Los tres enemigos de una piel perfecta y juvenil

Conoce los tres enemigos principales de una piel joven y perfecta. También te contamos cómo combatirlos.

por , il

    Los tres enemigos de una piel perfecta y juvenil

    A partir de los 26 años la piel del rostro comienza un proceso fisiológico natural de envejecimiento, este proceso puede empeorar debido a los factores externos e internos que producen un daño en el ADN y en la estructura celular, haciendo que aparezcan arrugas y otros problemas cutáneos. La piel juvenil y perfecta tiene tres enemigos que debes combatir. El envejecimiento prematuro de la piel afecta a más mujeres de las que creemos. A continuación, os contamos al detalle cuáles son los tres enemigos de una piel perfecta y juvenil.

    1. Estrés oxidativo

    Uno de los principales enemigos de la piel juvenil es el estrés oxidativo. Este proceso es causado por un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno y la capacidad del sistema biológico de actuar rápidamente sobre los reactivos intermedios o reparar el daño. El estrés oxidativo se genera por los radicales libres que tienes el organismo y tiene efectos negativos sobre las células del cuerpo humano. Estos efectos se hacen muy visibles en la piel. Los radicales libres hacen que disminuya la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, por lo tanto la piel pierde firmeza, elasticidad e hidratación. Esto hace que aparezcan las primeras arrugas. También provocan alteraciones en el ADN de las células de la piel y deterioran las membranas de las células cutáneas. Los radicales libres se forman por una exposición prolongada a los rayos UV, por la contaminación … Para combatir el estrés oxidativo debes tener una rutina de belleza adecuada a tu edad, comer alimentos antioxidantes y utilizar productos de belleza antioxidantes.

    2. La glicación

    La glicación es una de las principales causas del envejecimiento de la piel. La glicación es causada por un exceso de azúcar en sangre y es el responsable de la pérdida de colágeno y elasticidad de la piel. Dicha reacción química se produce principalmente en la piel. La glucosa, presente en la alimentación hace que las estructuras moleculares proteicas reaccionen, lo que genera un problema en la dermis. Además, la glicación hace que aparezcan proteínas más grandes, llamadas proteínas glicosiladas que son muy perjudiciales para el organismo, ya que el cuerpo no puede combatirlas. Para luchar contra la glicación hay que mantener una dieta sana y equilibrada desde muy joven.

    3. La metilación

    Si la metilación es defectuosa, en lugar de de asegurar una replicación de ADN apropiada, causa algunas anomalías que llevan al envejecimiento. Cuando se envejece se producen cambios muy importantes en los patrones de metilación del ADN, estos patrones actúan como un “segundo código” con el poder de bloquear los genes (como un interruptor biológico). De momento no se conocen las consecuencias de estos cambios. Se debe confirmar que dichos cambios del epigenoma son un mecanismo “normal” del envejecimiento. Hay fármacos que se utilizan para la metilación del ADN, y en un futuro se podrán convertir en productos anti-envejecimiento.

    Estos tres enemigos causan un deterioro celular lento en la piel. Para prevenirlos necesitas llevar una dieta adecuada, hacer deporte y utilizar productos de belleza o tratamientos que contengan principios activos capaces de compensar el daño a las células. Por ejemplo: productos de belleza antioxidantes o cosméticos que regeneran las células de la piel.

    También te puede interesar: 6 hábitos de belleza que provocan el envejecimiento de la piel o Tipos de arrugas en la cara: remedios específicos para combatirlas