Navidad 2016

Plasma rico en plaquetas PRP: El nuevo tratamiento antiarrugas

Plasma rico en plaquetas PRP: El nuevo tratamiento antiarrugas

Atrévete a probar el nuevo tratamiento antiarrugas de plasma rico en plaquetas o PRP. ¡Es el único libre de todo riesgo!

por en Belleza de Mujer, Tratamientos antiedad
Última actualización:
    Plasma rico en plaquetas PRP: El nuevo tratamiento antiarrugas

    Cada vez son más los tratamientos de belleza que luchan contra los signos de la edad y quieren impedir que el tiempo pase por nuestra piel. Uno de los que están más de moda últimamente, aunque ya se conoce desde hace unos años en otros ámbitos, es el plasma rico en plaquetas PRP. Te contamos todo sobre este nuevo tratamiento antiarrugas.

    El plasma rico en plaquetas o PRP es un nuevo tratamiento antiarrugas capaz de estimular el proceso de cicatrización, activación y regeneración del tejido cutáneo. Se trata de un método por el cual se extrae una sustancia de nuestro cuerpo a través de la sangre y se utiliza para recuperar la consistencia elástica, aumentar el grosor y devolver a la piel su vitalidad.

    Este tratamiento está dirigido especialmente a mujeres con pieles maduras que ya muestran los primeros signos de envejecimiento. No obstante, la estimulación de la cicatrización también resulta muy efectiva para eliminar las marcas de acné, estrías y cicatrices en las pieles más jóvenes. Eso sí, el tratamiento no está recomendado para mujeres embarazadas, por lo que lo ideal será que esperes durante unos meses.

    La peculiaridad del tratamiento del PRP es que utiliza una sustancia que fabrica nuestro propio organismo y la inyecta en aquellas zonas donde más la necesita. Para ello, el primer paso es realizar una extracción de sangre de la paciente, centrifugarla y, por último, aplicarla en forma de microinyecciones en los lugares donde se necesite estimular a las células epidérmicas.
    Este sistema deberá repetirse durante 3 sesiones al año como máximo, aunque el número depende con la condición de la piel a tratar.

    Cada una de las sesiones tiene una duración de entre 45 y 60 minutos.
    Al tratarse de una sustancia que ya ha generado nuestro cuerpo, está totalmente libre de riesgos. Sí que es cierto que puede darse alguna pequeña complicación que no iría más allá de la aparición de un hematoma, pero en ningún caso se darán efectos secundarios de otro tipo.

    Una vez realizado el tratamiento es normal sentir una leve inflamación cutánea, pero poco a poco irá desapareciendo. No obstante, y aunque no es necesario que tengas ningún cuidado en especial, es muy recomendable realizar control médico tanto antes como después del tratamiento para evitar esta pequeña hinchazón en la medida de lo posible.
    Por lo general, una vez realizado puedes hacer vida normal y volver a utilizar tu maquillaje habitual, pero si quieres darle un pequeño plus a la recuperación y al cuidado de tu piel puedes combinarlo con otras técnicas como la mesoterapia, aunque siempre dejando un par de semanas entre uno y otro.

    ¿Qué te ha parecido este tratamiento? Te recomendamos que también eches un vistazo a Indiba, el tratamiento antiedad inmediato y sin dolor.

    652

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerTratamientos antiedad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares