Tipos de limpieza facial profesional: Cómo elegir bien

Conoce los mejores tipos de limpieza facial profesional que existen y cómo elegir el tratamiento adecuado para ti

por , il

    Tipos de limpieza facial profesional: Cómo elegir bien

    La limpieza facial profesional es un imprescindible a partir de cierta edad. Hay muchos tipos de limpieza, por lo que debes saber elegir bien. En casa se puede realizar una limpieza facial cada dos semana o una vez al mes, pero en un centro de estética tienen aparatos y productos de los que no podemos disponer en casa, por lo que los resultados siempre son más efectivos. A continuación, os contamos los tipos de limpieza facial profesional que existen y cómo elegir el adecuado para ti.

    Limpieza facial profesional

    Limpieza facial profesional 48x48

    La limpieza facial profesional a diferencia de la que se realiza en casa, es mucho más profunda. Las limpiezas profesionales completan las limpiezas de rostro diarias. El objetivo de una limpieza es limpiar profundamente las células muertes, las espinillas y tonificar los músculos de la cara. Las limpiezas faciales tienen muchas ventajas. Una vez se termina con la limpieza, la piel recibe mucho mejor los cosméticos que se usan a diario. Además, con la limpieza se hidrata la piel, se reduce el acné, se combaten los poros obstruidos, tonificas el rostro, se eliminan las espinillas, se mejora la circulación del rostro y se aporta tersura y elasticidad. Las limpiezas faciales profesionales contienen un masaje, por lo que también te relajas.

    Cómo elegir bien el tipo de limpieza facial

    como elegir bien el tipo de limpieza facial 48x48

    La limpieza facial profesional cuenta de unos pasos básicos: primero se limpia el rostro en profundidad (con peeling incluido). Luego se aplica vapor para abrir los poros, y a continuación se extraen las impurezas. Después se realiza un masaje en el rostro para calmar y descongestionar la piel. Luego se aplica una mascarilla para nutrir la piel, y por último una crema. En algunas ocasiones, a este tipo de limpieza básica se le añaden otros complementos o tratamientos más intensivos. La limpieza facial profesional puede durar de 50 minutos a una hora y media. Se recomienda realizar una limpieza profesional una vez al mes o cada tres meses. A continuación, tenéis algunas de los mejores tipos de limpieza facial profesional que existen. Las características de cada limpieza te ayudarán a elegir bien el tipo de limpieza que necesitas.

    Limpieza facial profesional Básica

    La limpieza facial profesional básica es la que te he contado más arriba. Este tipo de limpiezas son perfectas para pieles normales y sin problemas. Eso sí, cada limpieza básica debe ir adaptada al tipo de piel de cada persona.

    Limpieza facial profesional para pieles grasas

    La limpieza facial profesional para pieles grasas o mixtas es ideal para combatir las pieles con brillos, puntos negros y espinillas. Este tiempo de limpiezas no son agresivas y ayudan a oxigenar la piel. Durante la limpieza se aprovecha para extraer los puntos negros de la piel. Por lo que el rostro queda libre de ellos. Para extraer los poros se utiliza vapor.

    Limpieza facial profesional Peeling

    La limpieza facial se complementa con un peeling químico que sirve para eliminar las capas superficiales de la piel. Existen diversas técnicas para exfoliar la piel, como la de ácido glicólico. Este tipo de limpieza y peeling ayuda a dejar la piel más uniforme y libre de manchas. Es ideal para pieles con manchas e imperfecciones.

    Limpieza facial de parafina

    La limpieza facial de parafina consiste en realizar una limpieza básica complementada con la aplicación de unas máscara de parafina especial que se aplica sobre la cara con diferentes capas de gasa. Esta mascarilla ayuda a sellar las cremas aplicadas en la piel para el anti-envejecimiento. La piel se vuelve más luminosa y “viva”. Es indicada para novias que se van a casar y necesitan un extra de luminosidad o para los primeros signos de envejecimiento.

    Limpieza facial profesional para piel con acné

    Antes de realizar cualquier limpieza facial debes consultar a tu dermatólogo si sufres de acné. Para este tipo de limpiezas se utiliza ácido glicólico y vapor caliente. Se extraen los poros de manera manual y se realiza una desincrustación eléctrica. Después se cierran y se cauterizan los poros con el aparato de alta frecuencia. La alta frecuencia tiene un gran poder descongestionante y una acción anti-bacteriana. Este tipo de limpiezas solo están indicadas para pieles con problemas de acné o granos persistentes.

    Limpieza facial con colágeno

    Este tiempo de limpiezas se componen de una limpieza profunda, exfoliación, vapor, masaje de de drenaje linfático y un tratamiento de velo de colágeno. Después de la limpieza se aplica el velo de colágeno durante unos 20 minutos, después se aplica una ampolla post-colágeno con un masaje, a continuación se aplica una crema contorno de ojos y una crema de día protectora con colágeno. Este tipo de tratamiento se recomiendan para personas con la piel muy seca, con arrugas o para pieles maduras.

    Limpieza facial de aromaterapia

    La limpieza facial con aromaterapia se recomienda para pieles estresadas, sensibles o muy expuestas a los radicales libres. Se utilizan diferentes tipos aceites esenciales (según tu tipo de piel y necesidades) para realizar la limpieza. Son muy eficaces para limpiar y relajar el rostro. También ayudan con la regeneración celular y a eliminar toxinas. La mascarilla que se aplica también contiene aceites esenciales.

    Después de conocer los mejores tipos de limpieza profesional que existen, os recomendamos leer: Limpieza de cutis casera: 8 consejos útiles y Rutina de limpieza facial con aceite: Cómo hacerlo paso a paso.