Cut crease: Guía paso a paso para una mirada profunda

¿Te gustaría conseguir una mirada profunda y dramática? Te mostramos cómo utilizar la técnica del cut crease. ¡Tus ojos enamorarán a cualquiera!

por , il

    Cut crease: Guía paso a paso para una mirada profunda

    Tal y como anunciaban las tendencias en belleza para este 2017, muchas técnicas de maquillaje que ya se utilizaban entre los 60 y los 80 se están recuperando, y es que su característico efecto dramático nos pueden dar mucho juego. Una de estas técnicas de maquilaje es el cut crease. ¿Te gustaría saber cómo lograrlo? Pues atenta a esta guía paso a paso para una mirada profunda.

    ¿Qué es el cut crease?

    El cut crease, también conocido como ‘banana’, es una técnica de maquillaje muy utilizada en los años 60 que consiste en remarcar notoriamente la cuenca del ojo, de manera que nuestra mirada se torne mucho más profunda e intensa. El procedimiento para obtenerlo es muy sencillo y el resultado dramático que ofrece está especialmente indicado para acontecimientos especiales nocturnos, como pueden ser bodas o salidas románticas. ¿Quieres saber cómo lograrlo?

    Cómo lograr una mirada profunda paso a paso

    1. Aplica una prebase. El primer paso que no puede faltar para lograr tu efecto cut crease es aplicar una prebase para ojos. Este paso preparatorio no solo te ayudará a fijar las sombras y hacer que duren más tiempo, sino que también contribuirá a que los colores finales sean más intensos. En caso de que no tengas este tipo de prebase puedes utilizar tu base de maquillaje habitual.
    2. Ilumina justo bajo las cejas. Para propiciar un contraste efectivo deberás preparar también el contorno del ojo. Para ello, aplica un poco de iluminador justo bajo el arco de la ceja para añadir luz al rostro y estilizarlo. Eso sí, debes tener en cuenta que es imprescindible tener unas cejas bien cuidadas para que el efecto final sea óptimo.
    3. Escoge la sombra de ojos apropiada. Optar por una sombra de ojos puede parecer sencillo, pero para lograr el cut crease deberás tener en cuenta algunos tips. Lo primero que debes tener en cuenta es que siempre va a tener que ser más oscuro que el resto del maquillaje, por lo que lo más recomendable es optar por tonos marrones, grises y negros. No obstante, también puedes acudir a los morados para conseguir un beautylook más dramático.
    4. Remarca la cuenca. Una vez escogida la sombra, entorna los ojos y aplícala con un pincel fino en la línea cóncava que se forma justo en la terminación superior de tu ojo. Este paso dependerá mucho de la forma de tus ojos y del efecto final que quieras crear. Por lo general únicamente será necesario remarcar las líneas naturales de tu rostro, pero también puedes optar por unir esta línea al rabillo del ojo para propiciar un aspecto rasgado. Cuando la remarques, ten en cuenta hacerlo de modo que el ojo se vea más grande y no más pequeño.
    5. Difumina la zona superior. Toma un pincel especial para difuminar, o en su defecto uno redondo con pelo largo y suave, y difumina el borde superior del trazo con un pincel especial, o en su defecto uno redondo con pelo largo y suave. Para que quede más natural, crea un pequeño degradado añadiendo una sombra ligeramente más clara justo entre la sombra oscura y el iluminador aplicado en el primer paso. Eso sí, es muy importante que la zona inferior de la línea trazada en el punto anterior quede bien remarcada, ya que en caso de difuminarlo se perderá todo el efecto.
    6. Continúa con el párpado móvil. No deberás olvidarte de añadir sombra también en tus párpados móviles, pero en este caso vamos a utilizar una tonalidad más clara para crear un contraste lo suficientemente visible. Para que no haya una diferencia muy acentuada entre la zona superior y la inferior, te recomendamos que añadas un pequeño efecto ahumado en el párpado inferior.
    7. Últimos detalles. Para finalizar tu cut crease haz un delineado con delineador líquido, de modo que lo alargues un poco más allá del rabillo del ojo para conseguir unos ojos rasgados y elevar la mirada. Cuando lo tengas, riza tus pestañas y aplica máscara de pestañas. Además, en ocasiones especiales también puedes utilizar pestañas postizas para remarcar el efecto de profundidad.