Sauna seco: Cómo aprovechar mejor el sauna infrarrojo

Si adoras tomar sesiones de sauna infrarrojo para relajarte, es importante que conozcas cómo aprovechar al máximo sus beneficios.

por , il

    Sauna seco: Cómo aprovechar mejor el sauna infrarrojo

    La mayoría de las culturas tienen algún tipo de baño de calor con el que tradicionalmente se han desintoxicado y relajado. Los famosos baños de vapor de los finlandeses, los baños árabes, turcos o incluso algunos que incluyen rituales espirituales como los temazcales mayas. Y es que los saunas tienen grandes beneficios para nuestra salud y belleza en la piel, ya que ayudan a eliminar las toxinas que acumulamos durante el día. Saber aprovechar una sauna es un factor esencial para que verdaderamente sea efectiva. Aunque hay varios tipos de saunas, hoy te queremos contar cómo aprovechar mejor la sauna infrarrojo, un tipo de sauna seco que tiene muchos beneficios.

    A niveles prácticos, la diferencia sustancial entre los diferentes tipos de saunas es la humedad. Así, mientras los baños de vapor (también llamados saunas) contienen una humedad del 100%, los saunas secos apenas alcanzan el 20% de humedad, siendo mucho menos peligrosas que los baños de vapor, sobre todo para personas que padecen hipertensión o problemas del corazón. Los saunas secos se calientan tradicionalmente por medios de sistemas de calefacción o piedras calientes, pero hoy la tecnología ha inventado el sauna infrarrojo, un tipo de sauna seco que aprovecha los beneficios de los rayos infrarrojos, además de permitir el control de la temperatura.

    Ventajas del sauna infrarrojo

    • El sauna infrarrojo permite calentar el cuerpo en profundidad sin necesidad de aumentar la temperatura ambiente a temperaturas extremas, como ocurre en otros tipos de saunas. Esto supone una ventaja sustancial, pues el aumento repentino de la temperatura corporal puede desestabilizar el cuerpo.
    • El sauna infrarrojo no varía la temperatura ambiente, incidiendo en el aumento corporal del cuerpo mediante calor infrarrojo que penetra en el cuerpo hasta una profundidad de 3 centímetros.
    • Además, el tiempo necesario para que los beneficios del sauna actúen es menor: tan sólo 30 minutos en un sauna infrarrojo a una temperatura de 40ºC, mientras que en un sauna tradicional se encesita más de una hora a unos 80ºC para que el cuerpo se desintoxique.
    • Al ser un sauna seco, el sauna infrarrojo no produce humedad, contraindicada para algunas personas que padecen enfermedades circulatorias y cardiovasculares.
    • Por último, una de las ventajas principales es que el sauna infrarrojo es mucho menos costoso que un sauna tradicional, por lo que pudes adquirir una y tenerla en casa y usarla siempre que lo desees. Además, las sueles encontrar en gimnasios y centros deportivos, por lo que son de fácil acceso.

    Beneficios del sauna infrarrojo

    En realidad, a pesar de que es un sauna de infrarrojos, no se utiliza para ponerse moreno, aunque evidentemente ayuda. Sin embargo, los principales beneficios de este tipo de sauna seco provienen de la eliminación de toxinas:

    • El sauna infrarrojo, al igual que otros tipos de sauna seco, abre los poros, permitiendo limpiarlos a profundidad. El aumento de calor corporal permite que los poros se abran y salgan al exterior, eliminando las toxinas que los obstruyen a través del sudor.
    • A su vez, la piel elimina las células muertas, ayudando a ser regenerada, por lo que el sauna infrarrojo es un aliado esencial de la salud de tu piel.
    • Además, el sauna infrarrojo permite mejorar la circulación, gracias a que el calor controlado de este tipo de saunas incrementa el ritmo del pulso un 30%, haciendo que el corazón bombee más sangre por minuto e incrementando así el oxígeno y fluidos de las células de la piel, lo que ayuda a que su aspecto sea más luminosos y radiante.
    • El sauna infrarrojo es un eficaz anticelulítico, ya que mejora la circulación de los tejidos y elimina líquidos. Además, ayuda a adelgazar, gracias a la pérdida de líquidos.
    • El sauna infrarrojo permite estimular la sudoración, lo que fomenta la eliminación de toxinas proveniendo de los alimentos que ingerimos, el alcohol, tabaco o la contaminación. Además, el sudor ayuda a regular la temperatura corporal y puede ayudar a combatir infecciones.
    • Una de los beneficios principales, es que relaja los músculos, por lo que es ideal para aliviar e incluso eliminar dolores musculares. De hecho, los deportistas profesionales usan los saunas infrarrojos después de sus entrenamientos, para ayudar a que los músculos permanezcan relajados y listos para el entrenamiento del día siguiente.

    Cómo aprovechar mejor el sauna infrarrojo

    Para aprovechar al máximo el sauna infrarrojo es importante que sigas una serie de consejos:

    1. Bebe un vaso de agua antes de entrar al sauna infrarrojo, ya que el exceso de sudoración puede deshidratarte. Además, no olvides de llevar contigo una botella de agua por si sintieras sed.
    2. Lleva dos toallas limpias, una para ponerla en el banco por motivos de higiene y otra para eliminar el exceso de sudor en el rostro, ya que suele ser muy incómodo.
    3. Es importante que tu cuerpo y rostro estén limpios cuando entres al sauna. Por tanto, antes de entrar al sauna, date una ducha con jabón y enjuágate bien para que no quede ningún tipo de residuo en tu piel.
    4. Lo ideal es que estés desnuda cuando tomes tu sauna, pero en ocasiones los baños son públicos, por lo que puedes usar un bañador o una toalla en tu cuerpo si te da vergüenza. En los centros especializados suelen tener algunas reglas de conducta y códigos de vestimenta; no olvides revisarlos.
    5. Una vez que estés dentro, respira profundamente y relájate. Trata de estar en silencio y respirar lentamente. Además, deberás beber agua de vez en cuando para que no te deshidrates. Los saunas infrarrojos tienen un tiempo estimado de tratamiento, no lo sobrepases pues el exceso de calor puede recalentar tus tejidos.
    6. Cuando salgas del sauna toma una ducha templada, para que tu temperatura se regule poco a poco. Si lo deseas, puedes acabar con un minuto de agua fría para que los poros de tu piel se cierren.
    7. Recuerda beber uno o dos vasos de agua o un zumo de frutas natural después de tu sesión de sauna.

    Otros trucos para aprovechar al máximo el sauna infrarrojo

    • Puedes llevar una botella de agua con limón (sin azúcar) para hidratarte, lo que te ayudará a incrementar el nivel de toxinas que eliminas.
    • Aprovecha para masajear tus muslos y glúteos para que ayudar a mejorar la celulitis. También puedes llevar un cepillo en seco para la celulitis. Es un hábito que te ayudará a mejorar la celulitis y piel de naranja de forma considerable.
    • Haz ejercicio antes y/o después del sauna infrarrojo, ayudarás a tu cuerpo a elimianr toxinas, líquidos y grasa de forma mucho más efectiva.
    • Protege tu cabello cuando entres en el sauna, ya que el calor puede estropearlo. Para ello, aplica un sérum hidratante o mascarilla antes de entrar y envuélvelo en una toalla o gorro de ducha. No sólo lo protegerás, sino que el calor permitirá que las propiedades del suero se introduzcan mucho mejor en tu cabello. Además, cuando salgas, aplica un suavizante hidratante para que tu cabello no se reseque.
    • Lo ideal es tomar el sauna entre 2 y 4 horas después de haber comido.
    • Lleva contigo un dulce o caramelo para evitar que tu glucosa se baje.
    • Si sientes algún tipo de agobio, lo mejor es que salgas y te refresques, para que la temperatura de tu cuerpo se normalice. No todas las personas soportan los saunas y además, esto puede ser debido a alguna anomalía en tu cuerpo que desconoces.
    • No lleves dentro anillos, relojes, cadenas…, pues las altas temperaturas pueden deteriorarlo o incluso te puedes quemar con ellos.
    • Utiliza un tejido transpirable para cubrir tu cuerpo, como un albornoz o bañador de algodón. Los materiales antitranspirables como el plástico pueden reducir la salida de sudor y obstruir tus poros.

    También te puede interesar: Sauna finlandesa: Beneficios y riesgos para la salud y Rutina de limpieza facial con aceite: Cómo hacerlo paso a paso