Fangos anticelulíticos: remedios naturales y low cost

Fangos anticelulíticos: remedios naturales y low cost. Te mostramos algunas de las maravillosas propiedades de este tratamiento, que cada día se animan a probar más mujeres contra la piel de naranja.

por , il

    Fangos anticelulíticos: remedios naturales y low cost

    Fangos anticelulíticos: remedios naturales y low cost. Existen multitud de tratamientos contra los molestos puntitos que aparecen en distintas zonas del cuerpo a casi todas las mujeres a cierta edad, y prácticamente ninguno funciona, pero existe un tratamiento que debemos tener en cuenta si queremos acabar de una vez por todas con la piel de naranja, y son los llamados fangos anticelulíticos, una nueva técnica que se lleva utilizando desde hace varios años en los balnearios y centros de belleza, y que consigue eliminar este problema y alisar la piel visiblemente, pero eso sí, siempre acompañado con algo de ejercicio.

    Hace algunos años apareció en los centros de belleza un tratamiento a base de fango para nuestra piel, y a pesar de que muchas mujeres eran reticentes a este tipo de terapia, en la actualidad, en lugar de probar remedios caseros contra la celulitis, es uno de los métodos más socorridos contra algunos problemas de la piel, gracias a sus efectos y su bajo coste.

    Propiedades de los fangos

    Normalmente para este tipo de tratamientos se utilizan los llamados fangos marinos, que se forman en el fondo de los mares y océanos, y por ello son extremadamente ricos en minerales y oligoelementos, además de multitud de vitaminas para nuestra piel.

    Entre sus propiedades podemos destacar revitalizan y mejoran la elasticidad de la piel, la limpian y oxigenan profundamente la piel, absorbiendo las células muertas de la capa externa, tienen acción antiséptica, descongestiva, astringente y secante, y por supuesto son eficaces para problemas de estrías y celulitis.

    Tipos de fangos

    • Fango originario del Mar Muerto: Mejora la microcirculación, combate la flaccidez y es el indicado para tratamientos de celulitis, reafirmación y regeneración, gracias a las grandes cantidades de minerales que contiene como sodio, calcio, magnesio, hierro y azufre.
    • Fango Fósil: Este tipo está indicado para casos de celulitis, psoriasis, dermatitis, flaccidez, acné, manchas en la piel o seborrea, gracia a su acción reequilibrante y remineralizante, y a su gran contenido en sales, por lo que además activa el sistema circulatorio y linfático, y tiene efecto peeling.
    • Ionizable anticelulítico: Este fango contiene un tipo de proteínas regeneradoras de colágeno y protectoras, Algas vegetales que aportan vitaminas, aminoácidos y oligoelementos, y activos que favorecen la lipólisis.

    Tratamiento

    Existen varias fases para someternos a un tratamiento de fangos anticelulíticos:

    • Primero es necesario exfoliar bien la piel y limpiarla en profundidad, para que la epidermis logre absorber perfectamente los nutrientes del producto.
    • Después hay que darse una pequeña ducha y con la piel bien seca aplicamos el fango con las manos o con una brocha.
    • Más tarde y una vez aplicado, nos tapamos con un plástico para que suba la temperatura, y nos relajamos durante 15 o 20 minutos.
    • Después nos duchamos de nuevo y listo.

    Está comprobada su eficacia, y cada vez más mujeres se animan a acabar con su celulitis de esta forma, pero eso sí, que no se te olviden algunos ejercicios para combinarlos con el tratamiento, ¿a qué esperas para probarlo?