Uñas sombreadas: Cómo lograr el efecto difuminado en las uñas

Una de las tendencias en nail art más chulas son las uñas sombreadas o uñas ombré. Se pueden realizar con diferentes técnicas muy fáciles. ¡No te lo pierdas!

por , il

    Las uñas sombreadas llevan varias temporadas triunfando en el campo del nail art. Se trata de unas uñas con un efecto difuminado y degradé. Aunque parezca un nail art difícil de conseguir, la realidad es que solo se necesita un poco de práctica y los materiales adecuados. El resultado es espectacular y muy original. Existen varias técnicas (bastante caseras) para conseguir unas uñas sombreadas. A continuación es contamos cómo conseguir este efecto tendencias.

    Con sombra de ojos

    En primer lugar aplica una base en tus uñas, a continuación añade el esmalte que hayas elegido. Después tan solo debes espolvorear los pigmentos (polvos) de una sombra de ojos (reutiliza una sombra de ojos rota o que ya no utilices) por encima de las cutículas. El esmalte de uñas no debe estar totalmente seco, así los polvos se adhieren mejor. Sopla un poco sobre las uñas y remata con un top coat.

    Con una esponja

    Las uñas sombreadas se pueden realizar también con una esponja. Necesitas cortar el trozo de una esponja, debe ser un trocito un poco más grande que el tamaño de tus uñas. A continuación, aplica un esmalte de uñas en color rojo. Añade esmalte negro en la parte inferior de la esponja y en la parte superior el mismo esmalte rojo. Pasa la esponja sobre cada uña haciendo un poco de presión. Con este paso consigues crear el efecto ombré. Por último, aplica un top coat mate.

    Con una brocha de ojos

    Sino tienes mucha experiencia en el mundo del nail art, este truco es perfecto para conseguir unas uñas sombreadas. Debes elegir dos esmaltes de las misma gama de colores, por ejemplo un azul klein y un azul cielo. Aplica el esmalte claro sobre cada uña y a continuación, en una brocha para los ojos (de las clásicas) añade un poco de esmalte más oscuro. Antes de que se seque el esmalte de las uñas, pasa la brocha de los ojos (con el esmalte más oscuro) sobre la parte superior de las uñas, ¡y listo!

    Con una esponja de maquillaje

    Esta técnica se parece mucho a la segunda. Añade el esmalte que hayas elegido por todas tus uñas, debe ser un color que deje resaltar a los otros que vas utilizar (un blanco, por ejemplo) En un trozo de una esponja de maquillaje añade dos rayas con diferentes esmaltes que conjunten entre sí (por ejemplo, un fucsia y un rosa pastel) y presiona, con la esponja, sobre la parte superior de las uñas. Deja secar y añade un top coat.

    Con glitter

    El primer paso es aplicar un esmalte sobre todas las uñas y a continuación, con purpurina o glitter en polvo, espolvorear la parte superior de la uña. Aplica con un pincel para que se adhiera mejor el producto. A continuación, añade un top coat con brillo. Tanto el esmalte como la purpurina deben resaltar sobre las uñas. Opta por un color tendencia, por ejemplo: un gris y purpurina plateada, o un rojo vino y glitter dorado.