Limpieza de cutis casera: 8 consejos útiles

¿Sabes cómo realizar una limpieza de cutis en casa? Os contamos que pasos seguir para eliminar las impurezas de la piel y lucir un rostro sano, relajado y lleno de luz

por , il

    Limpieza de cutis casera: 8 consejos útiles Las limpiezas de cutis son esenciales para lucir un rostro suave, sano y resplandeciente. En tu rutina de belleza deberías añadir la limpieza de cutis. La puedes realizar una vez por semana o cada dos. Limpiar la piel a fondo, es bueno para el estrés, el agotamiento y para tener una cara libre de imperfecciones. Echa un vistazo a todos los pasos que debes seguir para realizar una limpieza de cutis casera.

    1. ¿Por qué la limpieza facial?

    La piel es, sin duda, uno de los primeros sensores que nuestro cuerpo utiliza para hacernos entender que algo anda mal: una dieta poco saludable, pocas horas de sueño, demasiado estrés y tantas otras cosas que traen granos, problemas de la piel…. Pero estos “problemas cutáneos” pueden abordarse simplemente limpiando regularmente la cara, incluso en casa.

    2. Limpieza a fondo

    Para prepararse para la limpieza de cutis, en primer lugar, es esencial lavarse la cara con un producto suave para eliminar todas las impurezas y residuos de maquillaje. Podemos utilizar una leche limpiadora, gel, jabón… lo que mejor le vaya a tu piel.

    3. Vapor para abrir los poros

    Para abrir los poros necesitamos vapor. Coge un bol lleno de agua hirviendo y añade unos gotas de aceite de árbol de té, un producto con grandes virtudes antibacterianas y antiinflamatorias. Pon el agua por encima dl cuenco y cubre la cabeza con una toalla. Deberás estar así unos diez minutos, hasta que los poros estén abiertos.

    4. Exfoliante facial y extracción de poros la eliminación de impurezas (puntos negros) y de las células muertas. Debes utilizar un exfolian suave, este paso también puedes realizarlo antes del vapor. Con un poco de papel ves extrayendo suavemente los puntos negros y las impurezas, debes tener mucho cuidado en no dañar la piel, ni tocarla con las manos.

    5. La mascarilla

    Después de limpiar la cara con un tónico o con una limpiadora hay que utilizar una mascarilla: hay para todo tipo de piel, y por eso debes utilizar una mascarilla adecuada para ti. Debes dejarla unos 15 minutos (si es casera) o el tiempo que indique el producto y luego enjuaga con agua tibia.

    6. El tónico

    En este punto lo mejor es utilizar un tónico, producto que a menudo pasamos por alto, pero vital para cualquier rutina de belleza. Los tónicos son capaces de cerrar los poros: empapa un algodón y da unos toques por el rostro, por último deja secar al aire. Utiliza un tónico astringente si tienes la piel la grasa.

    7. Crema hidratante

    Una vez tengamos el rostro limpio toca utilizar una crema hidratante adecuada para nuestra piel. Aplica una buena dosis de crema hidratante y realiza un masaje por todo el rostro, cuello y escote. Antes de la crema, si quieres, puedes aplicar un serum y el contorno de ojos.

    8. Después de la limpieza

    No tomes el sol después de una limpieza de cutis. También os recomendamos realizar ejercicios faciales para prevenir los signos de envejecimiento. Estira la piel con los dedos, arqueando las rejas y realizando movimientos con la boda. También puedes pronunciar de manera exagera las vocales, para mover todos los músculos de la cara.

    Viajes y vacaciones