Maquillaje dewy skin: Consejos para iluminar la cara

Consigue un rostro fresco, luminoso y mucho más joven con la última tendencia en maquillaje: el dewy skin.

por , il

    Maquillaje dewy skin: Consejos para iluminar la cara

    Todo el mundo sabe que una piel limpia y resplandeciente es sinónimo de juventud. Es precisamente esto lo que pretende alcanzar el dewy skin, una tendencia con la que conseguiremos lucir bonitas y totalmente saludables. Si quieres conseguir un maquillaje dewy skin, no te pierdas estos consejos para iluminar la cara.

    ¿Qué es el dewy skin?

    El dewy skin es una técnica de maquillaje que se caracteriza por ofrecer un efecto húmedo y especialmente luminoso, similar al que tendríamos tras pasar media hora en una sauna. La principal ventaja que ofrece es que con él podremos obtener un rostro muy fresco y juvenil, lo cual nos va a ayudar a vernos mucho más jóvenes y saludables. Este es un punto a favor del dewy skin, y es que con su opuesto, el maquillaje mate, se consigue un efecto aterciopelado pero no logra realzar la juventud.

    Consejos para iluminar la cara

    1. Aplica crema hidratante

    Para conseguir un rostro luminoso tal y como el que promulga el dewy skin deberás asegurarte de mantener tu piel hidratada. Para ello, lo primero que deberás hacer es aplicar crema facial hidratante. Déjala durante unos minutos y, una vez se haya absorbido, ya podrás seguir con el resto.

    2. BB Cream con efecto brillo

    Para lograr un rostro luminoso, lo mejor va a ser que también utilices una BB Cream que deje un acabado más hidratado. Por supuesto, deberás escoger una que se adapte a tu tipo de piel en concreto. Además, te recomendamos que busques una con protector solar incorporado, ya que así te asegurarás de mantener tu piel a salvo de los rayos ultravioleta.

    3. Iluminador en sitios clave

    Si añadiéramos iluminador en toda la cara el resultado sería un auténtico desastre, por lo que hay que añadirlo únicamente en lugares estratégicos. Algunos de los más importantes son los pómulos, la frente, la barbilla y las aletas de la nariz, pero lo cierto es que esto va a variar dependiendo de tu propia piel. Si, por ejemplo, eres propensa a que te sude la frente, lo mejor es que no añadas iluminador en ese punto, ya que conseguirías demasiada atención en ese punto.

    4. Aplica base sobre el iluminador

    Nada más aplicar el iluminador podrás comprobar que tu cara brilla demasiado, ¡pero no sufras! Tan solo tendrás que aplicar sobre él la base de maquillaje con cuidado para moderar el brillo. Para hacerlo te recomendamos que utilices una beauty blender, ya que te va a ayudar a conseguir un difuminado muy natural.

    5. Enciende tus mejillas

    Por último, recuerda que el efecto que se persigue con el dewy skin es uno muy similar a cuando estamos comenzando a sudar. Por ello, añadir color a nuestras mejillas va a ser un toque fundamental para vernos saludables. ¡Te verás con cinco años menos!

    Viajes y vacaciones