Reducción de labios: Todo sobre la cirugía plástica de labios

La última tendencia que esta revolucionando los redes no te dejará indiferente, se trata de la reducción de labios. Te contamos todo sobre esta curiosa cirugía plástica de labios.

por , il

    Reducción de labios: Todo sobre la cirugía plástica de labios

    Aumentar el grosor de los labios ha sido la moda durante los últimos años, las mujeres querían conseguir a toda costa labios sensuales y gruesos como los de Angeline Jolie, Scarlett Johansson o las Kardashian. Tras el boom de los labios grandes y voluminosos llega ahora la tendencia opuesta: La reducción de labios. Te contamos todo sobre la cirugía plástica de labios que está revolucionando las redes.

    Tener los labios gruesos y carnosos ha sido siempre el deseo de muchas mujeres estéticamente hablando. Para ello durante años han recurrido a todo tipo de métodos para conseguir el deseado aumento: aumentar el volumen de los labios con wasabi, técnicas de maquillaje… y las infiltraciones de ácido hialurónico, bótox o incluso silicona.

    Reducción de labios: ¿En qué consiste esta cirugía plástica?

    La cirugía para reducir los labios se trata de una cirugía ambulatoria o cirugía menor que se realiza con anestesia local. Su duración suele ser de 1 hora, unos 30 minutos por labio. Su procedimiento es el siguiente: Se quita la piel de los labios a lo largo de todo el borde superior y mediante puntos de sutura se crea la nueva línea de labios.

    Durante 2 semanas los labios permanecerán hinchados y se recomienda no moverlos mucho y llevar una dieta a base de líquidos o alimentos tiernos. El resultado final se hará visible en torno a las 6 semanas.

    Los efectos de esta cirugía para reducir los labios suelen ser hinchazón, enrojecimiento y moretones en la zona.

    La moda de reducir los labios se popularizo en Asia hace unos años, ahora Instagram está haciendo que vuelva a ser conocida y muchas mujeres se planteen reducir unos labios con los que no se sienten satisfechas.

    La vuelta a la naturalidad es algo fantástico, pero si te planteas realizarte una reducción de labios consulta a un profesional e infórmate bien de todo el procedimiento. Recuerda que natural o con un poco de ayuda estética, lo importante es que te sientas bien contigo misma.