Protector térmico casero para el pelo: Cómo hacerlo paso a paso

Cuida tu melena con un protector térmico casero para el pelo. Te mostramos cómo hacerlo paso a paso de la forma más sencilla.

por , il

    Protector térmico casero para el pelo: Cómo hacerlo paso a paso

    Nuestro pelo está continuamente expuesto a todo tipo de agentes externos que pueden estropearlo: la contaminación, la humedad, el propio champú… Pero, quizá, uno de los que más estragos causan en nuestra melena es el calor. No solo nos exponemos diariamente a los rayos solares, sino que un uso inapropiado del secador o de las planchas para el pelo puede contribuir al debilitamiento del cabello. Por ello, lo recomendable es utilizar siempre un protector del calor, especialmente si es natural. Te mostramos cómo hacer paso a paso un protector térmico casero para el pelo.

    Cómo hacer un protector térmico casero para el pelo

    Materiales

    • Frasco con difusor.
    • Agua mineral.
    • Aceite de coco.
    • Sérum con siliconas.

    Paso a paso

    Toma el frasco y vierte agua mineral en su interior hasta llenar la mitad aproximadamente. Cuando lo tengas, agrega ¼ de aceite de coco y remuévelo muy bien.

    Una vez hayas conseguido mezclar a la perfección ambos ingredientes, solo quedará por agregar unas gotas de sérum. En este paso puedes optar por el sérum que más te guste, aunque lo ideal es utilizar uno con siliconas o componentes similares que protejan el cabello del calor. Eso sí, en este caso la cantidad que agregues deberá ser inferior y no deberás utilizarlo a diario, ya que las siliconas no son 100% beneficiosas para nuestro cabello y podemos toparnos con el efecto opuesto al que queremos conseguir.

    Modo de aplicación

    Este protector térmico casero se aplica igual que cualquier otro que puedas comprar en una tienda. Lava tu cabello y sécalo con una toalla para eliminar el exceso de agua. Cuando lo tengas, desenrédalo y divide tu pelo en secciones. Ve apartándolas poco a poco y rociándolas con el protector término casero, de modo que se impregne por todas partes. No va a ser necesario que incidas demasiado en el cuero cabelludo, pero sí deberás asegurarte de que la melena queda totalmente cubierta. Cuando acabes, frota delicadamente tu cabello con las manos para que el producto llegue a todos los cabellos y seca tu pelo como haces normalmente. ¡Al poco tiempo lo notarás muy recuperado!

    Viajes y vacaciones