Trucos de belleza con el cepillo del rímel usado

Si eres de las que tira el envase de la máscara de pestañas cuando se acaba, te contamos unos trucos de belleza muy útiles para utilizar el cepillo del rímel usado.

por , il

    Trucos de belleza con el cepillo del rímel usado

    ¿Tiras tus envases de rímel cuando ya se ha terminado el producto? El cepillo del rímel puede tener diferentes usos una vez acabado, te contamos los trucos de belleza más interesantes para que saques provecho al cepillo de tu máscara de pestañas cuando la termines.

    Cépillo del rímel usado: Trucos de belleza

    • Aplicar peeling labial: Este es uno de los usos que más nos gusta para aprovechar el cepillo del rímel. El cepillo es perfecto para aplicar el exfoliante en nuestros labios, utiliza un producto exfoliante específico o haz tu propio exfoliante casero para labios. El roce del cepillo cumplirá a la perfección con su función porque conseguiremos eliminar pieles muertas sin dañar los labios con un instrumento más agresivo.
    • Cepillo de cejas: Si tienes unas cejas rebeldes este será el instrumento perfecto para ti. Impregna el cepillo en algún producto fijador o rocíalo con un poco de laca, a continuación peina tus cejas y coloca los pelos rebeldes en su sitio. También puedes peinarlas sin necesidad de utilizar ningún producto. Lucirás unas cejas perfectas con cada pelo en su sitio. ¿Has probado ya la última tendencia para lucir unas cejas perfectas?
    • Quitar los grumos de la máscara: A todas nos pasa que cuando estrenamos máscara de pestañas nos quedan un montón de grumos o pegotes en las pestañas. Puedes pasar el cepillo limpio por las pestañas para quitar el exceso de máscara de las pestañas.
    • Hidratación para pestañas: El cepillo del rímel es ideal para aplicar el producto para hidratar las pestañas. Si no te nutres las pestañas prueba estos trucos caseros para conseguir unas pestañas largas y bonitas.
    • Hazte mechas: Si quieres cambiar un poco tu imagen puedes hacerte pequeñas mechas o reflejos de color. Puedes hacerlas con decoloración o con tinte, moja el cepillo en un poco de producto y pásalo por un mechón de pelo como si estuvieras cepillándolo. Conseguirás un toque diferente en tu cabello sin hacer grandes cambios.

    Como ves, con estos trucos de belleza puedes aprovechar el cepillo del rímel y utilizarlo de diferentes maneras para aprovechar al máximo sus utilidades.