Manos suaves e hidratadas: Remedios caseros para conseguirlas

Descubre los mejores remedios naturales para tener unas manos suaves, hidratadas, sanas y cuidadas

por , il

    Manos suaves e hidratadas: Remedios caseros para conseguirlas

    Las manos ásperas, secas o de aspecto descuidado son un problema muy común y que preocupa a muchas mujeres, ya que las manos son nuestra carta de presentación y muchas personas creen que el aspecto de las manos dice mucho de la persona. Por ello, es fundamental tener unas manos suaves, hidratadas y cuidadas, de manera que causemos la mejor impresión posible. Conseguirlo no es muy difícil, pero requiere cierta constancia y dedicación. Te desvelamos algunos de los mejores remedios caseros que existen para presumir de manos suaves, cuidadas y, sobre todo, muy sanas.

    Manos suaves, hidratadas y cuidadas

    Manos suaves e hidratadas

    Son muchos los factores externos que intervienen en el deterioro de las manos. Los detergentes, el calor, el frío, los numerosos lavados a lo largo del día… Todo ello hace que nuestras manos se sequen y adquieran un aspecto agrietado y escareado. Tener una manos suaves e hidratadas requiere de cierta dedicación; lo más común es utilizar cremas para las manos, aquí tienes algunas de las mejores cremas de manos para el frío.

    Para complementar las cremas puedes apostar por algunos hábitos que te pueden ayudar, por ejemplo: utilizar guantes durante los meses fríos, lavar los platos y limpiar con guantes (de limpieza), realizar algún tratamiento específico para las manos en tu centro de estética, llevar una manicura perfecta… Nosotras te aconsejamos apostar por los remedios naturales para conseguir unas manos suaves e hidratadas.

    Remedios naturales para conseguir unas manos suaves e hidratadas

    manos suaves e hidratadas

    El cuidado de los pies y de las manos es algo a lo que le solemos dedicar menos tiempo del necesario, a pesar de su importancia. Conseguir unas manos suaves y bonitas es posible gracias a los siguientes remedios naturales. Estas recetas y remedios son fáciles de hacer y 100% naturales.

    Exfoliante natural para las manos

    manos suaves e hidratadas

    Para tener unas manos suaves e hidratadas es imprescindible utilizar un exfoliante una vez a la semana. Tienes que mezclar en un bol una cucharadita de azúcar y una cucharada de aceite de oliva. El azúcar exfolia y elimina las células muertas y el aceite de oliva humecta e hidrata la piel. Aplica la mezcla sobre las manos y realiza un masaje circular durante 1 minuto por todas las partes de la mano. Por último, lava tus manos con agua tibia y seca con un toalla.

    Manos suaves e hidratadas: mascarilla de yema de huevo y aceite de almendras

    manos suaves e hidratadas

    Otro remedio natural muy efectivo para luchar contra las manos secas y agrietadas es introducir las manos en agua caliente con sal durante unos minutos. Sácalas y aplícate aceite de almendras mezclado con una yema de huevo. Cuando se te seque esta solución en las manos, la puedes enjuagar con agua templada. El aceite de almendras tiene un alto poder suavizante y la yema de huevo fomenta el crecimiento de células nuevas e hidrata la piel. Si lo prefieres puedes cambiar el aceite de almendras por miel.

    Aloe vera y aceite de rosa mosqueta para las manos agrietadas

    manos suaves e hidratadas

    El aloe vera tiene un alto poder hidratante y antioxidante que ayuda a la regeneración célular y a la reducción de los daños causados por los radicales libres. El aceite de rosa mosqueta ayuda a cambiar la sequedad extrema y el agrietamiento de manos. Al combinar ambos ingredientes se consigue una mezcla única y altamente efectiva. Extrae el gel de una aloe vera y mézclalo en un recipiente con unas gotas de aceite de rosa mosqueta. Aplica la mezcla con un suave masaje y deja actuar unos cinco minutos para que todos los nutrientes penetren en la piel de las manos.

    Aceite de coco para tener unas manos suaves e hidratadas

    manos suaves e hidratadas

    Los ácidos grasos del aceite de coco y su alto contenido de antioxidantes ayudan a hidratar las manos secas y ásperas. Ademas, repara los daños causados por los UV. Aplica un poco de aceite de coco natural y masaje las manos durante unos cinco minutos. Para que el aceite haga mayor efecto, colócate unos guantes durante toda la noche, así el producto penetra mucho mejor. Por la mañana solo tendrás que enjuagar tus manos. Los resultados son increíbles.

    Loción de naranja y miel

    manos suaves e hidratadas

    Para recuperar la humedad natural y la suavidad de tus manos, puedes apostar por una loción casera a base de naranja y miel. Exprime una naranja y agrega al zumo conseguido una cucharada de miel, luego aplica la mezcla sobre las manos. Debes dejar actuar durante unos 15 minutos y enjuagar con agua tibia. Por último, aplica una crema hidratante Bio de manos.

    Para las manos secas: mascarilla de patata, leche y miel

    manos suaves e hidratadas

    Este remedio casero natural te ayudará a que tus manos se vean más sanas y con cero grietas. Hierve una patata, pélala y la machacas en un recipiente. A continuación, añade cuatro cucharadas de leche fresca, una cucharada de aceite de oliva y seis cucharadas de miel. Mezcla muy bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Aplica la mezcla sobre las manos durante 10 minutos y retira con agua. Puedes realizar esta receta dos veces por semana.

    Sé constante con el cuidado de las manos, así conseguirás que tus manos hablen por sí solas y causen impresión. También te puede interesar: Manos secas y agrietadas: 10 consejos para tenerlas hidratadas y Formas de uñas según tu tipo de manos.

    Texto revisado por Susana