Navidad 2016

7 consejos para no fallar en la prueba del vestido de novia

7 consejos para no fallar en la prueba del vestido de novia

La prueba del vestido de novia no se debe tomar a la ligera, pues conlleva un proceso que definirá lo bien que te sientas con tu look el gran día tan esperado.

por en Bodas, Vestidos De Novia
Última actualización:
    7 consejos para no fallar en la prueba del vestido de novia

    Cuando se habla de la prueba del vestido de novia tenemos que tener en cuenta que antes de esta última prueba, al menos habrás hecho dos más. Este es el éxito para que el vestido te quede como un guante y te sientas feliz el día de tu boda.

    Hay que tener en cuenta que es preferible elegir el vestido con al menos 6 u 8 meses de anticipación. Cuando eliges un vestido en una casa especializada, generalmente te pruebas una talla estándar y un vestido de prueba. Después, la casa lo encarga en función de tu altura y talla, lo que puede tardar varios meses si es un vestido complejo o si decides añadir algún adorno. Una vez que el vestido llega, tendrás alrededor de mes y medio para ajustar los detalles que se necesiten.

    No te pierdas estos 7 consejos para no fallar en la prueba de tu vestido de novia:

    Debe ser con al menos mes y medio de anticipación a la boda. En esta prueba verás si tu vestido ha llegado bien, si no tiene ninguna falla. Te deben medir para ver que te quede bien y ver si se necesita hacer algún arreglo en la espalda, mangas, cintura, escote, etc. No pases por alto esta prueba, pues es fundamental para que tu prueba final no sea una pesadilla, así que revísate bien en el espejo, cada detalle cuenta y no tengas miedo de preguntar y señalar cada duda que tengas.

    Este día deberás supervisar que todos los cambios que se acordaron en la primera prueba estén bien hechos. Y, sobre todo, que el vestido te quede bien. Lo importante aquí es que sientas tu vestido, que te muevas, camines, subas y bajes los brazos, y si lo crees necesario, ¡baila! Es importante que te sientas cómoda, por eso debes asegurarte. Si hay algo que no te convence, díselo al modista, que saben muy bien cómo arreglarlo.

    La última prueba se suele hacer 15 días antes de la boda.

    Si es necesario hacer cambios, serán mínimos. Es una prueba para asegurarte que todavía te sientes feliz en tu vestido y que todo está como quieres.

    Captura de pantalla 2016 08 29 a las 7.02.37 p.m. 48x48

    Si tienes una madre, tía, prima o amiga que sepa de costura o sea muy observadora, pídele que te acompañe a tus pruebas del vestido. Aunque te mires en seis espejos a la vez, ya sabes que cuatro ojos ven más que dos y cada detalle es importante. La parte trasera de tu vestido es tan importante como la delantera, pues tus invitados te verán de espaldas durante la ceremonia. Por eso es importante que alguien pueda ayudarte a identificar los pequeños detalles de tu vestido que a ti te serían difícil de ver.

    No hace falta que lleves el maquillaje de boda, pero es importante que te hagas una idea de cómo queda tu look completo. También trata de llevar el pelo peinado para que puedas hacerte una idea del look completo

    Ellas son las que te ayudarán a ponerte el vestido, así que debes llevarlas al menos una vez. Algunos vestidos de novia son más complicados de poner de lo que parecen y siempre es bueno que vayan contigo a alguna prueba para conocer los entresijos de tu vestido, cómo se abrochan los botones o cuántas capas tiene.

    En la última prueba del vestido lleva los zapatos y el velo. Necesitas cerciorarte de que el look que tienes en la cabeza verdaderamente queda bien y coordinado. No esperes a llevarte una mala sorpresa el día de tu boda.

    Tal vez te puede interesar Trucos de cosmética express antes de la boda y Mini velos: La nueva tendencia para novias

    846

    ESCRITO POR PUBLICADO EN BodasVestidos De Novia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares