Navidad 2016

Patas de gallo: ¿Cómo puedes terminar con ellas?

Patas de gallo: ¿Cómo puedes terminar con ellas?

Patas de gallo: ¿Cómo puedes terminar con ellas? Las patas de gallo son uno de los signos del rostro que más molestos resultan a las mujeres. está en tu mano prevenir su aparición y, en el caso de que ya los tengas, controlar su avance.

por en Belleza de Mujer, Tratamientos de belleza, Arrugas, Consejos Belleza
Última actualización:

    Patas de gallo

    Patas de gallo: ¿Cómo puedes terminar con ellas? Muchos dicen que son la señal de todo lo que hemos vivido y lo felices que hemos sido pero seguro que nadie renunciaría a eliminarlas o, si es necesario, disimularlas. Son las patas de gallo, esas molestas arrugas muy finas que se crean en el contorno de los ojos en sentido horizontal y que tanto traumatizan a las mujeres porque enseguida se relacionan con el envejecimiento. Si queremos tener un aspecto radiante con un rostro terso debemos saber qué podemos hacer para retrasar su aparición y, en el caso de que ya hayan aparecido, reducirlas o impedir que vayan a más. Aquí tienes algunas medidas que puedes tomar si tienes este problema.

    A pesar de que siempre se asocian con el envejecimiento de la piel, las causas de las patas de gallo no están todas relacionadas con el paso del tiempo, sino que también son posibles factores para su aparición el tabaco, el entornar los ojos para ver mejor y el exceso de sol.

    Si piensas que eres una candidata para que te salgan patas de gallo, puedes empezar a partir de ya a ponerte manos a la obra para retrasar esa aparición.


    Si quieres mantener por más tiempo ese aspecto joven que tiene tu rostro, debes evitar los factores que provocan que se creen estas arrugas.

    • La sequedad de la piel, producida, en gran medida, por la exposición al sol es la gran responsable de la aparición de estas arrugas, ya que destruye el colágeno de la piel, que es la sustancia que le proporciona elasticidad. La manera de evitar este efecto es aplicándote protector solar, tanto en verano como en invierno en todo el contorno del ojo cada tres o cuatro horas.
    • La hidratación de la piel en todo momento es clave para evitar las arrugas en la piel, no solo en el rostro. Es crucial señalar que es importante hidratarse por fuera, pero también por dentro.
    • El colágeno también se pierde por la edad, pero contra eso no podemos luchar.

      Lo que sí podemos hacer es aportar colágeno a nuestra piel con los tratamientos cosméticos.

    • Estar durante un tiempo largo en lugares con una luz muy fuerte hace que entornemos los ojos y que se formen las patas de gallo, por lo que, en la medida de lo posible, debemos evitarlo y en el caso de que te sea imposible, protege la zona con gafas de sol de buena calidad.
    • Evitar los lugares muy cargados y con excesivo humo es muy importante. En estos sitios nuestros ojos se secan, por lo que, instintivamente se cierran y se favorece la creación de arrugas de este tipo es el contorno.
    • Existen numerosos remedios caseros, como por ejemplo aplicar puré de papaya o de zanahoria en la zona con una gotita de aceite de oliva para frenar su aparición.

    Aunque no tengas todavía patas de gallo no debes confiarte y comenzar a poner en práctica estos consejos cuanto antes, ya que no sabes cuándo van a aparecer las primeras. Seguro que en el futuro te alegrarás de haberlo hecho.

    647

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerTratamientos de bellezaArrugasConsejos Belleza

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares