Vinoterapia: Dale un capricho a tu piel

Vinoterapia: Dale un capricho a tu piel. Si notas que tu piel está más apagada de lo normal o que ya no tiene la misma elasticidad, no lo dudes y prueba las múltiples propiedades del vino.

  • Comenta
vinoterapia

Vinoterapia: Dale un capricho a tu piel. La vinoterapia es una de las técnicas de belleza que ya se utiliza en centros, balnearios y spas de todo el mundo, como tratamiento para cuidar y mejorar nuestra piel, gracias a sus múltiples propiedades. Según algunas leyendas Cleopatra se bañaba en leche de burra para blaquear su piel y mantenerla cuidada, pues desde 2006, muchas mujeres y hombres han optado por el vino, no sólo para beber, sino para cuidar su piel. Las propiedades de esta bebida son sorprendentes, contribuyendo a que nuestra piel mantenga su firmeza y juventud. No lo dudes y atrévete con uno de estos baños, notarás sus efectos.

La vinoterapia llegó a nuestro país hace aproximadamente 6 años, y cada vez más personas han acudido a este tratamiento para cuidar su piel. Actualmente podemos encontrarlo en la mayoría de centros de belleza, spas y balnearios, cuando podemos disfrutar de una de esas escapadas relajantes que tanto añoramos a lo largo del año.

Propiedades:

Este tratamiento está teniendo tanto éxito en todo el mundo, gracias a la gran cantidad de propiedades para la piel, haciéndola parecer más joven, gracias a que reduce las arrugas, evita la flaccidez aumentando su elasticidad, y aporta un aspecto más joven.

Además de los múltiples beneficios que aporta beber un vaso de vino al día, los antioxidantes que contiene, al actuar sobre la piel, neutralizan los radicales libres provenientes de los rayos solares, y evitan la aparición de arrugas, manchas, además de prevenir la flaccidez, responsable de las patas de gallo, la papada o la piel colgante de los brazos.

Los baños con vino, o con una mezcla de éste con aguas termales, aportan una mayor firmeza sobre todo en los músculos de los brazos y de los pechos, además de tonificar, hidratar y recuperar la piel.

Además de todo esto, los tratamientos con vino ayudan a liberar la tensión muscular y proporcionan una sensación muy relajante por todo el cuerpo.

Tipos de vinos:

Existen distintas variedades de vino que son las más utilizadas por sus propiedades:

  • Lambrusco: Gracias a la gran cantidad de minerales que contiene, ayuda a mantener y conservar la elasticidad de la piel.
  • Sauvignon: Habitualmente se usa para dar masajes, gracias a sus propiedades relajantes.
  • Chianti: También tiene una gran cantidad de propiedades calmantes y relajantes.
  • Cabernet o Merlot: Este vino se utiliza especialmente para eliminiar las imperfecciones y las células muertas de la piel, además de rejuvenecer nuestro aspecto.

Productos derivados:

Además del vino en sí, podemos disfrutar de multitud de productos derivados de la uva, como el jabón natural de vino, loción hidratante, gel de ducha, sales de baño, aceites de masaje, exfoliantes, entre otros.
Si preferimos hacerlo nosotras en casa, podemos hacer mascarillas utilizando la pulpa de la uva, que aportará vitalidad y juventud a nuestro cutis.

El aceite de pepitas es otro de los más famosos para masajear la piel, gracias a que ayuda a recuperar la grasa perdida por la edad, o después de haber pasado una temporada en la playa durante el verano.

No lo dudes y anímate a probar los efectos de esta rica bebida que nos cuida tanto por dentro, como por fuera.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

sábado 05/05/2012 escrito por Patricia González en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba