Navidad 2016

7 consejos para ligar en las bodas

7 consejos para ligar en las bodas

Si eres soltera y tienes una boda dentro de poco tiempo, prepárate, porque las bodas son el lugar ideal para encontrar relaciones, ya sean apasionadas y pasajeras, o románticas y con perspectivas a ser duraderas. Pero, ¿sabes cómo hacerlo? No te pierdas estos 7 consejos para ligar en una boda.

por en Bodas, Invitadas y madrinas, Vestidos de fiesta para invitadas
Última actualización:
    7 consejos para ligar en las bodas

    Las bodas son un espacio de sociabilidad ideal para conocer nuevas personas y ligar, ya que los solteros y solteras suelen ir a estos eventos abiertos a nuevas posibilidades románticas. Es el lugar ideal para conocer a aquel amigo del amigo del que te habían hablado, o simplemente dejar que la flecha de cupido te atrape. Ya sea que busques una noche de pasión o conocer a alguien con perspectivas a encontrar una relación duradera, las bodas son el lugar ideal.

    Además, generalmente, las personas solteras suelen ir predispuestas a ligar, coquetear, pasarlo bien y disfrutar del cortejo. Eso sí, lo primero que tienes que asegurarte es que a aquel (o aquella) a la que le eches el ojo esté solito y sin compromiso. Se discreta en ese aspecto porque una boda no es el momento para incitar una posible escena de celos. ¡Los novios nunca te lo perdonarían!

    Si vas a ir de invitada a esa boda que tanto estás esperando y quieres ir bien preparada, no te pierdas estos 7 consejos para ligar en las bodas:

    Es evidente que tu vestido, peinado y maquillaje dirán mucho de ti. Cada persona se viste de acuerdo a su personalidad, y aunque no lo creas, eso puede hacer que las personas que se te acerquen sean más o menos afines a tus gustos. A veces, en las bodas es difícil encontrar un vestido que no traicione quién eres, y acabamos usando uno con el que nos sentimos disfrazadas e incómodas. No te traiciones a ti misma y elige un look adecuado para el evento, pero con el que te sientas bien contigo misma.

    Mantén el contacto visual con la persona que te interesa. El juego de miradas es fundamental para crear tensión sexual y hacer que el otro se interese por ti. Si eres un poco tímida, prueba a apartar la mirada, deja que él se dé cuenta y si le interesas se acabará acercando a ti. Si eres más lanzada, mantén un poco más la mirada, aunque al principio sé disimulada y si ves que él entra en el juego prepárate para un intercambio de miradas muy sensual.

    Esa noche debes estar espléndida. La simpatía es fundamental para atraer a otra persona. Además, lo importante es que disfrutes de la boda, así que ese es tu primer objetivo.

    Diviértete todo lo que puedas y en el momento que consigas hacer contacto verbal con esa persona que te hace tilín, tendrás un estado de ánimo perfecto para ser ingeniosa y divertida. Si le haces reír, el hielo se romperá y todo será más fluido.

    Si sientes que está interesado en ti pero no se acerca, es el momento de actuar. La primera frase no es sencillo, y para muchas y muchos es un momento de mucha tensión. Por eso, busca una excusa original para acercarte a él, sin caer en piropos o tópicos ya muy vistos que en general a casi ninguna persona le gustan. Si eres tímida, acércate a preguntarle disimuladamente si sabe cómo salir fuera del salón. Si no te da corte ir al grano, usa una frase tipo ¡Qué pena no haberte visto antes! Le sorprenderás y se sentirá muy halagado.

    Sé creativa y no esperes a comenzar el coqueteo en el banquete o la fiesta. Las bodas tienen muchos momentos donde poder comenzar a entablar una conversación o un primer contacto visual. En la ceremonia, a la espera de entrar a la iglesia, en la recepción previa a la llegada de los novios, o incluso si eres dama de honor, puede que entre los padrinos del novio esté tu oportunidad.

    No intentes ser quien no eres, eso no resulta nunca. Sé tu misma, muestra quién eres a la otra persona e interésate por ella si de veras te interesa. La chispa tiene que fluir sola, no se puede forzar. Además, si te sientes cómoda harás que la otra persona también se sienta igual y la posibilidad de que os gustéis aumentará.

    Aunque suene un poco mal, no es nada malo acudir a esa amiga o ese amigo que tenéis en común para que os presente. O si eres muy amiga de la novia o del novio, puedes sugerirles que te pongan en una mesa con la menor cantidad de parejas posible. Así tendrás una parte del camino hecha, la otra la marcarás tú.

    También te puede interesar Vestidos de boda para invitadas con estampados y Vestido de boda para invitadas estilo griego

    930

    ESCRITO POR PUBLICADO EN BodasInvitadas y madrinasVestidos de fiesta para invitadas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares