Productos de belleza: Guía para saber qué cantidades usar

¿Sabías que la cantidad que uses en tu producto de belleza determina su efectividad? No te pierdas la mejor guía para saber qué cantidades usar de tus productos de belleza.

por , il

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.29.42 48x48

    Aunque no lo creas, la cantidad de producto que usas cuando usas un producto de belleza determina la efectividad del mismo. ¿O acaso no te has comprado nunca un champú carísimo que ha dejado apelmazado tu cabello? Lo ideal es mirar en el envase la cantidad que se necesita, pero muchas veces el mensaje “tamaño de una nuez” puede llevar a confundirnos. Además, es demasiado general. Por eso en EllaHoy te queremos ofrecer la mejor guía para definir qué cantidades usar de cada producto de belleza, desde los productos del cabello hasta los del rostro y cuerpo. ¡Toma nota!

    También te puede interesar: Cosmética emocional: Cremas que te ayudan a ser feliz y Productos antiedad: Qué hacen realmente cada uno de sus ingredientes

    1. Cantidades para el champú

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.32.52 48x48

    Cuánta cantidad de champú necesitas para lavar tu cabello depende de muchos factores, como la capacidad de absorción, si es fino o grueso, la frecuencia con la que usas champú, si lo llevas largo o corto y la cantidad de cabello que tienes. Sin embargo, existe una medida estándar de cantidad de champú recomendada en cada lavado: dos cucharaditas completas. En general, sabrás que es la cantidad adecuada si aparece una espuma ligera que cubre todo el cabello y que al enjuagar no queda apelmazado.

    2. Cantidades para el suavizante del pelo

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.46.19 48x48

    La porción diaria que necesitas para que tu suavizante del cabello sea lo suficientemente efectivo, es el de una moneda de un euro. Ni más, ni menos. Esto es suficiente para que las propiedades del acondicionador hagan su efecto, sin contar las raíces, como suele aplicarse de forma tradicional. Por supuesto, que si tienes el cabello rizado y sigues el método del cowashing , la cantidad será mayor: tal vez las dos cucharaditas del champú, dependiendo cuánto cabello tengas.

    3. Gel del cabello: poquita gomina

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.49.19 48x48

    No te pases con la gomina, sólo necesitarás el tamaño de una moneda de 25 céntimos para peinar tu cabello. Si sueles pasarte con el gel, prueba a bajar un poco la cantidad, verás que tu cabello queda mucho mejor.

    4. Espuma del cabello: una pelota de golf

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.51.53 48x48

    La cantidad de la espuma del cabello que necesitas es más o menos una pelota de golf. Si tienes el cabello corto, ponte sólo la mitad. Para aplicarlo, lo ideal es que expandas la espuma por las manos y después comiences a trabajar el cabello.

    5. Cantidad a utilizar de cera del cabello

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.53.31 48x48

    Si te gusta peinarte con cera, usa una porción por peinado del tamaño de una canica. Eso sí, de las pequeñas, no te vayas a echar una cantidad como de las canicas grandes, pues tu pelo puede quedar apelmazado y con mucho aceite, como si lo tuvieras súper sucio.

    6. Suero dinamizador del cabello: un guisante

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.55.13 48x48

    Son caros, pero son muy efectivos y en realidad no necesitas mucho producto para que nutran tu cabello. Con el tamaño de un guisante basta. Recuerda aplicarlo a partir de la mitad de tu cabello hacia las puntas. Si tienes una melena extra larga puedes añadir un poquito más.

    7. Cantidad recomendada para aplicar la crema de ojos

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.56.42 48x48

    La cantidad que necesitas de tu crema de ojos es mínima: el tamaño de un guisante para los dos ojos. La forma de aplicación es fundamental. Si comenzamos con un ojo, tendremos un total de medio guisante de crema. Aparta la mitad (es decir, un cuarto de guisante) y aplícalo en la zona inferior del ojo, bajo las pestañas, desde afuera hacia adentro, ya que así estimulas la circulación sanguínea de las ojeras y ayudas a reducir la hinchazón. Con el otro cuarto, aplica en el párpado y la parte superior del ojo, pero esta vez desde dentro hacia el exterior, ya que el drenaje sanguíneo de esta zona del ojo se mueve en dirección opuesta. Repite con el otro ojo.

    8. Sérum del rostro: qué cantidad se recomienda

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 18.59.14 48x48

    Los sérums del rostro vienen muy concentrados y un exceso de producto puede provocar irritación. Además, suelen ser costosos, por lo que son buenas noticias el hecho de que no necesitas aplicar mucho producto. En concreto, se recomiendo el tamaño de un guisante para todo el rostro. Para aplicarlo, calcula cuánta cantidad necesitas según el aplicador, haciendo una prueba. Así nunca fallarás. Comienza aplicando en las línes de expresión o zonas que más lo necesiten y termina las últimas gotas en el resto del rostro. Con los dedos limpios, expande suavemente con movimientos hacia arriba.

    9. Crema del rostro

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 19.01.18 48x48

    La medida que se recomienda suele ser el tamaño de una nuez, ¿pero qué tipo de nuez? Una avellana es suficiente. Debes extenderla entre tus manos y aplicarla poco a poco en todo el rostro con pequeños movimientos hacia arriba para estimular la circulación. No te olvides de aplicar también el cuello y el escote. Con el tamaño de una avellana debería bastarte para todo, pero si tienes la piel muy seca y absorbe demasiado rápido la crema, puedes incluir un poquito más para el cuello y el escote.

    9. Crema solar y crema corporal

    Captura de pantalla 2017 01 10 a las 19.03.44 48x48

    Con este producto, no escatimes, porque la hidratación corporal es fundamental. Eso sí, si te pasas tardarás un siglo en absorberla y siempre debes elegir una crema específica para tu tipo de piel. La medida estándar son dos cucharas para todo el cuerpo, pero si no son suficientes para llegar a todas partes, puedes aplicar un poco más. Sobre todo en el caso de las cremas con protección solar, es importante que la apliques en todas las zonas de tu cuerpo.