Jabones naturales caseros: Una jabón para cada piel

Te mostramos cuáles son los jabones naturales más adecuados para cada tipo de piel.

por , il - Última actualización

    Jabones naturales caseros: Una jabón para cada piel

    Los jabones naturales caseros son una buena opción para cuidar y limpiar la piel del rostro y el cuerpo. Existen muchos tipos de jabones y cada uno de ellos está indicado para un tipo de piel. No todos los jabones tienen la mismas funciones y los mismos resultados, por eso es imprescindible saber cuáles son las necesidades de tu piel. Si eres fan de los jabones, a continuación te contamos cuáles debes usar para lucir un rostro suave, sano, sin brillos y limpio.

    Jabones naturales caseros

    Los jabones naturales, un imprescindible para la limpieza de la piel. Fuente: Pixabay.

    Existen numerosos tratamientos para el cuidado de tu piel, pero todas coincidimos en que para lucir una piel sana y sin problemas hay que limpiarla y tratarla en profundidad (y todos los días). En cualquier rutina de belleza, el primer paso es limpiar la piel. Para ello puedes utilizar diversos tipos de productos: leches, geles, aceites o jabones.

    En el mercado puedes encontrar muchos tipos de jabones, químicos o naturales y para pieles secas, irritadas, grasas, maduras… Nosotras te aconsejamos que te decantes por los jabones naturales, ya que respetan la epidermis y son muy beneficiosos para la piel.

    Beneficios de los jabones naturales

    Los jabones naturales tienen múltiples beneficios. Fuente: Pixabay.
    • Los jabones naturales caseros están elaboradas con glicerina que es muy beneficiosa para la piel sensible, grasa y seca.
    • Los aceites esenciales que se utilizan para hacer los jabones naturales contienen multitudes de propiedades terapéuticas.
    • Estos jabones no contienen productos químicos ni fragancias artificiales.
    • No contienen derivados de petróleo, con lo que evitas la contaminación del medio ambiente.
    • Si haces tu propio jabón puedes utilizar ingredientes y aceites que se adaptan mejor a tu piel.
    • Si compras los jabones naturales en tiendas debes saber que se utilizan materias primas naturales y de primera calidad.

    Una jabón natural para cada tipo de piel

    Cada piel necesita un tipo de jabón. Fuente: Pixabay

    Es muy importante que sepas qué tipo de piel tienes y cuáles son sus necesidades; así sabrás qué tipo de jabón necesitas. No es lo mismo utilizar un jabón para pieles secas que uno para pieles grasas. A continuación, os contamos cuáles son los mejores jabones naturales para cada tipo de piel. ¡No te lo pierdas!

    Jabones naturales para pieles secas

    Jabón natural de aceite de oliva para pieles secas. Fuente: Pixabay.

    Los jabones naturales humectantes están elaborados a base de aceites vegetales. Además, cuentan con grasas enriquecidas como el aceite de oliva o de avellana. Normalmente también llevan glicerina que tiene propiedades humectantes muy beneficiosas para la piel seca. Este tipo de jabones hidratan y nutren tu piel en profundidad. Te aconsejamos adquirir un jabón artesanal de aceite de oliva si tienes la piel seca.

    Jabones naturales para pieles sensibles

    Jabón natural de manzanilla para pieles sensibles. Fuente: Pinterest.

    Si tienes la piel sensible debes tener mucho cuidado al utilizar un jabón natural, de hecho deberías preguntar a tu dermatólogo antes de usar cualquier producto de belleza. De todas maneras, te aconsejamos usar un jabón natural suave, neutro y delicado. Por ejemplo: un jabón de manzanilla que ayuda a controlar y calmar las irritaciones de la piel sensible.

    Jabones naturales para pieles maduras o con arrugas

    Jabón natural de leche de burra y avena para pieles maduras. Fuente: Pixabay

    Las pieles maduras o con arrugas también necesitan limpiar su piel en profundidad. Este tipo de pieles están resecas, apagadas y les falta nutrición e hidratación. Para remedirlo puedes empezar utilizando un jabón natural muy nutritivo como el de leche de burra.

    Para las arrugas te recomendamos utilizar un jabón natural casero de rosas, ya que tiene propiedades anti-aging e hidratantes.

    Jabones naturales caseros para piel grasa o con acné

    Jabón de arcilla verde y glicerina. Fuente: Pinterest.

    A las pieles grasas o con acné le van bastante bien los jabones. Eso sí, deben ser jabones que no irriten la piel, no comedogénico y libres de aceites. Para luchar contra los granos, las espinillas, los poros, el acné y los brillos puedes utilizar un jabón dermatológico. Estos productos contienen agentes de limpieza sintéticos muy suaves y a la composición se les añade vegetales que cierran los poros, alivian las irritaciones, no escaman la piel y ayudan a controlar la aparición de acné o puntos negros.

    Otro jabón que te puede ir muy bien si tienes la piel grasa son los jabones naturales caseros de glicerina. Estos jabones se adaptan perfectamente a la estructura natural de la piel, eliminan las impurezas sin irritar, y mantienen la piel hidratada. Hay muchos jabones naturales elaborados con una base de glicerina, y se pueden hacer en casa fácilmente.

    Los jabones naturales caseros que lleven azufre son muy beneficiosos para el acné, aquí tienes una receta para hacer tu propio jabón anti-granos en casa. También te pueden ir muy bien los jabones naturales con arcilla, de árbol de té, de romero, de aceite de jojoba o de coco…

    Como puedes ver hay muchos jabones naturales caseros que puedes hacer (o comprar) e indicados para cada tipo de piel. También te puede interesar: Jabones con cristales: Beneficios para la piel y DIY: Jabón de manzanilla y aceite de árbol de té.

    Viajes y vacaciones