Navidad 2016

Jabón casero para el acné: Receta para hacerlo tú misma

Jabón casero para el acné: Receta para hacerlo tú misma

Jabón casero para el acné: Receta para hacerlo tú misma. Olvídate de los productos químicos y elabora la siguiente receta de jabón antiacné para combatir tus granos.¡Toma nota!

por en Acné, Belleza de Mujer, Consejos Belleza, Granos
Última actualización:
    Jabón casero para el acné: Receta para hacerlo tú misma

    Jabón casero para el acné: Receta para hacerlo tú misma. ¿Tienes problemas de acné? Si quieres combatirlos, pero no quieres recurrir a la química no te pierdas la siguiente receta para elaborar un jabón antiacné natural. A continuación, te lo explicamos paso a paso.

    Uno de los problemas más habituales entre los adolescentes es el acné. Sin embargo, no se trata de uno de los problemas de piel exclusivo de los más jóvenes porque los adultos también se ven afectados por el acné.

    En el mercado encontrarás numerosos productos para combatir el acné con productos químicos, sin embargo, si eres partidaria de los remedios naturales no te pierdas la siguiente receta para elaborar tu propio jabón casero antiacné con altas propiedades exfoliantes y astringentes, que limpian tu piel, permiten la regeneración celular y te ayudan además a eliminar los granos.


    Si tienes acné y estás cansada de emplear los típicos jabones antiacné de farmacia para combatir los granos, ¿por qué no pruebas la siguiente alternativa.? Hablamos de elaborar un jabón antiacné natural. A continuación, te ofrecemos la receta.

    Materiales: una olla grande y otra de menor tamaño, una espátula de plástico o madera, rallador para jabón, moldes de silicona para jabones, vaselina líquida y un hisopo de algodón.

    Ingredientes: una barra de jabón base de glicerina neutro, 20 gotas de esencia de árbol de té, un puñado de flores secas de lavanda y una cucharada de azufre.

    Elaboración: en primer lugar, coloca agua del grifo en la olla grande, sobre la que debes colocar a baño María la más pequeña. Seguidamente, ralla la pastilla de jabón base de glicerina e introdúcela en la olla para derretirla.

    Una vez que has derretido la glicerina de base, añade una cucharada grane de azufre, las flores de lavanda y las gotas de esencia de árbol de té. Mezcla bien todos estos ingredientes bien, ayudándote con la espátula para que todos los ingredientes se mezcle adecuadamente.


    A continuación, retira del calor y humecta los moldes, ya sea con vaselina líquida o con unas gotas de aceite esencial de árbol de té.

    Ahora vierte la mezcla en los moldes y déjalo enfriar un poco. Resérvalo en la nevera y déjalo solidificar. Una vez que se haya solidificado, desmolda y resérvalo nuevamente en la nevera, durante uno o dos días, hasta que se seque.

    La conservación más adecuada de estos jabones antiacné es envolverlos en papel manteca de cocina, en un lugar fresco y oscuro hasta el momento de utilizarlo. En el caso de que elabores varias pastillas de menor tamaño, siempre tendrás a mano este jabón que te ayuda a combatir las impurezas y el exceso de grasas de tu piel.

    Puedes utilizar este jabón casero natural mientras te duchas y, en pocos días, experimentarás los primeros resultados, previniendo la nueva aparición de los granos, mejorando el estado de tu rostro de manera natural, sin químicos que dañan la tersura de tu piel.

    Y, si el acné ya ha hecho estragos no te pierdas los siguientes consejos para eliminar las marcas de tu piel.

    641

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AcnéBelleza de MujerConsejos BellezaGranos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares