Navidad 2016

¿Por qué no puedes prescindir del colorete?

¿Por qué no puedes prescindir del colorete?

¿Por qué no puedes prescindir del colorete? Muy sencillo, da luminosidad y define el rostro. Te contamos los mejores trucos para aplicarlo y que parezca natural.

por en Belleza de Mujer, Maquillaje de mujer
Última actualización:
    ¿Por qué no puedes prescindir del colorete?

    ¿Por qué no puedes prescindir del colorete? ¿No usas colorete? Mal ¿Lo usas en exceso? También mal, porque para lograr un look de belleza perfecto, el blush es un imprescindible para definir el rostro y aportar luminosidad, sólo tienes que saber cómo hacerlo.

    Hay muchos de errores de maquillaje que debemos evitar, pero uno de los más importantes es saber aplicar bien el colorete, para que nos ayude a lograr un look beauty perfecto y para que tampoco nos lo arruine, ¿quieres saber por qué? Sigue leyendo.

    Para lucir un maquillaje impecable, debes saber cómo aplicar el colorete, para que no se arruine tu look de belleza, ya que gracias a este producto de maquillaje, podremos conseguir unos resultados perfectos.

    El blush o colorete bien aplicado, es aquel que se esculpe y adapta perfectamente al tono de piel y a su textura, marcando mejor las líneas del rostro, unificando la piel y dando un aspecto sano y luminoso a nuestro maquillaje.

    Por ello, no puedes prescindir del colorete para definir, dar luminosidad y mejorar el maquillaje del rostro, así que si has tenido malas experiencias con el uso del blush, no te pierdas los consejos que te damos para que se vuelva un básico en tu tocador.

    Crema: si tienes la piel seca o prefieres un maquillaje suave o translúcido, el colorete en crema es tu mejor opción para convertirse en un imprescindible de belleza y además, puedes aplicarlo con los dedos, para mayor facilidad.
    En polvo: si tu piel es normal o mixta, usarás este tipo de blush que es el más común, aunque necesitarás una brocha para aplicarlo, consiguiendo con él un aspecto más natural que con las otras texturas.
    Barra: este blush se funde y difumina muy bien con la piel, puesto que su composición en crema compacta hace que sea muy fácil de usar, aplicando ligero toque en las mejillas.

    Piel clara: tonos rosados, melocotón o corales.
    Piel rosada: tonos rojos oscuros o burdeos.

    Piel bronceada: marrones, tierras o dorados para que sea lo más acorde con tu tono de piel.
    Piel cetrina: tonos beige, caramelo o melocotón.
    Piel con pecas: marrón, beige o naranja, es decir, tonos cálidos para difuminar las pecas.

    Lo primero, después de elegir el colorete más adecuado para ti, una vez que llega el momento de aplicarlo, sonríe, para aplicar el blush y dar rubor a la manzana que forman las mejillas.

    Tras esto, difumina desde el hueso del pómulo hasta el nacimiento del pelo, para llevar el producto sobrante en dirección al cuello.

    Si quisieras aportar un color más intenso a tu rostro, después de aplicar tu colorete habitual, utiliza un tono más fuerte encima.

    Por supuesto, deberás aplicar el colorete de una manera u otra, dependiendo de la forma de tu rostro, porque no todos son iguales, quitando siempre el exceso de producto, porque lo que no queremos parecer es muñecas peponas.

    Seguro que ya sabes por qué no puedes prescindir del colorete, ¿lo vas a empezar a usar?

    675

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerMaquillaje de mujer

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares