Pedicura en casa: 8 consejos para un resultado perfecto

En verano es primordial lucir una pedicura impecable.... En EllaHoy os contamos cómo conseguirla en ocho sencillos pasos. Consejos ideales para una pedicura veraniega sensacional.

por , il

    Pedicura en casa: 8 consejos para un resultado perfecto . Es tiempo de sandalias y por lo tanto de pedicuras. Es primordial lucir unos pies perfectos durante el verano. Esperamos todo el año para quitarnos los zapatos cerrados, así que no estropees ese momento con una mala pedicura. Trata de tener todas las herramientas posibles para realizar una pedicura en casa y si tienes cualquier duda más específica, consulta a un esteticista o un podólogo.

    1. Suaviza la piel con un baño de pies relajante

    Antes de iniciar cualquier operación de pedicura es muy importante para suavizar la piel de los pies, especialmente en los lugares como los talones, el corazón (en la planta del piel) o el dedo gordo, ya que es una zona más áspera y callosa. Para ello, y que sea un momento de relax, llena de agua tibia un cuenco o el bidé, pon un poco de jabón neutro y deja los pies en reposo durante 10 m.

    2. Elimina la piel muerta, así como los callos y las durezas

    Aprovechando el beneficio de la piel suave todavía y humedad gracias al baño de pies, es el momento de utilizar una piedra pómez o con herramientas especiales para quitar las partes con callosas o llenas de piel muerta. Debes hacerlo de una manera muy suave para no irritar la piel, para al mismo tiempo de manera firma. Si lo prefieres puedes comprarte un aparato eléctrico de pedicura.

    3. Hidrata bien los pies

    El siguiente paso a realizar es hidratar los pies a fondo, puedes elegir entre muchos productos, pero te recomendamos que utilices cremas hidratantes para los pies, ya que son más suntuosas e hidratantes y van muy bien para los pies agrietados. Si quieres una crema ligera elige un gel o un bálsamo. Los aceites esenciales también son perfectos para la piel de los pies.

    4. Utiliza un cortaúñas

    Utiliza un cortaúñas para hacer la pedicura, en vez de unas tijeras. Aunque el objetivo al final es lo mismo, para las uñas es mucho mejor usar un cortaúñas, ya que son más resistentes y difíciles y, además, con las tijeras no se pueden cortar ángulos precisos, evitando así el molesto fenómeno de uñas encarnadas o inflamadas.

    5. Lima las uñas con cuidado

    Una vez tengamos las uñas cortadas debemos limarlas, con una lima delgada puedes hacerlo perfectamente. Así podrás crear una forma precisa y regular. En esta etapa debes revisar las cutículas: no las debes cortar. Utiliza un palo de naranja y un producto quitacutículas. También puedes utilizar unos alicate de pedicura para las pieles muertas de al lado de las uñas.

    6. Utiliza una base

    Este es un detalle que a menudo se pasa de alto, pero en verano es primordial utilizar un esmalte base.

    Te ayuda a que te dure más la pedicura, además fortalece las uñas y las nutre. En verano utilizamos esmaltes con colores intensos y nos pintamos las uñas con mayor frecuencia por lo que se dañan más.

    7. Pedicura a todo color

    El penúltimo paso es aplicar un esmalte de color. En verano siempre podemos jugar mucho más con colores. Opta por tonos vibrantes y vivos que van desde el clásico rojo, pasado por el naranja y el amarillo. Los tonos pastel también nos ayudan a resaltar el bronceado de la piel.

    8. Utiliza un Top-coat y no descuides el secado

    Por último debes utilizar un top cat transparente para que el color dure más y proteja el esmalte. También debes cuidar el secado. Puedes utilizar una lámpara LED de hogar o bien, utilizar un spray de secado rápido. No olvides utilizar unas chanclas hasta que el esmalte se seque totalmente.