Detox capilar: Cómo desintoxicar el cabello de forma natural

El detox capilar es imprescindible para disfrutar de un cabello sano y lleno de vida. Te mostramos cómo desintoxicar tu cabello de forma natural.

por , il

    Detox capilar: Cómo desintoxicar el cabello de forma natural

    Seguro que has notado que al salir de la peluquería tu pelo se ve mucho más brillante y bonito, pero que al poco tiempo vuelve a obtener ese aspecto apagado y sin vitalidad. Al igual que ocurre con el resto de nuestro organismo, el cabello debe purificarse para eliminar todas las sustancias que pueden estar atacándolo, incluido el tinte de pelo. Si quieres lucir un pelo bonito y saludable a diario, atrévete con el detox capilar. Te mostramos cómo desintoxicar el cabello de forma natural.

    ¿Cuándo hacer un detox capilar?

    Desintoxicar el cabello es un proceso recomendado para todo tipo de mujeres, ya que ayuda a recuperar un aspecto saludable y lleno de vitalidad. No obstante, esta rutina se convierte en imperativo para aquellas que ya han podido ver los primeros desperfectos en su melena, como pueden ser la sequedad, falta de brillo o exceso de enredos, entre otras. De hecho, las más afectadas suelen ser quienes tienen el cabello teñido, ya que con el tiempo se acaba debilitando. Si es tu caso, lo mejor es retomar tu color natural de modo progresivo y realizar un detox capilar profundo. ¿Cómo hacerlo? Te lo contamos a continuación.

    Cómo desintoxicar el cabello de forma natural

    Volver a tu color natural

    Si tienes el pelo teñido y quieres volver a tu color natural, lo primero que debes saber es que vas a necesitar de mucha paciencia. Lo más rápido es aplicar un tinte similar a tu color y dejar que tu melena vaya creciendo hasta poder cortar las zonas más debilitadas. Sin embargo, este nuevo tinte aportaría más sustancias y tóxicos al cabello, por lo que no es la mejor opción.

    Nuestra recomendación es que vayas aclarándolo u oscureciéndolo utilizando tintes naturales. Evidentemente su efecto es mucho más tenue que la opción anterior, pero te asegurarás de que tu pelo esté en perfectas condiciones. Por supuesto, lo ideal es cortarlo cuando te sea posible para contar con un cabello totalmente sano.

    Rutina diaria

    1. Exfolia el cuero cabelludo. Así es. Al igual que la piel, el cuero cabelludo y el resto del pelo también necesita de una exfoliación para eliminar las impurezas y los residuos que pueda tener. Puedes hacerlo masajeando con aceites esenciales purificantes cada 15 días aproximadamente.
    2. Utiliza champú purificante. Para limpiar en profundidad va a ser necesario que recurras a champuses especiales que ofrezcan una mayor limpieza y purificación. Con ellos no solo conseguirás que tu melena se vuelva más ligera y voluminosa, sino que también será una gran ayuda en caso de que suelas frecuentar las piscinas al eliminar los residuos del cloro. Eso sí, es importante que antes de lavar tu cabello lo desenredes muy bien para evitar que se rompa más adelante o que queden restos imposibles de alcanzar.
    3. Importantísima la hidratación. Utilizar una mascarilla hidratante, un acondicionador o aceites como el de coco va a ser fundamental para recuperar la vitalidad y tu color natural de cabello. Además, conseguirás acabar con los enredos, ya que ayuda a alisar la cutícula. Lo ideal es que lo hagas una vez a la semana como mínimo.
    4. Protégelo del calor. La prevención también va a ser necesaria en tu rutina habitual, por lo que deberás incluir un protector que lo resguarde tanto del calor como de otros agentes externos. Para ello, te recomendamos que pruebes a hacer tu propio protector térmico para el cabello el cual, además de cumplir su función, conseguirá aumentar el brillo y la salud de tu melena. ¡En poco tiempo conseguirás una melena envidiable!