Las costumbres de belleza más dolorosas y terribles de la historia

Estos son los hábitos de belleza más dolorosos de toda la historia de la humanidad a los que muchas mujeres se veían obligadas a someterse.

por , il

    Dicen que para presumir hay que sufrir, pero nuestros antepasados llevaban este refrán al extremo. Algunas costumbres de belleza del pasado, muy lejos de ser simples trucos de maquillaje, suponían verdaderas torturas medievales. ¿Quieres conocerlos? Descubre los hábitos y tradiciones de belleza más terribles de la historia.

    Te recomendamos que también eches un vistazo a los secretos de belleza de las abuelas que te encantarán.

    Calibrador de belleza

    Max Factor fue una de las primeras marcas preocupadas por el físico de las grandes estrellas, por lo que inventó el calibrador de belleza: un aparato capaz de encontrar imperfecciones faciales mediante mediciones y de corregirlas con ayuda de maquillaje.

    Vendaje de pies

    En los países asiáticos, las mujeres de pies pequeños se hicieron muy populares y deseadas por la mayoría de hombres, especialmente en las clases altas. Tanto fue así que comenzaron a vendar sus pies desde pequeñas para que no crecieran más. Lo que no sabían era que los pies seguían creciendo hasta deformarse por completo.

    Corsé

    El corsé siempre ha sido utilizado para estilizar la cintura y lucir más los vestidos, pero todo cambia si decimos que se trataban de estructuras de acero que se colocaban a las niñas desde muy pequeñas para “corregir” su figura. Por supuesto, las pequeñas sufrían grandes dolores y problemas de espalda durante toda su vida.

    Dieta de las lombrices solitarias

    Fue en torno al año 1900 cuando comenzó a ponerse de moda una de las dietas más raras de la historia: consumir huevos de lombrices solitarias para que, una vez eclosionaran, absorbieran la comida que comían y consiguieran adelgazar. Este “remedio casero” no sólo era malo para la salud por lo obvio, sino que también producía vómitos, diarrea y problemas de estómago y mentales a largo plazo.

    Padaung

    Aunque parezca que estas prácticas se realizaban únicamente en la antigüedad, hay otras que han llegado hasta nuestros días. Es el caso del cuello de jirafa, una costumbre de la tribu Kayan (Tailandia) que las obliga a incluir anillos para alargar su cuello, con todo lo que ello conlleva.