Navidad 2016

Jabones naturales caseros: Una jabón para cada piel

Jabones naturales caseros: Una jabón para cada piel

Jabones naturales, un jabón para cada piel. El cuidado de tu piel no abarca únicamente la aplicación de un tratamiento de belleza en forma de, por ejemplo, cremas. Otro factor importante es el jabón que utilices. A continuación, te mostramos cuáles son los jabones naturales más adecuados para cada tipo de piel.

por en Belleza de Mujer, Productos Cuerpo, Consejos Belleza
Última actualización:
    Jabones naturales caseros: Una jabón para cada piel

    Jabones naturales, un jabón para cada piel. ¿Te preocupa el cuidado de tu piel? Si es así debes vigilar el uso que lleves a cabo de los jabones. Existen muchos tipos de jabones y cada uno de ellos está indicado para un tipo de piel. Bien tengas la piel seca, grasa, irritada… a continuación vas a encontrar aquel tipo de jabón natural más recomendable. Notarás los efectos en muy poco tiempo.

    Existen numerosos tratamientos para el cuidado de nuestra piel. En tu mente estará, sobre todo, las cremas, pero no creas que éstas son las únicas que inciden en la calidad de tu piel. Así, por ejemplo, los jabones que empleas en tu aseo personal son muy importantes. En el mercado puedes encontrar tantos jabones como diferentes tipos de pieles existen. Sin embargo, en esta ocasión nos vamos a centrar en los jabones naturales.
    Jabones para pieles secas, irritadas, pieles grasas… Independientemente, de la clase de tu piel a continuación te hemos preparado una recopilación de los diferentes tipos de jabones artesanales y naturales y su efectividad en cada tipo de piel.

    Jabones naturales para cada piel

    • Jabones humectantes. Este tipo de jabones naturales elaborados a base de aceites vegetales cuentan, además, con grasas enriquecidas con aceite de oliva, avellana y otros componentes como, por ejemplo, la glicerina. Si tienes la piel seca o dañada por el uso de detergentes, los jabones humectantes son perfectos para conservar tu piel.
    • Jabones suaves. ¿Tienes la piel sensible? ¿Quieres dedicarla los mejores cuidados? En ese caso, te recomendamos que utilices un jabón suave. Las aguas termales se encuentra entre los componentes esenciales de las recetas de jabones naturales.
    • Jabones dermatológicos. Estos productos contienen agentes de limpieza sintéticos muy suaves.

      A la composición de estos jabones naturales se les añade vegetales. Pero, ¿cuál es la finalidad de estos? La inclusión de vegetales en las recetas de estos jabones naturales contribuye a aliviar las irritaciones frenando la aparición de granos y puntos negros. Entre las cuestiones más positivas de este tipo de jabones naturales para la piel cabe resaltar que ésta no se escama. Si sufres cualquier tipo de irritación en la piel, bien sea permanente o duradera, puedes emplear jabones dermatológicos para mejorarla.

    • Jabones de glicerina. Uno de los tipos de jabones naturales para hacer en casa más habituales son aquellos elaborados a base de glicerina. Estos son neutros y muy recomendables para pieles grasas, puesto que tiende a resecar la piel. El efecto de la glicerina, por lo general, es más duradero que el alcanzado con los jabones comunes.

    Como has podido comprobar la principal función de los jabones naturales es mantener tu piel perfecta, eliminando las células muertas y combatiendo de su superficie aquellos agentes externos tan perjudiciales. Concluimos, por lo tanto, que el jabón forma una parte fundamental en nuestros tratamientos de belleza. Por ello, es muy importante que conozcas cuál es el tipo de piel que tienes para adecuar a ella la elección de aquel jabón natural. No obstante, la elección y aplicación de un jabón natural no implica olvidarnos de continuar con el tratamiento de cuidado de la piel, véase, cremas antiarrugas, cremas nutritivas, cremas hidratantes, reafirmantes, etc.

    616

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerProductos CuerpoConsejos Belleza

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares