Peores productos de maquillaje del 2016

¿Has comprado este año un cosmético que te ha decepcionado? Descubre si forma parte de la lista de los peores productos de maquillaje del 2016.

por , il

    El año 2016 nos ha dejado muchos momentos felices y tendencias de maquillaje realmente fascinantes, pero también es cierto que de vez en cuando nos hemos topado con una pequeña piedra en el camino que nos ha desilusionado. Te mostramos cuáles han sido los peores productos de maquillaje del 2016.

    Eye Primer – Bissu

    Con las prebases nos hemos llevado muchas decepciones. La primera es el Eye primer de Bissu para sombras, la cual ni siquiera nos ha dado la oportunidad de utilizarla durante un tiempo mínimo, ya que se seca en tiempo récord y queda totalmente inutilizable.

    Stay Flawless 15 Hour Primer – Benefit

    Esta otra prebase también nos ha decepcionado mucho. El resultado es un efecto pegajoso y brillante, muy lejano a la promesa de proporcionarte un rostro totalmente mate. Además, es realmente incómoda, no sólo porque tienes que ser muy habilidosa y aplicarlo correctamente antes de que se seque, sino porque al secarse da la sensación de estar llevando una auténtica máscara. Pero lo peor, sin lugar a dudas, es que fomenta la aparición de acné.

    Conceal + Perfect 2 in 1 – Milani Cosmetics

    Este producto puede ser útil para mujeres con piel especialmente seca, pero para pieles normales y grasas resulta contraproducente. Pero el motivo por el que se encuentra en esta lista no es ese, sino que promete una larga duración y una fórmula ligera y libre de aceite, e incumple absolutamente todo. Además, si lo que buscas es eliminar brillos va a darte justo el efecto contrario: una piel con efecto aceitoso.

    Baby Skin Instant Pore Eraser – Maybelline

    Tal y como su nombre indica, la promesa de este producto era ofrecerte una piel de bebé instantáneamente, cerrando los poros y dando una sensación de suavidad extrema. Sin embargo, el resultado deja mucho que desear, no cerrando los poros y proporcionando una piel grasienta.

    Glamoflauge Heavy Duty Concealer – Hard Candy

    Una de las grandes promesas del año era este producto, el cual fue muy sonado en las redes sociales y respaldado por muchas bloggers. En teoría, era capaz de cubrir tatuajes, manchas y todo tipo de imperfecciones, pero el resultado es algo muy distinto: una piel en la que se marcan todas y cada las arrugas y líneas de expresión.

    High Beam Liquid Highlighter – Benefit

    Esta crema iluminadora prometía añadir mucho brillo al rostro, pero desgraciadamente lo que se consigue con ella es un efecto de parche, ya que resulta totalmente imposible difuminarla. Esto hace que, en el momento de aplicarla, dé la sensación de que la base se está levantando, arruinando todo el trabajo anterior. ¡Un horror!

    Fit Me Concealer – Maybelline

    A simple vista, este corrector da la impresión de que va a ser muy cubriente, y de hecho consigue tapar todo tipo de imperfecciones. Todas… menos las líneas de expresión, las cuales acentúa. Y por si fuera poco, al secarse ofrece un resultado cuarteado muy poco deseable.

    Glazed Lip Paint – La Girl

    Este labial fue otra de las grandes promesas del año y acabó siendo una de las mayores decepciones. Su color rosado fue uno de los pioneros de la tendencia, pero su dificultad para aplicar y su efecto poco favorecedor no convenció a nadie. La textura resultante era muy húmeda, tanto que no llegaba a secarse en todo el día, pudiendo llegar a manchar el cabello, la ropa y todo lo que tocase. Por supuesto, la marca afirmaba que debía extenderse con una brocha para facilitar el secado, pero de este modo se perdía mucha intensidad.

    MegaLast Liquid Lip Colour – Wet ‘n Wild

    Este otro labial tiene uno de los colores más bonitos que existen y ofrecen un tono muy saturado, pero la sensación que deja al aplicarlo es realmente pegajosa. Pero no sólo eso, sino que cuando se seca aparecen unos grumos muy antiestéticos que pueden hacerte pasar un mal rato. Y por si fuera poco, es muy difícil de eliminar. ¡Descartado!

    They ‘R Real – Benefit

    Esta máscara de pestañas cuesta unos 25 euros, por lo que en principio se espera que dé un resultado más que decente. Sin embargo, es tan húmeda que agacha las pestañas en lugar de darles volumen. De hecho, de este producto no se libra ni el cepillo, el cual no separa bien las pestañas y se nota a simple vista que no es de calidad. En definitiva, no todo lo caro es bueno, y esta lección deberemos llevarla por delante durante el año próximo para no gastar nuestro dinero en productos que no valgan la pena.