Navidad 2016

Lipofilling corporal o lipotransferencia: ¿En qué consiste y para qué sirve?

Lipofilling corporal o lipotransferencia: ¿En qué consiste y para qué sirve?

Descubre la nueva técnica para aumentar el pecho, rellenar las arrugas y corregir las cicatrices con tus propias células. ¡Te va a encantar!

por en Belleza de Mujer, Cirugía Estética
Última actualización:
    Lipofilling corporal o lipotransferencia: ¿En qué consiste y para qué sirve?

    La ciencia nunca duerme, y menos aquella que está dedicada en cuerpo y alma a perseguir la belleza. Cada día encontramos nuevas técnicas para corregir nuestras imperfecciones y lucir un cuerpo con el que nos sintamos más a gusto. La última novedad que ha surgido en este ámbito es el lipofilling corporal o lipotransferencia. Te contamos en qué consiste y para qué sirve.

    El lipofilling corporal o lipotransferencia es un nuevo procedimiento incluido en el ámbito de la de cirugía plástica que consiste en inyectar nuestra propia grasa en aquellas partes de nuestro cuerpo a las que queramos dar más volumen, como puede ser aumentar el pecho o los glúteos, o rellenar las arrugas que podamos tener. El resultado es muy duradero e incluso se utiliza para suavizar cicatrices imposibles de eliminar.

    Antes de nada es necesario realizar un estudio preoperatorio en el que se incluyen pruebas como análisis de sangre, electrocardiograma y placa de tórax, entre otros, para asegurarse de que esta intervención no suponga problema alguno a tu salud.
    Una vez en el quirófano, se extraen células adiposas mediante una liposucción de aquellas zonas del cuerpo donde hay una mayor concentración, como puede ser alrededor del ombligo. Una vez extraídas, se seleccionan aquellas más jóvenes para que tarden más tiempo en envejecer y se insertan en la zona deseada una vez pasado cierto tiempo.
    Por lo general, se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización, aunque dependiendo de la complejidad y la extensión de la superficie puede necesitar anestesia general.

    Para conseguir los efectos deseados son necesarias entre 1 y 2 sesiones si su finalidad es puramente estética, pero puede requerir hasta 5 intervenciones dependiendo de la complejidad de ésta.

    Algunas de las principales ventajas que presenta este procedimiento es que las células, al ser propias, se adaptan a la perfección y apenas quedan cicatrices visibles. Además, son capaces de auto-regenerarse, permitiendo que los efectos no se desvanezcan con el paso del tiempo.

    ¿Qué te ha parecido este nuevo procedimiento? Te recomendamos que también eches un vistazo al laserlipolisis para el abdomen, a la gluteoplastia para remodelar tus glúteos y la otoplastia para corregir las orejas de soplillo.

    522

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerCirugía Estética

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares