Estrías en los senos: Por qué aparecen y cómo tratarlas

¿Tienes estrías en los senos? No te preocupes, una gran parte de la población femenina también. Te contamos por qué aparecen, cómo prevenirlas y tratarlas en caso de que tengas.

por , il

    Estrías en los senos: Por qué aparecen y cómo tratarlas

    Las estrías en los senos son muy comunes entre muchas mujeres y son algo natural, por lo que no hay que avergonzarse por ello. Claro está que a veces, nos gustaría que no hubieran aparecido porque las vemos antiestéticas. Si son bellas o no, depende del color del cristal con que las mires, y si no lo crees, podemos preguntarle a todas las mujeres y famosas sin complejos que mediante la campaña #LoveYourLines decidieron mostrar lo bellas que pueden ser.

    Pero es cierto que no nacemos con ellas y que en realidad son una distensión del crecimiento interno de la piel, que a veces se producen por causas naturales, pero que también pueden ser un indicativo de un problema hormonal, ya que existen diferentes tipos de estrías.

    Por qué aparecen las estrías de los senos

    En el caso de las estrías de los senos, la causa más común es el crecimiento de los pechos en la pubertad. Cuando crecen de forma repentina y no se tiene una cuidada rutina de hidratación y humectación de la piel, es muy común que aparezcan estas pequeñas marcas, que si no se cuidan pueden agrandarse.

    Otra de las causas más comunes de la aparición de las estrías en la zona del pecho en las mujeres, es el embarazo. El crecimiento de las mamas debido a que se preparan para la producción de leche y factores hormonales son los responsables naturales de que aparezcan. La mayoría de las mujeres las sufren tras el embarazo. Lo mejor, es tratar de tener siempre hidratados los pechos (y la barriga) pero en fin, a veces son inevitables.

    Los aumentos y bajadas de peso repentinas, también pueden favorecer la aparición de estrías en los senos, ya que éstos también cambian su forma con estos altibajos de peso.

    La mala hidratación: si nunca hidratas la piel de tus senos y además no bebes suficiente agua y tienes la piel seca, lo más probable es que te salgan estrías en la zona del pecho.

    La genética es un factor esencial: aquí si no tenemos nada que hacer. Si tu madre o tu padre tienen estrías por genética, tú también las tendrás. Lo único que puedes hacer es cuidar tu piel lo más posible para que salgan más pequeñas o menos.

    Problemas hormonales y enfermedades: pueden aparecer por problemas hormonales, generalmente en un tono morado o rojizo, por lo que si es tu caso, te recomendamos que acudas al médico. Además, existe una enfermedad llamada Síndrome de Cushing que hace que las glándulas suprarrenales presenten estrías en los senos. Si tienes muchas estrías o te han aparecido sin ningún motivo aparente, no dudes en visitar a tu médico habitual.

    Usar cremas con cortisona también puede favorecer la aparición de estrías en los senos. Incluso si abusas de cremas corticoesteroides, esto puede llevarte a padecer el Síndrome de Cushing. Así que, a no ser que necesites usar una crema con cortisona por indicaciones médicas, evítalas y elige siempre cremas y aceites elaboradas con ingredientes naturales para hidratar tus senos.

    Cómo prevenir las estrías en los senos

    Como ya habrás imaginado, la hidratación es la mejor prevención. Trata de mantener una rutina de hidratación en la zona de tus senos, con una crema adecuada a tu tipo de piel. Además, es importantísimo beber suficiente agua para mantener tu cuerpo hidratado y humectado.

    Otra de las mejores formas de prevenir estrías en los senos, es hacer ejercicio de forma habitual. Además, esto te mantendrá sana, por lo que podrás mantener un peso adecuado sin cambios de peso que favorecen la aparición de las estrías.

    Finalmente, tu alimentación es importantísima, para prevenir las estrías en los senos. Una alimentación balanceada, rica en nutrientes, vitaminas, minerales y aminoácidos mantendrá una piel tersa y flexible menos propensa a la aparición de estrías.

    Y si ya tengo estrías en los senos: ¿cuáles son los tratamientos?

    Las mismas medidas anteriores de prevención ayudan a minimizar el aspecto de las estrías y, sobre todo, que no crezcan más. Es decir, aplicación de cremas hidratantes, beber mucha agua, ejercicio y una alimentación sana.

    Además, puedes aplicar alguna crema especial con efecto suavizador, que suelen estar formuladas con ingredientes grasosos como la manteca de karité u otros regenerativos como el aloe vera o el aceite de rosa de mosqueta. También puedes usar productos que tengas en casa para hidratar tus senos y minimizar el aspecto de las estrías, como aceite de oliva, aceite de almendras, cápsulas de vitamina E o leche fresca.

    Y si definitivamente deseas eliminarlas lo más posible porque no te gustan debido a que son demasiado profundas o son demasiadas, puedes optar por algún tipo de tratamiento profesional contra las estrías: como el láser, la microdermoabrasión, el peeling o un tratamiento con Retina A. Eso sí, al ser una zona delicada, te recomendamos que acudas a un especialista en ginecología antes de someterte a este tipo de tratamientos, pues debe determinar si tus senos están saludables y en condiciones de recibirlo.

    Por último, por si quieres aplicar el remedio dramático inspirado en las mejores producciones teatrales, te enseñamos cómo maquillar tus estrías blancas. Es un truco fácil de hacer y que hará que se disimulen.

    Así que ya sabes, cuidarte no cuesta nada, bueno, un poco de voluntad, pero si lo haces para tí y por tí misma, seguro que incluso disfrutas haciéndolo. Aun así, lo ideal es que aceptes tus estrías tal y como son, porque son parte de tu cuerpo, de tu personalidad y de tu belleza individual.

    También te puede intersar: Biodermogénesis: Tratamiento no invasivo para las estrías y Tatuajes para cubrir estrías: Ventajas e inconvenientes

    Viajes y vacaciones