Problemas de belleza a los sesenta años: Soluciones y tips

Te contamos cuáles son los problemas de belleza a los sesenta y las mejores soluciones y tips para que tu piel se sienta hidratada y radiante.

por , il

    Problemas de belleza a los sesenta años: Soluciones y tips

    Los principales problemas de piel con sesenta años suelen tener que ver con la flacidez, la resequedad y las manchas de la piel, debido a que tras la menopausia el cuerpo sufre varios cambios hormonales que deterioran la piel considerablemente. Si desde los 30 años el cuidado de tu piel ha sido una prioridad, posiblemente llegues a los 60 con una piel mucho más hidratada y cuidada. Aun así, es frecuente encontrar algunos problemas comunes de belleza a los sesenta años con los que no nos sentimos a gusto, por lo que es importante conocer cómo cuidarnos y las mejores soluciones.

    Resequedad de la piel a los 60 años

    Este es uno de los problemas de belleza más frecuentes de las mujeres cuando llegan a los 60 años. Los cambios hormonales derivados de la menopausia resecan la piel, la cual se vuelve fina y delicada y los productos habituales que usábamos anteriormente dejan de servir. De hecho, las defensas a los factores externos como el medio ambiente, son mucho menores, por lo que el sol, el viento, los cambios de temperatura o el frío afectan mucho más la piel, afectando de forma visible su humectación y tornándola tirante y seca. Por ello hay que tomar una serie de medidas para cuidar tu piel:

    • Una rutina de limpieza con productos específicos para pieles delicadas: Limpiar diariamente tu piel con cualquier jabón puede deteriorar la protección natural de la misma, por lo que a esta edad es importante que tu limpiador aporte la máxima hidratación. Puedes conseguir un jabón para pieles delicadas o si te decantas por las opciones naturales, puedes probar con una esponja konjac, que te permitirá limpiar tu rostro sin la necesidad de utilizar productos químicos en tu rutina de limpieza. También puedes usar limpiadores con base de aceite o en crema, que suelen ser mucho menos agresivos con la piel, como el limpiador Purity, que está formulado con aceite de semilla de espuma de hierba, palo de rosa, sándalo y aceite de sabia, para hidratar, suavizar y calmar la piel mientras la limpias.
    • Captura de pantalla 2017 02 28 a las 10.09.39 48x48
    • Una crema que refuerce las defensas naturales de la piel: En el mercado de la cosmética existen varias soluciones para pieles maduras y resecas. Lo ideal es que busques una buena crema con componentes activos que refuercen las defensas naturales de la piel, como la vitamina E, la vitamina C o el ácido hialurónico. Si prefieres las opciones naturales, puedes hacer una crema hidratante casera a base de manteca de karité. Otra opción es decantarte por una crema con bacterias, las encuentras prebióticas y probióticas y restauran de forma considerable la piel, ayudándola a generar por sí misma su humectación natural y favoreciendo que tu piel tenga una barrera de protección natural. Además, tus tratamientos de belleza deberán ser no sólo de día, sino también de noche, ya que es el momento en el que la piel se regenera de forma más rápida, por lo que hay que ayudarla. Puedes ayudarte de una crema como este tratamiento regenerativo nocturno de Neutrogena con propiedades antiedad gracias a sus activos como el retinol o el ácido hialurónico.
    • Captura de pantalla 2017 02 28 a las 10.14.37 48x48
    • Beber agua y tener una alimentación saludable: Seguro que tu experiencia de vida ya te ha enseñado que la hidratación y una alimentación equilibrada rica en antioxidantes naturales, proteínas buenas y baja en azúcares y grasas, son dos básicos para mantener la salud de tu piel. Es importante que bebas agua natural y elimines lo más posible refrescos y zumos embotellados. Además, puedes ayudarte con una dieta rica en alimentos hidratantes.

    Pérdida de elasticidad a los 60 años

    Es muy habitual que en esta etapa de la vida la piel adquiera flacidez de repente, debido principalmente a que la piel se vuelve mucho más frágil tras la menopausia. La pérdida de agua y humedad, así como el deterioro de los tejidos internos favorecen que la piel pierda elasticidad, por lo que una de las necesidades de belleza de muchas mujeres de 60 años es conseguir una piel radiante, fresco y terso. Si es tu caso ¿qué puedes hacer?

    • Cremas hidratantes con color: Además de tu tratamiento facial, las cremas hidratantes con color serán tus aliadas. Lo ideal es que adquieras una DD Cream o una EE Cream, que están indicadas para pieles maduras y elaboradas con ingredientes activos que ayudan a hidratar las pieles resecas, mejorar la luminosidad, contienen protector solar que la protegen y suelen llevar ingredientes antiedad que ayudan a recuperar la elasticidad de la piel. Por ejemplo, puedes adquirir la EE Cream de Esteé Lauder, formulada para reactivar la síntesis de la Tolomerasa, la enzima de la juventud y con protección solar factor 30.
    • Captura de pantalla 2017 02 28 a las 10.17.38 48x48
    • Hacer ejercicio: El ejercicio puede hacer que tus tejidos internos se tonifiquen, lo que tiene un impacto directo en la sujeción de la piel y en la recuperación de la elasticidad de la piel del cuerpo y rostro. Además, puedes ayudarte con ejercicios de yoga facial rejuvenecedora, si lo practicas a diario, mejorarás considerablemente la elasticidad de tu piel.

    Manchas a los 60 años

    Otro de los problemas de belleza habituales en esta etapa de la vida es la aparición de manchas en la piel. Si comienzan a salirte manchas en las manos, el rostro o los brazos, lo primero que debes hacer es acudir a un dermatólogo para descartar que no se trate de ningún problema de salud como el temido cáncer de piel. Una vez que descartes un problema de salud, te recomendamos seguir siempre esta serie de consejos:

    Envejecimiento acelerado

    A los 60 años es natural tener arrugas, las cuales cuentan el paso de tu experiencia como mujer. Pero si no la cuidamos e hidratamos adecuadamente, la piel comienza a envejecer a pasos agigantados. Lo ideal es que, aunque tengas arrugas, tu piel se siga viendo radiante, con luminosidad y jugosa. Los cuidados que anteriormente te indicamos son esenciales para conseguirla, pero también existen otros aspectos importantes:

    • Evitar el estrés: El estrés puede deteriorar tu piel y también tu cabello de forma considerable, por lo que trata de evitarlo. Es un momento de tu vida en que tu mente y cuerpo han de ser tu prioridad, por ello puedes ayudarte apuntándote a alguna actividad que ayude a liberar tu estrés, como el yoga de polaridad . También puedes aprovechar para practicar algún tipo de meditación, como el yoga nidra. Además, como sabes, cualquier cosa que hagas para reducir el estrés beneficiará tu salud considerablemente.
    • Evita el tabaco: Si eres fumadora, recuerda que el tabaco además de deteriorar tu salud y ser un factor de riesgo para varios tipos de cáncer, deteriora considerablemente tu piel, envejeciéndola al extremo.
    • Usa correctamente el maquillaje: Además, para evitar que tu piel se vea envejecida es importante que uses correctamente el maquillaje. Lo ideal es que uses bases suaves y evites los tonos oscuros, que pueden hacer que tu aspecto se vea apagado. Por si te interesa, te contamos tres trucos de maquillaje según tu edad

    También te puede interesar: Problemas de belleza a los cincuenta años: Soluciones y tips y Yazemeenah Rossi: Sus trucos para estar perfecta a los 60 años