Usos de la cáscara de plátano como hidratante natural

¡No tires las cáscaras de plátano! Te contamos cómo puedes utilizar las cáscaras de plátano como hidratante natural para tu cuerpo y tu cabello.

por , il

    Usos de la cáscara de plátano como hidratante natural

    Los plátanos tienen grandes propiedades que benefician nuestro organismo. Pero, ¿qué hay de la cáscara de plátano? Siempre que consumimos este alimento la desechamos sin pararnos a pensar en si realmente puede sernos útil, al igual que ocurre con otras muchas cáscaras de frutas. Y sí: realmente lo es, y mucho. Te contamos los usos de la cáscara de plátano como hidratante natural.

    Usos de la cáscara de plátano como hidratante natural

    1. Hidratante para pieles secas. Los plátanos esconden en su interior una gran cantidad de aminoácidos y vitaminas nutritivas, tales como la A, B, C y E. Para aprovechar todos estos nutrientes te animamos a elaborar tú misma una mascarilla facial hidratante. Para ello, machaca la cáscara de un plátano, lava tu cara muy bien y aplícala sobre el rostro. Una vez se haya secado, lo cual llevará unos 10 minutos, retírala y enjuaga tu piel con agua templada.
    2. Hidratante anti acné. Las pieles grasas tienen el gran problema de contar con un exceso de sebo que provoca el acné, aunque esto no asegura que nuestra piel esté correctamente hidratada. Si quieres matar dos pájaros de un tiro, frota por tu rostro la parte interna de la cáscara de un plátano y ve a dormir sin enjuagar la cara. Al día siguiente podrás eliminar los restos y comprobar que tu piel está mucho más suave, limpia y con los granitos más secos.
    3. Hidratante anti arrugas. El plátano cuenta con nutrientes y vitaminas muy utilizadas en productos cosméticos para combatir las arrugas y el envejecimiento prematuro. Así que, ¿por qué no utilizarlos directamente y de forma natural? Corta la cáscara de plátano en tiras y colócalas sobre tu rostro. Descansa así durante unos 15 minutos, retíralas y enjuaga el rostro. ¡Será una gran protección!
    4. Hidratante de pies. Si tus talones están secos y quieres dotarlos de suavidad, frota la parte interior de la cáscara de plátano por tus pies, déjalos reposar durante 5 minutos y enjuágalos. Repitiendo esta sencilla acción a diario conseguirás obtener unos pies de anuncio en apenas unos días.
    5. Hidratante para el cabello. El abuso de los tintes y las planchas pueden maltratar mucho el cabello, por lo que va a ser necesario proporcionarle un cuidado especial. Machaca una cáscara de plátano y mézclala con tu champú o acondicionador habitual para dar a tu cabello un plus de suavidad. En caso de buscar una hidratación más profunda, machaca varias cáscaras y aplícalas sin mezclar por todo tu cabello. Cuando lo enjuagues, comprobarás que la mejoría es muy notoria. ¡Conseguirás un pelo 10!