

    Cómo afrontar críticas sobre el físico femenino

    1. Date tiempo para procesar lo ocurrido. Cuando recibimos una burla o una crítica sobre nuestro cuerpo, lo primero que debemos hacer es dar tiempo a nuestro cerebro a que digiera dicha información. Sabemos que cuando ocurre te sientes enfadada, triste o experimentando cualquier otro sentimiento negativo. No obstante, si no descansamos y esperamos hasta que se procese la información, actuaremos de forma precipitada y, probablemente, empeoremos la situación. Lo mejor es tener la mente fría.
    2. Reflexiona sobre la crítica. ¿De verdad lo que te han dicho ha sido tan grave? ¿Ha sido una crítica constructiva o destructiva? ¿La persona que lo ha dicho es importante para ti? Todas estas preguntas y algunas más son las que deberás hacerte cuando ya te hayas tranquilizado. Solo de esta forma podrás analizar correctamente lo sucedido.
    3. Toma conciencia de tu cuerpo. Cada cuerpo es diferente, pero si en algo coincidimos es que todos tenemos algún que otro “defecto”, por llamarlo de algún modo. Tómate tiempo para conocer cada rincón de tu cuerpo, para saber cuáles son tus puntos débiles y tus puntos fuertes. Con esto aprenderás poco a poco a aceptarte y, por lo tanto, a volverte mucho más fuerte.
    4. Quiérete. En la vida hay que marcar unas preferencias, y está claro que nosotras siempre debemos estar arriba del todo. Para subir la autoestima tienes que aprender a estar contigo, a apreciar cada una de tus palabras y a entender que las imperfecciones no existen. De hecho, si echas un vistazo a los cánones de belleza de la historia te darás cuenta que en cada lugar y cada año lo que se considera como bello varía enormemente. Así que, ¿por qué preocuparnos cuando un físico determinado es solo una moda?
    5. Ignora las críticas destructivas. Hay personas que solo quieren hacer daño, sea por el motivo que sea. De hecho, su finalidad es ver que te deprimes, te enfadas o te sientes mal, para que su burla pueda continuar. ¿Vas a darle el gusto de sentirse escuchado? ¡Ignóralas!
    6. Acepta las críticas constructivas. Por último, y en el otro extremo, encontramos críticas constructivas que, aunque puedan dolernos, su finalidad es que mejoremos. Puede que te hayan recomendado bajar unos kilos o que te maquilles de vez en cuando con la finalidad de verte mejor, por lo que no deberás sentirte atacada. Eso sí, el hecho de aceptarlas no implica la obligación de mejorar lo que te indiquen, sino que lo importante es que aprendas a escucharlas, a digerirlas correctamente y a obtener un criterio con el cual seas capaz de elegir si realmente quieres seguir la recomendación para mejorar un poco tu aspecto o, por el contrario, si eres feliz tal cual eres y te sientes a gusto con tu cuerpo. Una vez llegada a este punto, y lejos de hacerte daño, te darás cuenta de que estas críticas te ayudarán a crecer como persona y a mejorar tanto física como interiormente.