Problemas de belleza a los cincuenta años: Soluciones y tips

Problemas de belleza a los cincuenta años: Soluciones y tips

Te contamos los problemas de belleza a los que se enfrentan las mujeres de cincuenta años y algunas soluciones y tips para enfrentarlos.

por en Belleza de Mujer, Celulitis, Productos Cuerpo, Tratamientos de belleza
Última actualización:
    Problemas de belleza a los cincuenta años: Soluciones y tips

    Afortunadamente, hoy está quedando atrás el mito de la eterna juventud y las nuevas tendencias de belleza impulsan la belleza natural de las mujeres en cada momento de su edad. Ya no se trata tanto de querer tener una piel de una chica de veinte, sino más bien de tener una tez saludable, con brillo, hidratada y bonita, que refleje nuestra experiencia vivida sin que tengamos que renunciar a sentirnos bellas y cómodas con nuestro aspecto.

    Los cincuenta es la edad en la que gran parte de las mujeres entra en la menopausia, una etapa nueva que no tiene por qué sentirse como una mala experiencia, si la aceptamos como parte de nuestro cuerpo y de nuestro proceso como mujeres. Bien es cierto que la menopausia conlleva muchos cambios hormonales que deben ser tratados con un especialista para que el cuerpo se estabilice lo más posible, y así evitar problemas de salud como por ejemplo la descalcificación. A la par de los cambios hormonales, la piel puede sufrir graves estragos que cambian por completo su textura habitual. Pero no te preocupes, si estás en esta etapa de tu vida y comienzas a ver los cambios que tu piel está teniendo, te vamos a contar los mejores tips y consejos para que la mantengas radiante y con vitalidad.

    Antes que nada, debes saber cuáles son los problemas de la piel a la que se enfrentan las mujeres a partir de los cincuenta años, para que los identifiques y puedas ponerle solución.

    Resequedad

    Uno de los principales problemas de la piel en las mujeres a partir de los cincuenta es la resequedad, a la que le acompaña un aspecto grisáceo de la piel y una evidente falta de elasticidad. Lo que sucede es que cuando los niveles de estrógeno se desploman durante la menopausia, la piel no puede protegerse de forma natural como lo hacía antes, es incapaz de mantener una hidratación adecuada o producir colágeno por sí misma como lo hacía antes. Es decir, la piel sufre una pérdida de lípidos naturales, como son las ceramidas o los ácidos grasos, lo que contribuye a que se inflame y se deshidrate, afectando considerablemente la barrera humectante de la piel.

    Alcalinidad

    Con la pérdida de estrógenos el PH de la piel se vuelve más ácido y aumenta su alcalinidad, lo que debilita aún más la barrera de humedad de la piel, haciéndola más reseca, sensible, sin brillo y con poca flexibilidad. Por lo que restaurar el PH de la piel será esencial en esta etapa de la vida.

    Flacidez y líneas de expresión

    Otro de los problemas de piel habituales que comienzan a aparecer en esta franja de edad es la flacidez y la profundización de las líneas de expresión. Suele ser causa de cambios de peso, de la intensa deshidratación o de una inadecuada alimentación o malos hábitos como el tabaco o el alcohol que causan la pérdida de colágeno y elastina de la piel. Además, los músculos faciales, las comisuras de los labios y la piel del cuello y escote se debilitan con la edad y es habitual la pérdida natural de ácido hialurónico, que es el responsable de retener el agua en las células de la piel, lo cual causa la pérdida de resistencia y flexibilidad de nuestra piel.

    Manchas en la piel

    Las temidas manchas suelen aparecer a partir de los cincuenta, especialmente si durante los años anteriores no has tenido las precauciones adecuadas con el sol. Son esas manchas marroncitas que suelen salir a lo largo de la línea del cabello, el pecho y en la parte superior de las manos. Es importante que no las dejes pasar y que acudas a tus controles anuales para asegurarte de que todas tus manchas son benignas.

    Celulitis

    La celulitis cambia a partir de los cincuenta años, generalmente acentuando la apariencia de los hoyuelos, ya que el tejido conectivo debajo de la piel se suelta, permitiendo que las células adiposas sobresalgan sobre la superficie de la piel.

    Cualquier mujer de cincuenta años es consciente de que su piel no regresará a los veinte, pero es que muchas tampoco quieren que sea así. Porque cada edad tiene su belleza natural en el momento de su vida, y hay que amarse a una misma con cómo llegamos a nuestros cincuenta, porque significa que entramos en una etapa de sabiduría interior y autorespeto con la que nos encontraremos en paz.

    El primer paso antes de comenzar un tratamiento para la piel es aceptar que las líneas de expresión son parte de tu belleza natural y del pasar de tus años, lo que indican que has vivido, que no es poco. Sin embargo, asumir nuestra edad no significa dejar de querer sentirnos bellas con nosotras mismas, sentir que nuestra piel está hidratada y que se ve radiante, con la correcta luminosidad de una piel saludable. Si estás en ese proceso de cambio hormonal de la menopausia o quieres comenzar a prevenir sus consecuencias en tu piel, toma nota de los tips y soluciones que te proponemos.

    1. Un estilo de vida saludable

    Últimamente no paramos de escuchar esto, pero la verdad es que es lo que mejor funciona. Mantenerse saludable por dentro es la mejor forma de estar radiante por fuera. Muchas celebs como Sarah Jessica Parker, Elle Macpherson, Sharon Stone, Mónica Bellucci, Madonna o Sandra Bullock, entre otras, ya han comenzado a mostrar al mundo que lo más importante es la salud interior, y que sin ella ni los retoques ni las mejores cremas serán efectivas. Una alimentación saludable rica en nutrientes, aminoácidos esenciales, omegas, proteínas, vitaminas y minerales, agua y baja en hidratos, azúcares y grasas, pudiéndose complementar con algunos suplementos de belleza correctamente administrados por un profesional, ayudan a mantener una concepción holística hacia nuestra belleza, muy cercana a las necesidades de mujeres que comprenden que la salud es el primer paso para nuestro cuidado exterior. Además, hacer ejercicio habitual, mantener un ritmo de vida activo pero sin estrés, y algo de meditación guiada como el Yoga Nidra y ejercicios físicos como la natación o algún tipo de yoga , también pueden ayudarte a mantener un equilibrio emocional y físico que se notará por fuera.

    No te pierdas esta fotogalería con los mejores consejos de las famosas con más de 50 para mantenerse espléndidas

    Si quieres conocer más sobre dietas saludables te puede interesar:
    Dieta para vivir 100 años: Alimentos para vivir más

    Dieta hidratante: Alimentos para mejorar la hidratación

    Dieta libre de azúcar: Consejos de las famosas

    2. Crema humectante reparadora

    Antes de comprarte una antiaging, lo primero que debes hacer es restaurar la capacidad de humectación de tu piel y recuperar los lípidos que has perdido debido a tus cambios hormonales. Tu piel necesita estar hidratada y restaurada antes de pensar en ningún tratamiento. Por eso es importante que busques una crema rica en los propios lípidos de la piel, como Life Pearl de Helena Rubinstein, que reestructura celularmente las pieles maduras con problemas hormonales, con tecnología innovadora a partir de perla negra y otros ingredientes naturales antioxidantes y alisadores, además de SPF 15.

    Captura de pantalla 2017 02 13 a las 13.09.12 48x48

    Para asegurarte de que eliges la crema adecuada, acude a tu centro de cosmética habitual y déjate asesorar por un profesional capacitado. Asegúrate de hacer pruebas y pedir muestras antes de comprar una crema de esta calidad, pues suelen ser de precios elevados.

    3. Cremas con bacterias

    La última novedad en cremas está muy relacionada con franjas de mediana edad.

    Se trata de las cremas prebióticas y probióticas, que permiten restaurar el PH natural de la piel, devolviéndola su alcalinidad ideal, de modo que recupere su elasticidad, brillo, hidratación y humedad. Además, si las complementas con probióticos ingeridos en suplementos, te ayudarán a neutralizar los radicales libres, calmar la inflamación y proteger tu piel contra la pérdida de colágeno y elastina. Por supuesto, antes de comenzar a ingerir suplementos de probióticos, o lactobacilos y bifidobacterias, es importante que hables con un profesional de la salud para asegurarte de que son compatibles con otros tratamientos que estés llevando a cabo. Con tu alimentación también puedes ayudar a restaurar tu PH natural,incorporando a tu dieta alimentos fermentados como yogur natural o kéfir.

    Si quieres saber más acerca de las cremas con bacterias, te puede interesar: Cremas con bacterias: Qué son y mejores productos

    Cosmética probiótica: Mejores productos de belleza con probióticos

    4. Bases de aceite

    Mientras que en los veinte se suelen recomendar cremas libres de aceites, ahora es el momento de incorporarlos a tu rutina de belleza, ya que ayudan considerablemente a reestablecer la humedad de tu piel, aportar hidratación, protegerla de la hiperpigmentación o de los factores externos. Así que puedes buscar cremas con bases de aceite o usar aceites naturales como el de almendra, rosa de mosqueta, argán, aguacate o coco para mantener tu piel extrahidratada. Si los adquieres en sérums también suelen llevar aportes extra de vitamina C o vitamina E, que ofrecen antioxidantes a la piel, retrasando el envejecimiento prematuro. Además, para la piel de tu cuerpo también son excelentes, puedes hacer tu propia crema corporal a base de manteca de karité y aceite de coco, una crema altamente hidratante que permitirá mantener tu piel en buen estado.

    5. Retinol y ácido hialurónico

    Son dos de los ingredientes que no deben faltar en tus cremas antiedad, sérums o cualquier producto de belleza que desees usar. El retinol (vitamina A) no sólo estimula la producción de colágeno natural de la piel, sino que ayuda prevenir los cambios precancerosos en la piel que pueden conllevar la edad, por lo que este ingrediente que se recomienda desde los 20 años, debido a su capacidad para aclarar el acné, es indispensable a cualquier edad, también a los 50.

    Otro de los ingredientes estrella que deberás tener en cuenta es el ácido hialurónico. Como más se recomienda es en estado puro, generalmente en suero pues su pureza es mayor, aunque las cremas con ácido hialurónico también son muy efectivas. Una solución muy habitual para mejorar las arrugas profundas de las comisuras de los labios son las inyecciones de relleno de ácido hialurónico, que son altamente efectivas a corto y largo plazo.

    Si quieres saber más sobre estos ingredientes, te puede interesar: Ácido hialurónico concentrado: Mejores productos y cómo aplicarlos

    Productos antiedad: Qué hacen realmente cada uno de sus ingredientes

    6. ¿Qué hacemos con las manchas?

    Lo más importante que debes saber es que en la prevención está el éxito, por lo que nunca debes salir a la calle sin una buena crema con protección solar, ya sea porque tu crema de día lo lleve o bien porque te apliques una con SPF después de tu crema habitual: a partir de los cincuenta años lo más recomendable es usar una con protección solar alta, un SPF de más de 40 o 50 es excelente. Puedes ayudarte con una EE Cream, que además de ofrecer una ligera cobertura de maquillaje, están pensadas para unificar el tono y proteger al máximo la piel del rostro de los rayos del sol. Por supuesto no debes olvidar proteger tus manos con una crema de manos con protección solar y el resto del cuerpo, tanto en verano como en invierno.

    Si las manchas ya han comenzado a aparecer, la mejor opción es acudir con tu dermatólogo habitual para que valore si son benignas y te indique los cuidados y controles que debes hacer. Seguramente el dermatólogo te aconseje un tratamiento adecuado, probablemente con alguno de estos ingredientes, como hidroquinona (HQ), ácido kójico (LINK) y tretinoína. En cuanto a las cremas químicas, las que contienen ácido kójico están dando muy buenos resultados. Si prefieres opciones más naturales o tu piel es demasiado sensible para tolerar este tipo de cremas, puedes optar por cremas naturales con enzimas de frutas que exfolian la piel muerta y ayudan a eliminar la hiperpigmentación.

    7. Luminosidad natural

    Una vez que tu piel vuelva a estar hidratada y humectada y en un nivel adecuado de alcalinidad, será el momento de recuperar su luminosidad. Para ello, deberás volver a una rutina de exfoliación suave, una o dos veces en semana. No apliques un exfoliante irritante o agresivo, pues las pieles maduras son más sensibles que las más jóvenes. Puedes optar por un exfoliante que cuente en su formulación con ácidos grasos omega, polifenoles, enzimas e ingredientes naturales con acción calmante. Recuerda también exfoliar tu cuello, pecho y todo el cuerpo, para mantener una piel regenerada constantemente.

    8. Actuando contra la celulitis

    El primer paso para que la celulitis no empeore a partir de los 50 años es mantener un ritmo de vida activo, con ejercicio moderado para que el tejido conectivo bajo los depósitos de grasa se mantenga firme. Pero si los hoyuelos se están profundizando demasiado y no te sientes agusto, puedes comenzar un tratamiento contra la celulitis. En el mercado hay cremas innovadoras que pueden ayudarte a mejorarla considerablemente, o si prefieres opciones naturales puedes optar por masajes con aceites naturales en tu propia casa. También puedes optar por tratamientos no invasivos contra la celulitis , como CoolSculpting o Endermelogie, las ondas acústicas o de choque o las últimas innovaciones en tratamientos naturales contra la celulitis como la maderoterapia.

    En EllaHoy te ofrecemos siempre toda la información más completa sobre tratamientos contra la celulitis

    Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: 3 Trucos de maquillaje según tu edad

    2809

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerCelulitisProductos CuerpoTratamientos de belleza
     
     
     
     
     
     
    Más populares