Problemas de belleza a los cuarenta años: Soluciones y tips

A los 40 años la mujer vive su máxima plenitud. Descubre cuáles son los principales problemas de belleza y cómo solucionarlos.

por , il

    Problemas de belleza a los cuarenta años: Soluciones y tips

    Los 40 son los nuevos 30, pero aún así la piel y el cuerpo empieza a cambiar de manera gradual. Los cambios más importantes vendrán de los 45 a los 50 años con la menopausia. A partir de los 40 años hay que tener ciertas rutinas de belleza estrictas y constantes. Y es el momento adecuado para empezar a utilizar de manera más continua productos de anti-envejecimiento. A continuación, os contamos cuáles son los problemas de belleza a los cuarenta años y sus soluciones.

    Los 40 años

    Problemas de belleza a los cuarenta años 48x48

    Los 40 años es una edad de plenitud. Los expertos dicen que cuando se cumplen los 40 se produce una pequeña crisis conocida como “la crisis de los 40″. Las mujeres sufren una segunda adolescencia y esto es debido a las hormonas. La premenopausia afecta a casi todas las mujeres de 40 años, y a partir de los 45 años la menopausia puede llegar a tu vida. Al cumplir los 40 años la mujer se siente más segura en casi todos los campos de su vida. Muchas mujeres empiezan a tener hijos a los 40, pero esto no impide que se cuiden adecuadamente. A los 40 es cuando la mujer apuesta por cuidarse mucho más. Hace más ejercicio, lleva una dieta más sana y utiliza productos cosméticos más adecuados para su piel.

    Problemas de piel a los 40

    Problemas de belleza a los cuarenta anos Soluciones y tips 48x48

    A partir de los 40 años la piel tiene ciertos problemas que hay que solucionar. Debes reconocer qué necesita tu piel y tu cuerpo para poder tratarlo adecuadamente.

    Falta de luminosidad

    La piel empieza a perder mucha luz a partir de los 40 años. Esto es debido al envejecimiento de la piel. Las causas de la pérdida del resplandor de la piel se ve en la superficie de la piel y en las capas inferiores. Al aparecer las primera arrugas el rostro empieza a perder luminosidad. La renovación celular y la producción de la melanina se vuelve más escasa por lo que la piel pierda luz y se ve mucho más cansada.

    Piel seca

    A medida que envejecemos, la producción de estrógenos y progesterona disminuye. Por lo tanto las células cutáneas producen menos grasa por lo que la piel pierda suavidad y elasticidad. La renovación celular se ralentiza, por lo que el cutis se ve más seco, apagado y con menos luz. La piel ya no se hidrata como debería.

    Envejecimiento de la piel

    Los signos del envejecimiento en la piel no se pueden evitar. El paso del tiempo se debe aceptar de una manera natural. Aún así, siempre puedes mejorar tu piel. La piel pierde firmeza, elastina y colágeno por lo que aparecen las primeras arrugas. Las arrugas y los primeros signos surgen alrededor de los labios y los ojos. La piel de alrededor de los labios y los ojos es muy sensible, por eso es el primer lugar donde aparecen las odiosas arrugas.

    Fotoenvejecimiento

    El fotoenvejecimiento afecta a mujeres de cualquier edad, pero a partir de los 40 años es muy importante que utilices una crema con protección solar. La piel envejece de manera radical debido al sol y además, aparecen arrugas, manchas y otros problemas cutáneos.

    Falta de tersura

    Sin colágeno la piel pierde tersura y firmeza. Con los años se produce mucho menos colágeno. Esta proteína constituye casi el treinta por ciento del total del contenido proteico del cuerpo humano, por lo que su presencia es determinante en el estado de la piel del rostro y el cuerpo. La piel pierde tersura y firmeza en el rostro, cuello, brazos, abdomen, glúteos, piernas, pecho…

    Celulitis y flacidez

    La celulitis y la flacidez aparecen casi a cualquier a edad. La celulitis tiene un importante componente estrogénico y es crónico. Aunque se puede mejorar con una dieta sana, deporte, tratamientos, cremas y buenos hábitos. La flacidez corporal se presenta debido el envejecimiento de la piel y también es muy difícil actuar contra ella. La flacidez suele aparecer en la cara interna de los muslos y brazos.

    Manchas

    Las manchas de la piel pueden aparecer por diversas causad, pero a los 40 años el principal motivo es el sol y el envejecimiento de la piel. Las manchas pueden aparecer en el rostro y en las manos.

    Acné

    El acné también puede aparecer a los 40 años. Esto suele suceder por una mala limpieza de la piel, un problema hormonal o por la alimentación. Normalmente son granos o espinillas localizadas, pero en cualquier caso deberás cortar el problema con los productos y la dieta adecuada.

    Las mejores soluciones y tips para una piel de 40 años

    Los cuarenta años es la edad ideal para disfrutar al máximo de ti misma. Seguramente ya tengas una estabilidad laboral, familiar, un grupo de amigos, hijos… Es el momento perfecto para cuidarte al máximo y sacarte todo el partido posible. Recuerda que ya te conoces y sabes qué necesitas. No intentes parecer mucho más joven de lo que eres, porque puedes cometer errores de estilo muy graves. Acepta tu edad, tus arrugas y tu cuerpo, así vivirás mucho más feliz. Muchas famosas de 40 años abogan por una vida sana, hábitos saludables, productos adecuados… Y sin duda alguna, parecen mucho más jóvenes de los que son. A continuación, tienes varias soluciones y tips para los problemas de belleza que pueden surgir a los 40.

    1. Buenos hábitos de alimentación

    Si tu cuerpo no lo necesita no hace falta que sigas una dieta muy estricta. A partir de los 40 años lo que debes hacer es tener buenos hábitos de alimentación: comer mucha verdura, fruta, proteínas y evitar las grasas y azúcares. Tampoco debes abusar del alcohol y el tabaco. Te aconsejamos que un día a la semana o cada dos semanas, hagas una dieta Detox. También puedes beber té rojo y té verde para ayudarte a depurar el organismo.

    2. Haz ejercicio

    El ejercicio es esencial a los 40 años. Si nunca has hecho deporte empieza con una actividad moderada como caminar 2 o 3 veces por semana unos 40 minutos. También puedes practicar yoga o pilates, dos deportes ideales si tienes más de 40 años. También te puede ir muy bien hacer una tabla de ejercicios para fortalecer tus zonas flácidas.

    3. Limpieza de la piel

    Nunca jamás puedes acostarte con el maquillaje puesto y por la mañana siempre debes limpiar tu piel. La higiene de tu piel dependerá de tu tipo de piel. SI tienes la piel seca debes limpiarla con un desmaquillante suave o una leche limpiadora. Si tienes la piel grasa te irá mejor utilizar geles o una mousse astringente suave. Si tienes la piel normal o mixta puedes utilizar un aceite limpiador o cualquier otro producto. No olvides añadir un tónico específico para tu tipo de piel. Por las mañanas debes aplicar un sérum, puede ser un sérum antioxidante, para las manchas, para las arrugas… Después del sérum toca añadir una crema hidratante-anti arrugas y un protector solar. Por la noche debes aplicar un sérum y una crema nutritiva o con retinol. Tanto por la mañana como por la noche debes aplicar un contorno de ojos. Una vez a la semana debes realizar un peeling y aplicar una mascarilla. Los exfoliantes te ayudan a renovar la piel y librarte de las células muertas. Apuesta por mascarillas nutritivas para que tu piel se vea más luminosa y tersa.

    4. Productos de belleza imprescindibles a los 40 años

    Productos de belleza imprescindibles a los 40 años 48x48

    Las claves para cuidar tu piel a los 40 años son hidratación, nutrición y protección solar. Hay cosméticos que son imprescindibles para cuidar tu piel a esa edad. Por ejemplo: la crema hidratante . Necesitas una crema hidratante para que la piel no se vea seca y deshidratada. Utiliza una hidratante adecuada para tu tipo de piel (seca, grasa, mixta…) Además, deberás beber mucha agua. Recuerda que la piel seca es propensa a arrugarse. Esta crema la debes aplicar de mañana. Otro producto imprescindible es el protector solar, puedes utilizar una crema hidratante con SPF o un protector solar (después de la crema hidratante sin SPF). Debes aplicarla todo el año. Los sérums son imprescindibles para lucir una piel perfecta a partir de los 40 años. Utiliza el sérum antes de las cremas (tanto de día como de noche). Utiliza un sérum adecuado para las necesidades de tu piel (falta de luminosidad, manchas, antiarrugas…). Otro crema que deberás utilizar es una antiarrugas. Esta crema puede ser tu hidratante-antiarrugas. Por la noche es cuando la piel recibe mejor los productos cosméticos. Así que cada noche después de la limpieza, puedes aplicar una crema nutritiva. Estos sérum o cremas deberían contener algunos de estos ingredientes, vitaminas, antioxidantes, retiros, colágeno, coenzima Q-10, ácido hialurónico, lípidos, péptidos, algas marinas, elastina…

    Recuerda utilizar un contorno de ojos y un contorno de labios cada mañana y noche. En tu neceser también debes tener un exfoliante suave y varios tipos de mascarillas faciales.

    5. Problemas de manchas y acné

    Si tienes manchas en la piel puedes combatirlas con tratamientos de cabina, láser o con productos estéticos. En el mercado existen numerosos productos para el cuidado de la piel que te pueden ayudar a reducir la hiperpigmentación. Para prevenir las manchas no olvides utilizar crema solar cualquier día del año. Aplica el protector solar en las zonas del cuerpo que están expuestas al sol.

    Para el acné, la piel grasa y los granos deberás utilizar productos de belleza (cremas, tónicos, maquillaje etc) específicos para piel grasa. Si te sale algún grano puntual aplica un poco de aceite esencial de árbol de té, el grano mejorará con mucha rapidez.

    6. Limpieza facial nutritiva y tratamientos estéticos

    A partir de los 40 años es esencial que realices una limpieza facial nutritiva en tu centro de estética. Estas limpiezas te ayudan a eliminar las células muertas de la piel y a limpiar los poros. La limpieza debe ser nutritiva y profunda. Además, estaría muy bien que te realizarás tratamientos estéticos específicos para tus problemas cutáneos o para lucir una piel perfecta (del cuerpo y del rostro). Por ejemplo: un peeling profundo, mesoterapia, fangos, tratamientos antiarrugas, para la luminosidad del cuerpo… También te recomendamos que hagas gimnasia facial para mejorar y prevenir las arrugas del rostro.

    7. Cuidados capilares a los 40 años

    A los 40 años el cabello pierde brillo, elasticidad y aparecen más canas. Debes cuidar tu cabello con productos capilares adecuados (para cabello graso, seco, sin brillo…) Tus imprescindibles son: champú, acondicionados, sérum capilar y mascarilla. Un buen corte de pelo es esencial para que luzcas perfecta y a la moda. Muchas mujeres cuando llegan a una edad madura se cortan el pelo, pero una melena larga puede quedarte perfecta tengas 40 o 50 años.

    Si te tintas el cabello deberás cuidarlo con más detenimiento. Es importante que utilices productos para cabello tintado y que siempre lo mantengas hidratado. Tampoco olvides retocar las raíces y el tinte, no hay nada peor que ver un cabello descuidado. Un sérum capilar o el aceite de argán te ayudarán a tener el pelo brillante y sano.

    8. Cuidades corporales a los 40 años

    Como te comentaba más arriba el cuerpo, a partir de los 40 años, pierde tersura y se vuelve más flácido. Necesitarás utilizar una crema hidratante corporal y anti-flacidez . Estas cremas reafirmantes las debes aplicar en las zonas del cuerpo que han perdido tersura. Debes ser constante. Si tienes celulitis debes utilizar cremas anti-celulitis , lo mismo pasa con las estrías. También debes empezar a usar cremas reafirmantes en el cuello y en el escote, estas dos partes del cuerpo se olvidan con facilidad y el paso del tiempo tiene mucha presencia en dichas zonas.

    9. Maquillaje a los 40 años

    A los 40 años el maquillaje es tan importante como a los 20 años. Para el día a día apuesta por un maquillaje natural y sofisticado. Labios brillantes, mirada profunda y rostro natural. Para la noche o una fiesta puedes apostar por un maquillaje más llamativo, pero sin pasarse. Es primordial que utilices una buena base de maquillaje. Los maquillajes brillantes, solo serán adecuados para un evento muy puntual. Recuerda que los tonos muy oscuros pueden envejecer más el rostro. No olvides cuidar tus manos y utilizar un esmalte discreto o en tonos tendencia como el burdeos. Lo mejor son los esmaltes semi-permanentes , estos esmaltes te ayudan a que el color dure mucho más.