Pelo graso: Consejos para mantenerlo a raya

Olvídate para siempre del pelo graso y luce un aspecto impoluto con los trucos que te contamos. ¡Te cambiarán la vida!

por , il - Última actualización

    Pelo graso: Consejos para mantenerlo a raya

    Existen muchos tipos de cabello: liso, rizado, que crecen más rápido, que necesitan más cuidados… Pero, sin duda, uno de los que más problemas ocasionan durante el día a día es el pelo con tendencia a volverse graso en poco tiempo. Este tipo de cabello puede resultar muy incómodo, ya que fomenta un lavado diario muy poco recomendable que provoca la caída del cabello. No obstante, y para hacerte la vida más fácil, te damos estos consejos para mantener el pelo graso a raya.

    ¿Cómo mantener a raya el pelo graso?

    1. No lo laves todos los días. Sabemos que no lavar tu pelo todos los días es algo imposible en tu rutina, y es que en cuanto dejes un día de descanso parecerá que llevas sin ducharte una semana. No obstante, es imprescindible que comprendas cómo funciona la segregación de grasa por parte del cuero cabelludo para entender su importancia. Los aceites y grasas son generados por el cuero cabelludo para proteger nuestro pelo de amenazas externas. En el momento en el que lavas tu melena, comienza automáticamente a segregar una cantidad mayor para volver a cubrirlo. Si lavamos nuestro pelo cada día, el cuero cabelludo entenderá que necesita cubrirlo más rápidamente, por lo que segregará una mayor cantidad de grasa y, por lo tanto, el empeoramiento de la condición de pelo graso. Lo explicado anteriormente se conoce como ‘efecto rebote’ y es la principal razón por la que deberías dejar de lavar tu pelo a diario. Lo mejor para hacerlo sin tener grandes problemas es planificar hacerlo durante las vacaciones, ya que no tendrás que estar en contacto directo con otra gente tan a menudo.
    2. Compra productos especiales. Pero no lavar tu cabello a diario no será suficiente. Tendrás que asegurarte de elegir un champú especial para cabellos grasos, ya que contendrá los componentes idóneos para ayudarte a solventar tu problema poco a poco. Además, también será imprescindible que cuides tu cabello con mascarillas y acondicionadores también específicos para tu tipo de cabello. Un consejo a la hora de decidirte por un producto es que te decantes por aquellos de uso profesional o farmacéuticos, ya que suelen ser los más efectivos para controlar la producción de sebo.
    3. Aplica acondicionador y mascarillas en las puntas. Una vez seleccionado el mejor acondicionador o la mejor mascarilla, aplícala siempre en las puntas o desde la mitad de la melena hacia abajo. Un error muy frecuente es aplicarlo directamente en la raíz, provocando un aumento en la segregación de aceites.
    4. Recurre a remedios caseros. Si con los productos ya mencionados todavía sientes que necesitas un pequeño empujón, puedes recurrir a remedios naturales para el exceso de grasa en el cuero cabelludo, como pueden ser las mascarillas caseras para pelo graso o aplicar polvos de talco para mantener la grasa a raya.
    5. Cuidado con el flequillo. El flequillo es el punto que revela más rápidamente un exceso de grasa, por lo que es crucial llevar mucho cuidado con él. Lo más importante es que no lo toques, por lo que lo mejor va a ser que lo acomodes tras su lavado y que apliques un poco de laca para que se mantenga durante todo el día. Por supuesto, para pequeños retoques será imprescindible que lleves contigo un peine para no tocarlo directamente.
    6. Tratamientos especiales. Si tu problema persiste, no olvides que los peluqueros y dermatólogos están a tu disposición para recomendarte los mejores tratamientos para paliar el exceso de grasa definitivamente. Afortunadamente, este problema es muy habitual y contamos con todo tipo de remedios para solucionarlo, por lo que atreverte a preguntar va a ser la clave para acabar con este incómodo problema.

    Viajes y vacaciones