Navidad 2016

Tipos de estrías: Causas y tratamientos para cada uno

Tipos de estrías: Causas y tratamientos para cada uno

¿Sabías que hay diferentes tipos de estrías? Aprender a diferenciarlas, así como sus causas, pueden ayudarnos a su prevención, además de enfocarnos en el tratamiento más adecuado para mejorar su aspecto.

por en Belleza de Mujer, Estrías
Última actualización:
    Tipos de estrías: Causas y tratamientos para cada uno

    En algún momento de nuestras vidas nos encontramos con las estrías, unas marquitas en la piel, generalmente blancas, moradas o rojas que pensamos que están relacionadas con una distensión de la piel. Pero ¿realmente sabemos por qué aparecen?

    Por lo general, las “estrías de distensión” se producen por el crecimiento interno de la piel, es decir, por cambios bruscos de peso, crecimiento, desarrollo muscular o embarazo. Al estirarse la piel en exceso sin la nutrición adecuada, las fibras existentes en la piel se rompen produciendo una atrofia cutánea que se traduce en marcas o líneas sinuosas en la piel que pueden variar entre 1 a 14 milímetros de anchura.

    Tanto los hombres como las mujeres pueden tener estrías. Es un mito que las mujeres son más propensas a ellas porque, salvo en algunas excepciones, todo depende de tu rutina de hidratación de la piel y ejercicio y ejercicio diario. Durante la fase de pubertad en la que existe un crecimiento continuado del cuerpo, es muy común su aparición en varias partes del cuerpo, como piernas, caderas, glúteos, abdomen, brazos, espalda o pechos. Las mujeres embarazadas pueden ser más propensas a la aparición de estrías, debido al aumento del abdomen, aunque en general se pueden prevenir. Los culturistas también son propensos a la aparición de estrías.

    Pero no todas las estrías son iguales. Se identifican en función de su color y causa de aparición. Conocer qué tipo de estrías tenemos puede ayudarnos a su correcto tratamiento, incluso a prevenir su aparición con anticipación.

    • Rojas o moradas: son estrías jóvenes, con menos de un año, por lo que son más fáciles de tratar que las que llevan en el cuerpo más tiempo.
    • Rosáceas: se estima que el tiempo de aparición es aproximadamente de uno a dos años.

      Tanto las rojas o moradas, como las rosadas se producen por una deficiente circulación sanguínea en el lugar, por lo que los tratamientos para eliminarlas o mejorarlas se centran en favorecer la circulación sanguínea mediante cremas o bálsamos que además mejoren la elasticidad de la piel.

    • Blancas o grisáceas: Son las estrías con mayor tiempo en nuestro cuerpo, por lo que son más difíciles de tratar ya que este color significa que el riego sanguíneo en la zona ha desaparecido completamente. Las cremas ayudan pero no serán tan efectivas, por lo que se recomienda otro tipo de tratamientos, como las inyecciones de colágeno o métodos no invasivos como la biodermogénesis
    • Estrías de color púrpura o purpúreas, con tonalidades más oscuras de rojo y violeta que las comunes. Se relacionan con el Síndrome de Cushing y la producción excesiva de cortisol (hipercortisolismo), es decir por un problema hormonal. También pueden ser causadas por el consumo continuo de corticoides farmacéuticos.

      Si observas estrías de este color o que te parecen inusuales, lo mejor es acudir a tu médico.

    • Embarazo y obesidad: son las estrías de distensión relacionadas con las mujeres embarazadas y personas obesas que pierden peso drásticamente. Aunque también están asociadas a patologías como el síndrome nefrítico y ascitis.

      Generalmente aparecen en tórax, abdómen y senos y son las más comunes entre las mujeres. El mejor tratamiento es la prevención con una adecuada hidratación de la dermis. Para las embarazadas, se recomiendan cremas y aceites naturales, como el aceite de rosa de mosqueta.

      Si ya no hay vuelta atrás y han salido, existen en el mercado multitud de tratamientos no invasivos como la biodermogénesis o cremas naturales o químicas con colágeno para evitar que no se vuelvan permanentes. Consulta a tu ginecólogo antes de hacer ningún tratamiento si estás embarazada.

    • Estrías de pubertad: la pubertad es una de las etapas de mayor crecimiento de nuestros cuerpos, por lo que es común su aparición en esta fase de la vida. Suelen aparecer en la espalda inferior, las piernas y el pecho en el caso de las mujeres. No siempre son permanentes, pero es recomendable su tratamiento y prevención.

      Para evitarlas, es importante es tomar alimentos que ayuden a la salud de la piel, además de hidratar siempre correctamente la piel con cremas o remedios naturales

    • Estrías por crecimiento muscular: el ejercicio excesivo, sobre todo relacionado con el levantamiento de pesas, puede ser un condicionante a la hora de la aparición de estrías, pues se fomenta constantemente el crecimiento muscular. Generalmente, pueden aparecer en bíceps, tríceps y músculos del hombro, aunque según el tipo de ejercicio pueden estar localizadas en otras partes del cuerpo.

      Además de una alimentación e hidratación adecuada, si son de reciente aparición, puedes tratarlas con un peeling químico o tratamientos de rejuvenecimiento con láser. Sobre todo, no esperes a comenzar con el tratamiento y acude a un centro especialista al comienzo de su aparición.

    También te puede interesar Biodermogénesis: Tratamiento no invasivo para las estrías y Las mejores cremas del mercado para evitar estrías en el embarazo

    1077

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Belleza de MujerEstrías

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares