Malas costumbres que te hacen ver mayor de lo que eres

¿Te has preguntado si alguna de tus costumbres de belleza te hacen parecer más mayor de lo que eres? No te pierdas este artículo si quieres averiguarlo.

por , il

    Hoy nos centraremos en esas malas costumbres que nos hacen ver mayor de lo que somos, estropeando nuestro cabello, fomentando que nuestro cutis se vea apagado y sin vida o favoreciendo la aparición temprana de arrugas. Por supuesto, no se trata de no aceptarte con tu edad, porque la voz de la experiencia es algo que hay que disfrutar, sino de conocer esos malos hábitos que hacen que nuestra bellezca no reluzca como deseamos. ¡Toma nota!

    Usar mal el secador

    Si tienes la costumbre de acercar mucho el secador o usar la plancha del pelo a tope de calor, favorecerás la creación de minúsculas burbujas de aire en el cabello que provocarán la rotura del mismo. Esto hace que el cabello se vaya tornando cada vez más fino, con un aspecto que te puede hacer ver más mayor de lo que eres. Lo ideal es que uses el secador a una distancia de unos 15 cm. de la cabeza y que uses un protector de calor antes de secarlo o plancharlo. Te recomendamos Uso del secador: consejos para no dañar tanto nuestro pelo

    Tentempiés con demasiados hidratos

    Si sueles comer entre horas galletas, pan casero o barritas de cereales, debes saber que lelvan muchos hidratos refinados y azúcares, que se transportan rápidamente por la sangre para enlazarse con grasas y proteínas, también con el colágeno sin llegar a hacerlo correctamente con la presencia de una enzima específica, en un proceso que se llama glicación, de forma que se crea un colágeno más rígido, que fomenta la aparición de arrugas y empeora la circulación de la sangre en las capas de la piel. Con tentempiés de bajo índice glucémico solucionarás el problema, como panes integrales de grano entero, yogurt natural sin azúcar o nueces.

    Algunos de tus gestos

    Aunque la mayoría son involuntarios, tal vez puedes tratar de evitar algunos gestos de esos que haces en determinadas situaciones, como cuando estás entrenando. Si frunces el ceño mientras levantas pesas, puedes favorecer la aparición de arrugas de manera temprana. También puede ocurrirte cuando te molesta la luz del sol, así que un buen hábito de belleza (y salud ocular) es salir a la calle con gafas de sol. Para mejorar la elasticidad de tu rostro, te recomendamos hacer rutinas de ejercicios faciales antiarrugas.

    Tu peinado

    Hay algunos peinados y tintes que te pueden hacer ver más mayor, pero hoy no nos centraremos en eso. Resulta que algunos peinados pueden favorecer la calvicie temprana, como las colas de caballo muy tirantes y apretadas, debido al constante tirón desde la raíz del cabello. Por ello, lo ideal es que optes por meinados más sueltos que ayudan a favorecer la salud capilar. Además, te recomendamos

    Cortes de pelo antiedad que te harán parecer más joven [FOTOS].

    Tu dieta “saludable”

    A veces pensamos que estamos haciendo una dieta saludable pero no es así. Por ejemplo, si eliminamos por completo las grasas o comemos muchas piezas de frutas al día. Muchas frutas como por ejemplo las uvas tienen exceso de fructosa, por lo que hay que comerlas con moderación. Las grasas saludables, como los ácidos grasos Omega 3, ayudan a calmar la inflamación de todo el cuerpo, favoreciendo una mejor hidratación de la piel, la disminución del acné o la piel rosácea. Además, previenen la descomposición de fibras de colágeno y elastina en la piel. Así que si has decidido tener una dieta sin grasas, elimina las grasas saturadas, pero no olvides incluir las grasas insaturadas y saludables, como el aguacate, el salmón, el aceite de oliva crudo y las semillas de lino.

    Frotarse los ojos

    Si tienes la manía de frotarte los ojos, debes saber que el roce agresivo puede romper tus pestañas, adelgazándolas o incluso haciendo que se caigan. Además, puedes causar un trauma en la piel bajo los ojos, favoreciendo que se vean más fatigados y con un color rojizo. Recuerda esto cada vez que vayas a llevar tus manos hacia tus ojos.

    Beber batidos sólo de frutas

    Aunque son ricas en antioxidantes que luchan contra los radicales libres que dañan la piel, muchas frutas contienen altas dosis de fructosa, por lo que si eres una amante de los batidos de frutas, debes estar atenta a los niveles de glucosa de las frutas que incluyes en tus batidos, porque pueden favorecer el proceso de glicación y hacer que tu piel se vea cansada. Lo ideal es que incorpores otros alimentos, como verduras, semillas y frutos secos.

    Tu maquillaje

    No todos los maquillajes quedan bien a todas las edades. Por ejemplo, los colores fuertes pueden dar una apariencia más madura a los 40, las bases de maquillaje son diferentes a los 30 que a los 60, al igual que los coloretes o los eyeliner. Si quieres saber más, no te pierdas 3 Trucos de maquillaje según tu edad

    Tu rutina facial antienvejecimiento

    Tal vez sueles aplicarte protector solar en el rostro cada día, porque ya eres consciente del daño que el sol puede producir a tu piel, no sólo a nivel de belleza sino también de salud. Sin embargo, para protegerte adecuadamente de los daños del sol y de la contaminación, lo ideal es que añadas también antioxidantes a tu piel, que te ayudarán a regenerar y proteger a tu piel. Usa sueros vitamínicos antes del maquillaje o la crema solar, o cremas solares del rostro que contengan principios activos antioxidantes.

    Además, no debes olvidar usar protector solar en tus manos, las cuales están siempre expuestas al sol y muchas veces nos olvidamos de ellas. Y, por supuesto, en otras zonas del cuerpo que vayan a estar demasiado tiempo expuestas al sol.

    Te puede interesar: Protector solar para la cara: Las mejores marcas [FOTOS]