10 cosas que sólo la novia puede entender

Son muchos los factores que provocan el nerviosismo de una novia y que, por otro lado, solo ellas pueden comprender.

por , il

    Existen numerosas cosas que provocan estrés a la novia durante la organización de una boda. A continuación, repasamos algunos de esos detalles que solo las novias pueden entender. ¡Toma buena nota!

    1. Presiones familiares

    A pesar de que una boda sea cosa de dos es innegable que las injerencias y las presiones de los familiares del novio y la novia están presentes. La elección del lugar de la celebración, el menú o los trajes de la pareja son algunos de los temas, entre otros, sobre los que unos y otros opinan.

    2. El vestido de novia

    Todas las novia tienen en mente el que es su vestido de ensueño. Sin embargo, muchas de ellas no tienen la suerte de poder permitírselo. En este caso, las novias emplean mucho tiempo en recorrer numerosas tiendas hasta encontrar el vestido que más se aproxime a éste.

    3. Compartir sensaciones con amigos

    Compartir tus sensaciones con amigos que se hayan casado con anterioridad te permitirá relajarte y comprender que todos tus sentimientos son comunes a todas las parejas. No te sientas, por lo tanto, presionada por ello puesto que todo lo que sientes es normal.

    4. Los protagonistas del día

    Desde el momento en que decidís casaros tenéis que tener una idea presente: vosotros vais a ser los grandes protagonistas del día. Especialmente tú, pero también él se convertirá en el blanco de todas las miradas.

    5. El presupuesto

    Uno de los problemas más habituales de muchas novias es el económico. En este caso, tendrás que agudizar tu ingenio para hacer frente a los numerosos gastos de una boda como, por ejemplo, pruebas de maquillaje, zapatos de novia o las invitaciones de boda.

    6. Las lágrimas de la novia

    Para las mujeres su boda es uno de los días más emocionantes. En este sentido habrá muchas ocasiones en las que las lágrimas afloren. Tus amigos y familiares estarán ahí, por supuesto, para consolarte, confía en ellos..

    7. Los familiares

    Durante la organización de una boda queremos que todo salga a gusto de los invitados. Intentar controlar todos los detalles genera una elevada ansiedad entre los novios. Por lo tanto, intenta poner todo de tu parte sin ser una obsesiva del control.

    8. Las peleas con el novio

    La organización de una boda implica un elevado nivel de ansiedad y estrés. Esto provoca numerosas situaciones de enfado en las que discutimos con nuestra pareja. No obstante, tranquila, cuando pase el agobio de la boda todo se relajará y podréis disfrutar de vuestra luna de miel como merecéis, alejados de todos los nervios padecidos durante la organización de la boda.

    9. Los nervios

    La búsqueda del vestido de novia perfecto, la presión familiar, las peleas con el futuro marido, el dinero que se acaba… Todo ello y muchos otros factores provocan que nuestros índices de nerviosismo se disparen.

    10. ¿El novio perfecto?

    Los nervios típicos de la boda hacen plantearnos, en ocasiones, si nos vamos a casar con la persona adecuada. Basta con cerrar los ojos y pensar en todos los momentos buenos a su lado para centrarnos en la futura conveniencia y dejar de pensar en los preparativos de la boda de casarnos con nuestra pareja.