Problemas de belleza a los veinte años: Soluciones y tips

Los veinte años son una época inolvidable, pero no debemos olvidar cuidarnos al máximo. Descubre la solución a los problemas de belleza más comunes.

por , il

    Problemas de belleza a los veinte años: Soluciones y tips

    Los 20 años son una época fantástica y digna de recordar. Pero no todo es color de rosa, y es que durante esta edad comienzan a vislumbrarse los primeros signos de la edad. Para ayudarte, te contamos las soluciones a los problemas de belleza a los veinte años y algunos tips.

    Problemas de la piel

    Acné

    Lamentamos decirte que el acné va a seguir siendo tu peor enemigo durante esta nueva etapa de tu vida, especialmente si tienes una piel grasa. De hecho, desmaquillar y limpiar tu rostro una vez al día no va a ser suficiente para acabar con la plaga de granitos y espinillas, sino que deberás recurrir a nuevas rutinas de limpieza. Una de ellas es aplicar agua micelar durante los meses más calurosos con el fin de eliminar la suciedad que el sudor acumula en los poros. Por supuesto, los remedios caseros van a ser imprescindibles en tu lucha. Uno de los mejores y más eficaces es la receta contra las espinillas de Kendall Jenner.

    Marcas de acné

    Ya ha pasado largo tiempo desde la aparición de los primeros granitos, los cuales creías que se irían sin dejar huella… pero no ha sido así. A los 20 años ya podemos percibir que algunas marcas de acné permanecen inalterables en nuestro rostro, dando la impresión de que sufrimos un caso grave de acné. Eliminar estas marcas es muy complicado, pero siempre puedes recurrir a remedios naturales como la exfoliación de azúcar con miel o el aceite de rosa mosqueta para atenuarlas.

    Primeros signos de envejecimiento

    Puede que te parezca demasiado pronto, pero a partir de los 25 años podrás ver con tus propios ojos cómo surgen en tu rostro los primeros signos de la edad. Esto se debe principalmente porque a partir de los 20 años el colágeno comienza a reducirse en un 1% al año, por lo que se propicia la aparición de las primeras manchas de la piel y unas pequeñas arruguitas. Para evitarlo es muy importante que comiences a utilizar desde ya un protector solar adecuado y que te hidrates correctamente con cremas.

    Sequedad

    No será algo generalizado, pero la sequedad se dejará ver poco a poco en ciertas partes de tu cuerpo. Para prevenirlo es imprescindible que no utilices agua caliente en la ducha para mantener todas las capas de tu piel en perfectas condiciones. Por supuesto, la hidratación va a ser la clave, pero siempre podrás recurrir a ciertos tratamientos, como el perfilado labial, para mantenerte suave e hidratada.

    Problemas corporales

    Celulitis

    Con el aumento de nuestras responsabilidades es normal dejar un tanto de lado el deporte, con todo lo que ello conlleva. Una de las consecuencias más temidas es la archiconocida celulitis y se posiciona como una de las imperfecciones que más problemas de autoestima provoca en mujeres. Afortunadamente contamos con muchos productos y una buena lista de tratamientos específicos que luchan contra ella, como son la maderoterapia o las ventosas chinas. No obstante, nuestra recomendación siempre será que pongas en práctica los remedios naturales antes que los químicos y que te animes a eliminar la celulitis con ejercicio y constancia.

    Vello

    Seguramente a estas alturas ya estés más que cansada de depilarte y ya hayas probado todas las formas posibles para encontrar la óptima. Nuestra recomendación es que acabes de una vez por todas con esta obligación y te animes a probar la depilación láser. ¡Lo agradecerás!

    Problemas capilares

    Caída del cabello

    Seguramente a esta edad ya hayas experimentado con tu melena y hayas probado algunos de los colores de cabello que están de moda, pero el abuso de tintes tiene su repercusión. Si a esto le sumamos el uso de planchas y secadores, caeremos en la cuenta de que nuestro cabello se va debilitando poco a poco y, probablemente, notes que se te cae mucho más que antes. Para detenerlo a tiempo puedes recurrir a productos específicos contra la caída o, como te venimos sugiriendo hasta el momento, poner en práctica algunos remedios naturales.

    Pelo encrespado

    Con el aumento de responsabilidades nos falta tiempo para todo y no es raro el día que tenemos que salir corriendo para llegar a tiempo a clase o al trabajo. Es precisamente este ajetreo el que provoca problemas tan poco estéticos como el encrespamiento del cabello. No obstante, evitarlo es muy sencillo. Únicamente deberás preocuparte de realizar un tratamiento con queratina para acabar de una vez por todas con el encrespamiento.

    Cuidados especiales

    Adopta un estilo de vida saludable

    Muchos de los problemas de belleza que sufrimos a esta edad están muy relacionados con un estilo de vida que no es del todo adecuado. No descansar lo suficiente, no aplicarse protector solar y abusar del tabaco y el alcohol pueden causar estragos en nuestra piel. Lo ideal es que comiences adoptando una alimentación saludable, que bebas mucha agua a diario y que practiques deporte frecuentemente. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

    Exfolia tu piel

    Para acabar con muchas de las imperfecciones que hemos comentado anteriormente es imprescindible mantener el rostro completamente limpio, y para ello lo mejor es exfoliar tu piel al menos una vez al mes. Uno de los tratamientos que más útiles te pueden resultar en estos momentos de tu vida es la punta de diamante, ya que conseguirá eliminar gran parte de las marquitas que te haya podido dejar el acné.

    Limpia tus utensilios de belleza

    Probablemente maquillarte ya se haya convertido en pura rutina, por lo que debes recordar mantener tus brochas limpias. Por supuesto, no deberás compartir tu maquillaje con otra persona bajo ningún concepto, ya que es muy probable que puedan provocar un aumento en el acné o contagiar problemas del cutis.